Convivir cada día más y mejor con el reciclaje

El resucitar de la materia orgánica desechada

Laura Sopeña21/02/2012

21 de febrero de 2012

Los restos de comida y de los jardines que depositamos en el contenedor marrón son transportados a las plantas de compostaje para que su descomposición siga su curso. En las instalaciones especializadas se estabiliza la materia orgánica y se obtiene compuesto, fertilizante para plantas de jardín, huertos y campos. Pero, ¿conocemos las diferentes fases de la planta de compostaje? A continuación, conocemos el proceso que se lleva a cabo en la planta de compostaje de l’Urgellet (Lleida).

La localidad de Benavarre (Lleida), bajo el control de la Mancomunidad d’Escrombraries de l’Urgellet, acoge desde el 2000, la recogida de materia orgánica de la comarca del Alt Urgell (Lleida) y La Cerdanya (Alta Cerdanya). Según informa Jordi Vilaró i Aresté, gerente de la Mancomunidad “cada año, des de la creación de la planta de compostaje, la cantidad de materia orgánica recogida ha ido en aumento, hasta sobrepasar las 1.800 Tn en 2011”. Cada día, la planta de compostaje recibe un camión lleno de materia orgánica, recogida en los diferentes contenedores marrones de las localidades cercanas a La Seu d’Urgell. Una vez depositada en las instalaciones, empieza el proceso en la planta de compostaje.

foto
Vista general de la planta de compostaje.

Recepción, preparación previa y mezcla

Los restos vegetales son triturados previamente antes de mezclarlos con pequeñas ramas de árboles mediante una volteadora, que hace girar sus palas para un mayor mezclado. Dicha maquina también sirve para abrir las bolsas donde depositamos la materia orgánica, garantizando así que el oxigeno, promovido por las ramas de los árboles, sea accesible a todos los residuos para una mejor descomposición provocada por los millones de microorganismos existentes. Después se forman unas hileras con los residuos de un metro de altura y 50 metros de longitud.

foto
Hileras de materia orgánica.

Descomposición

La duración de esta fase es de 2 a 3 semanas y en ella es necesario una pasada diaria de la voltadora para garantizar el oxigeno suficiente para que los microorganismos de la materia orgánica lo vayan consumiendo. Durante la realización de este proceso, las temperaturas pueden llegar entre 50 – 70 grados, debido al trabajo que realizan los microorganismos. Al final de este proceso es posible separa el residuo fino, que tiene la mayor parte de fracción orgánica y, el más gruesos, formados por plásticos, latas y otros residuos, inadecuados para la creación del compuesto.

foto
Los microorganismos llegan a generar temperaturas de entre 50-70 grados.

Maduración

La materia orgánica empieza a estabilizarse y acaba de madurar hasta que se obtiene un compuesto de calidad. Las temperaturas y la necesidad de oxigeno son mucho más bajas. Esta fase dura entre 10-14 semanas y, en este caso, la volteadora pasa una vez por semana. En esta fase también es aconsejable regar los residuos para garantizar la vida de los microorganismos. Las pilas de materia orgánica se pasan por un colador de agujeros de 10 mm, que filtra el compuesto del recirculado, los restos orgánicos que no se han descompuesto al mismo ritmo y son depositados a la primera fase para volver a empezar todo el proceso.

foto
Compuesto listo para su uso.
foto
Desecho inapropiado para la creación del compuesto.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS