Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Dirección de proyectos: el negocio de ser verde

Michelle LaBrosse, MSME, PMP, fundadora de Cheetah Learning y Cheetah Power, Erica Edmond, CAPM, Cheetah Green Team. Traducido por Rafael Díaz Real, PhD, PMP, Alpha Consultoría16/05/2011

16 de mayo de 2011

Ser verde no es solamente el tema de la canción de la rana Gustavo (la de los ‘Muppets’). Es ahora un tema para todos. Los consejos ‘verdes’ (o eco-consejos) están en la mente de todos, miremos donde miremos.

Así que, cuando pensamos en dirección de proyectos, ¿cómo podemos aplicar algo de ‘pensamiento verde’ a nuestros proyectos?
Aquí están nuestras 5 formas ganadoras para llevar algo de ingeniosidad verde a nuestro hacer diario en dirección de proyectos.

1. Enfoque a materiales verdes. ¿Está usando materiales que han sido reciclados o está reciclando los materiales que usa corrientemente? Independientemente del tipo de industria en la que trabaje, un poco de investigación al respecto puede suponer una gran diferencia, y eso empezando desde el borrador de su proyecto.

2. Embalajes verdes. Los materiales de embalaje para casi cualquier producto pueden producir mucho desperdicio. ¿Puede usted utilizar materiales reciclados para embalar, como por ejemplo periódicos viejos?.

3. Equipo verde. Hay cientos de maneras de hacer su oficina más ‘verde’. Algunas para empezar son:

  • Use tazas de cerámica en lugar de vasos desechables de papel o poliestireno
  • Si usted tiene una pequeña oficina o trabaja desde su casa, usted puede producir su propia energía.
  • Si no puede producir su propia energía busque un productor de energía limpia en su área.
  • Ponga cronómetros de corte o sensores de luz en su baño, salas de conferencias o espacios que no están ocupados la mayor parte del día.
  • Use tanta luz natural como sea posible en el diseño de su espacio de oficina.
  • Use focos ahorradores de energía.
  • Apague las computadoras, fotocopiadoras y otros equipos cuando no están siendo usados.
  • Compre equipo de oficina que las mejores calificaciones en eficiencia de uso de energía.
  • Use materiales ecológicos cuando construya una nueva oficina, como por ejemplo bambú en lugar de duela de madera.
  • Use plumas recargables en lugar de las desechables.
  • Compre productos ecológicos para su oficina —todo, desde papel de baño hasta papel de impresión reciclado—.
  • Promueva la mentalidad de’reusar’ y demuéstrelo con el ejemplo.
  • Promueva ‘piense si realmente lo necesita imprimir’.
  • Use productos de limpieza naturales o ecológicos.
  • Apoye y compre los productos de otros proveedores que sean ecológicos.
  • Apoye a los empleados de oficinas virtuales y/o apoye las rondas de coches en las zonas metropolitanas.
  • Si está usted localizado en una zona rural, ¿puede su empresa formar una reserva natural alrededor de dicha zona?
foto

4. Comprométase con lo verde. Cuando hace de lo verde algo más que una moda pasajera, demuestra a su equipo y a sus clientes que el asunto va en serio. No sólo sigue la moda sino que hace haciendo cambios que impactan el mundo a su alrededor.

5. Relaciones públicas de alma y corazón. Afrontémoslo, hay ya de por sí demasiadas noticias malas por todos lados. Sus clientes quieren escuchar acerca de las buenas cosas que está haciendo. Así que si tiene una iniciativa verde o un proyecto verde de alma y corazón, piense en ello. Las relaciones públicas con lo verde son sólo malas cuando no son sinceras.

Así que, cuando se trata de hacer más verde el planeta, ¿quién mejor para llevar a cabo el cambio que un director de proyectos? Quién mejor para hacer frente a un gran reto donde pequeños hitos pueden marcar diferencia. Así pues, ranita Gustavo, ser verde puede ser fácil. Sólo trae un director de proyecto a tu equipo para que lograrlo.

Sobre las autoras

Michelle LaBrosse es ingeniera y empresaria con conocimientos en ingeniería aeroespacial y mecánica. Empezó su carrera como oficial de la Fuerza Aérea en el rea de estructuras de aeronaves y vibraciones. Desde su proyecto de tesis en ingeniería mecánica, ha participado en un programa del Departamento de Energía para apoyar que viejas factorías se vuelvan autosuficientes energéticamente. Michelle ha estado creando cursos utilizando de aprendizaje acelerado durante los últimos 15 años. Es la fundadora de Cheetah Learning, una firma con más de 100 personas a nivel mundial que se especializa en combinar aprendizaje acelerado y dirección de proyectos para ayudar a la gente a lograr sus metas más rápido de lo que jamás se imaginaron.

El Project Management Institute reconoció a Michelle como una de las 25 mujeres más influyentes a nivel mundial en Dirección de Proyectos. Su empresa, Cheetah Learning, fue reconocida como Proveedor del Año 2008 por el PMI.

Michelle se graduó del programa Owner President Management de la Escuela de Negocios de Harvard. Es también miembro del consejo fundadora del Centro para el Aprendizaje Avanzado de Conceptos (CALCO). Ella conjunta toda esta experiencia para ayudarse y a otros a ser autosuficientes en el abastecimiento de energía.

Por su parte, Erica Edmond, CAPM, Cheetah Green Team, es, dentro de Cheetah, la proveedora de recursos verdes. Investiga y escribe en el boletín Cheetah Power newsletter y es asistente de investigación para un profesor de comunicación en la Universidad de Portland. En 2008, en su primer periodo de becaria, escribió el artículo principal sobre asuntos verdes mostrando a los empleados de Cheetah cómo lograr oficinas y hogares energéticamente más eficientes.

Nacida en Soldotna, Alaska, ha estudiado español en Costa Rica y participado en cursos de la Academia Naval en Annapolis, MD. Actualmente estudia su último año de Comunicación Organizacional en la Universidad de Portland.