Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Kepler Ingeniería y Ecogestión, S.L. (Conterol) - Contenedores para recogida selectiva

Conterol

Contenedores de 2 ruedas: disponibles con capacidades de: 80, 120, 240 y 360 l

Foto de Contenedores de 2 ruedas
Los contenedores rodantes están fabricados con polietileno de alta densidad mediante inyección en molde con un exclusivo y operativo diseño. La alta calidad del material y los avanzados procesos de fabricación les confieren una elevada resistencia, no sólo a la descomposición de los residuos almacenados en su interior, sino también a una gran variedad de productos químicos. Durante el proceso de fabricación se utilizan aditivos libres de Cadmio y completamente ecológicos.

Pueden ser utilizados tanto en zonas interiores como en zonas exteriores. Su composición química está compensada para soportar de manera excelente los rayos ultravioletas disminuyendo así el envejecimiento prematuro del producto.

Igualmente soporta condiciones climatológicas extremas de frío y de calor. Los componentes metálicos del contenedor son resistentes a la corrosión.

Los contenedores rodantes están diseñados especialmente para la recogida selectiva de residuos. Estos contenedores están fabricados según las normas: EN 840, Directiva 2000/14/CE (Emisiones Sonoras en el Entorno) y RAL GZ 951/1 (alojamiento para chip). Las ruedas disponen de un sistema de banda de rodadura de goma de caucho, lo cual disminuye el ruido producido por el tránsito de los contenedores.

Los contenedores incorporan una guía de doble ángulo para ser vaciados por cualquier sistema de elevación mediante peine según la normativa DIN, esta característica les confiere una extrema seguridad en este tipo de actividades.

Son especialmente fáciles de manejar y muy estables debido a que disponen de un asa continúa en la cubeta del contenedor y a la posición externa de sus ruedas. El diseño de la tapa basculante evita que entre agua en el interior del contenedor durante su apertura.

Están diseñados con unos nervios externos que evitan que los contenedores se queden atascados cuando son apilados.

Son muy fáciles de limpiar debido a que las superficies son completamente lisas y las esquinas están redondeadas. El alojamiento abierto por la disposición de sus ruedas evita la acumulación de residuos y con ello el mal funcionamiento durante el transporte del contenedor.

Los modelos estándares se clasifican en función de la capacidad: 80, 120, 240 y 360 l.

Los colores estándar son: gris, verde, marrón, azul y amarillo. Otros colores disponibles a consultar.