Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Ofita, Cidemco-Tecnalia e Icavi Bikain presentan el primer sistema de mobiliario de oficina universal

Xenon Universal: la oficina sin exclusiones

Redacción Interempresas23/03/2010

23 de marzo de 2010

Ofita, empresa especializada en el diseño y gestión de espacios y fabricante de mobiliario de oficina, el centro tecnológico Cidemco-Tecnalia y la empresa Icavi Bikain han desarrollado el primer sistema de mobiliario de oficina universal, es decir, válido para todas las personas, incluidas aquellas con algún tipo de diversidad funcional. Xenon Universal, que así se llama el sistema, está pensado para que todas las personas con y sin diversidad funcional puedan compartir el espacio de trabajo.
foto
Faldón Móvil: para usuarios que desempeñan un trabajo de atención al público, se ha desarrollado un sistema de faldón móvil que facilita la ubicación de personas en sillas de ruedas tanto del lado del operario como del confidente. El faldón, mediante un tirador manual, se remete dentro del puesto 120 mm. De este modo, crea un espacio adicional.

El 65% de la población trabaja en el sector servicios. Pero no todas las personas disfrutan de los mismos derechos: muchas de ellas son discriminadas sistemáticamente por su sexo, lengua, edad o condición física, psíquica, mental o sensorial, simplemente por un diseño de nuestro entorno que no es respetuoso con la diversidad humana.

Xenon se gestó cuando Ofita, Cidemco-Tecnalia e Icavi Bikain lideraron un proyecto financiado por el Gobierno Vasco para diseñar y presentar en el mercado una serie de mobiliario de oficina que cumpla criterios de diseño universal. En el desarrollo del proyecto se han involucrado también a los propios colectivos de personas con discapacidad, así como a los compradores de mobiliario, con el objetivo de que en los concursos de compra de mobiliario se exija que el producto sea accesible.

La utilización de metodologías de diseño universal es en sí mismo un potente elemento innovador. Hay que tener en cuenta que no se han diseñado productos para personas con diversidad funcional, sino que se han utilizado las limitaciones funcionales como ‘variables’ que suponen retos de diseño que, al ser superados, dan lugar a productos innovadores. “No se ha de olvidar que si para un determinado cliente con diversidad funcional el uso de un buen producto representa una posibilidad, para uno sin esa diversidad representa un incremento de la usabilidad, el confort y la seguridad”, explica Camilo Agromayor, director general de Ofita.

Agromayor destaca especialmente el objetivo social del proyecto: “Promover la instalación en nuestras oficinas de mobiliario accesible que pueda ser utilizado por todas las personas (con y sin diversidad funcional) con total satisfacción”, afirma.

En estos momentos no existe en este mercado ningún producto que cumpla con estas características. “En nuestro proyecto hemos abordado todo tipo de diversidades funcionales y hemos abordado la globalidad de los entornos de trabajo en oficinas”.

foto
Escotadura para el mando de la silla de ruedas eléctrica: permite una mayor libertad de movimiento y una mejor manipulación del propio mando.

Aspectos innovadores del proyecto

Accesibilidad del entorno de trabajo. Uno de los aspectos innovadores del proyecto es el análisis del entorno de trabajo en su conjunto. A diferencia de algunas aproximaciones anteriores, no se ha optimizado un elemento (por ejemplo una mesa) para su empleo por personas con discapacidad (diversidad funcional), sino que se ha analizado el entorno en su conjunto. De la problemática identificada en el entorno de trabajo, se han tomado medidas sobre los diferentes elementos que componen el mobiliario: sillas, mesas, armarios, archivadores, etc.

Sin restricciones previas con respecto a las diversidades funcionales. Otro de los aspectos novedosos del proyecto es que, como se ha indicado, no limita desde su inicio su aplicación a un determinado tipo de diversidad funcional. Tradicionalmente esto es lo que ha ocurrido, existe información con respecto a puestos de trabajo para sillas de ruedas, pero no documentación que aborde la problemática de otro tipo de discapacidad. El programa de mobiliario diseñado en este proyecto (Xenon Universal) aborda las discapacidades relacionadas con la motricidad, manipulación, etc. Pero además, el planteamiento del proyecto es mucho más ambicioso y persigue abordar otro tipo de diversidades funcionales como aquellas que tienen una estrecha relación con la carga cognitiva (limitaciones intelectuales) o la carga sensorial (limitaciones visuales y/o auditivas) para el uso o manejo de los productos.

foto
Patas H espacio entre montantes: la mesa cumple las exigencias del espacio libre entre montantes, 1.800 mm de largo por 800 de profundidad. De esta manera, facilita los movimientos en personas con silla de ruedas. Asimismo, las dos áreas diseñadas en colores contrastados están pensadas para usuarios con deficiencia visual parcial. Este contraste servirá como referencia para su ubicación en el puesto de trabajo. Cuando se trata de personas con deficiencia visual total, se colocará en el área de trabajo un sistema similar al ‘braille’ que le indicará cuál es el centro del puesto operativo.También se eliminan los vértices de los tableros por unos postizos en material blando de poliuretano que evitan las zonas agresivas y posibles accidentes.

Convergencia entorno - mobiliario - tecnología. Es posible incorporar soluciones avanzadas (informática, telemática, domótica...), además de las soluciones mecánicas tradicionales.

Participación de los colectivos de personas con diversidad funcional en el desarrollo. Los colectivos de personas con diversidad funcional han tenido una participación activa en el proyecto, principalmente en las fases de recogida de los requerimientos de usuario y evaluación final del nuevo programa de mobiliario.

foto
Mesa regulable en altura, simplemente accionando un sencillo mando.

‘Oficinas Universales – Guía para el desarrollo de mobiliario para entornos de trabajo accesibles en oficinas’

Ofita, Cidemco- Tecnalia y Icavi Bikain presentaron en la sede del Ceapat (Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas, dependiente del Imserso, Ministerio de Sanidad y Política Social) la guía ‘Oficinas Universales - Guía para el desarrollo de mobiliario para entornos de trabajo accesibles en oficinas’. Participaron en su presentación Cristina Rodríguez-Porrero, directora del Ceapat; Idurre Fernández, de Cidemco-Tecnalia; Sonia Espín, de Icavi Bikain; y Camilo Agromayor, director general de Ofita. Según explicó el director general de Ofita, Camilo Agromayor, “existe múltiple literatura acerca del análisis de las tareas implicadas en el desarrollo de un puesto de trabajo y de las capacidades de un determinado trabajador, con objeto de establecer las adaptaciones necesarias para cada caso concreto. Sin embargo, es escasa la bibliografía disponible que aborde el tema de las soluciones universales que sirvan para todo tipo de personas, incluidas aquellas con diversidad funcionales”.

Este sencillo documento pretende servir de guía para definir los requisitos mínimos, tanto generales como particulares, que deben tenerse en cuenta a la hora de diseñar entornos de trabajo y mobiliario válido para el mayor número de personas, con o sin diversidad funcional.

“Esta guía nace sin ningún ánimo de lucro, y exclusivamente con la voluntad de sensibilizar, promover, y difundir el diseño para todos (o universal) tanto en empresas privadas como en entidades públicas”, señaló Camilo Agromayor. La idea de esta edición surgió en el transcurso del Proyecto Bilara, en el que se embarcaron Ofita, Icavi Bikain y Cidemco-Tecnalia. Con el título ‘Desarrollo de una nueva serie de mobiliario para entornos de trabajo accesibles en oficinas’, este innovador proyecto, pionero en el ámbito nacional, tenía como objetivo industrial la puesta en el mercado por parte de Ofita de un programa de mobiliario (Xenon Universal) diseñado bajo los parámetros de diseño universal, para que todas las personas con y sin diversidad funcional puedan compartir el espacio de trabajo.

foto