Inquietud por la conservación del medio ambiente

Sant Llorenç Savall apuesta por las calderas de biomasa de KWB

Redacción Interempresas06/02/2012

6 de febrero de 2012

Cada vez más, ayuntamientos de toda España apuestan por la recuperación de los bosques de sus demarcaciones y el de Sant Llorenç Savall, situado en la comarca del Vallès Occidental (Barcelona), es uno de ellos. Entre los objetivos de dicha recuperación destaca el beneficio económico, gracias a la creación de nuevos puestos de trabajo, el ahorro en compra de combustibles externos y del posible desarrollo de una nueva línea de negocio con la venta del excedente generado; sin olvidar el beneficio medioambiental en lo que respecta a la limpieza de los bosques y a la prevención de los incendios forestales.

El Ayuntamiento de Sant Llorenç Savall inició en 2009 el 'Pla Estratègic d’aprofitament de biomassa forestal per a usos energètics al municipi de Sant Llorenç Savall' (Plan Estratégico de aprovechamiento de biomasa forestal para usos energéticos en el municipio), elaborado por ECO9 - Serveis i solucions mediambientals, un estudio sobre la viabilidad en la recuperación de los bosques de la zona, que incluye parte de los territorios de municipios vecinos, a fin de buscar la máxima rentabilidad del proyecto. El área de estudio ocupa unas 12.000 ha y de éstas el 43% son perfectamente accesibles para el aprovechamiento de la biomasa, sin necesidad de costes extra para construir vías de acceso. De este estudio se refleja que la cuarta parte de estas zonas de fácil acceso pertenecen a Sant Llorenç Savall con lo que el municipio dispone de unas posibilidades de auto aprovisionamiento, teniendo la capacidad de producir unas 1.200 toneladas de biomasa anuales.

La inquietud por la conservación del medio ambiente fue uno de los motivos por los cuales el municipio de Sant Llorenç Savall se planteó la posibilidad de utilizar biomasa forestal para uso energético térmico, pero también la situación geográfica del territorio y la proximidad de la fuente de suministro de materia prima. Esto sin olvidar la contribución a reducir el riesgo de incendios forestales y el importante impacto que un proyecto así puede tener a nivel socioeconómico, fomentando el uso de energías alternativas de futuro, creando puestos de trabajo locales, etc.

foto
  Las instalaciones del pabellón municipal y del Marquet de L’Era recibieron una subvención del 50% del total de la inversión del ICAEN (Institut Català de l’Energia).

El estudio

En el estudio realizado se evaluaron seis instalaciones municipales como las más adecuadas para acogerse a un sistema de calefacción por biomasa, ya fuera por la antigüedad de sus instalaciones, por el alto consumo, por disponer de equipamientos idóneos o del espacio adecuado para el silo de la biomasa, o por tratarse de un edificio de nueva construcción. Estos edificios son el CEIP Josep Gras, el proyecto de nueva construcción de una guardería, el actual edificio del ayuntamiento, el edificio en remodelación del Marquet de l’Era (futura ubicación del ayuntamiento), el centro para la tercera edad y la casa de cultura.

De estas instalaciones, las que estaban funcionando lo hacían con gasoil como fuente de energía térmica. Es por ello que, en el momento de analizar el ahorro económico, es el gasoil el combustible utilizado como referencia. El precio del gasoil era entonces (en 2009, durante la elaboración del estudio) de 73,73 /MWh, mientras que el precio del pellet era de 47,92 /MWh y la biomasa de la zona de estudio de 28,19 /MWh.

Finalmente, se seleccionaron dos de los edificios para realizar las instalaciones de biomasa: la guardería El Patinet, que es de nueva construcción, y el edificio del Marquet de l’Era¸ que eran los que ofrecían mayores facilidades de espacio y acceso al mismo para la ubicación de la sala de calderas y el silo.

foto
Desde que se puso en marcha la primera caldera KWB en el pabellón de deportes en noviembre de 2009 y, posteriormente, la segunda en la guardería en febrero de 2011, el ayuntamiento se ha ahorrado aproximadamente 7.000€ y se ha evitado la emisión de unos 43.900 kg de CO2.

El fabricante austríaco KWB

En el momento de escoger una caldera de biomasa para la primera instalación realizada en el Polideportivo Municipal, el Ayuntamiento de Sant Llorenç Savall optó por el fabricante austríaco KWB, distribuido en España por la empresa madrileña HC Ingeniería, conocida como un referente en España en el sector de la biomasa. El buen rendimiento ofrecido por la caldera de biomasa de KWB y el alto grado de satisfacción experimentado por el Ayuntamiento motivaron que éste decidiera seguir apostando por KWB para las dos nuevas instalaciones. En estos momentos, tres edificios municipales cuentan con una caldera de biomasa del fabricante austríaco.

El Polideportivo Municipal de Sant Llorenç Savall dispone de una caldera de biomasa KWB modelo Easyfire USP GL 30 de 30 kW con alimentación neumática a silo de lona de 5 toneladas, situado a 20 metros. Cuenta con un control para dos circuitos de calefacción. La instalación fue realizada por Energrup, la puesta en marcha fue a cargo de HC Ingeniería el 27 de noviembre de 2009 y el combustible utilizado por esta caldera es pellet.

Para el edificio de nueva construcción de la guardería El Patinet se optó por una caldera de biomasa KWB modelo Multifire USV GS de 50 kW que funciona con un sistema de alimentación por aspiración, desde silo de lona de 5 toneladas, que está situado en el interior del silo de obra de la instalación. Este silo se construyó para ser utilizado en el momento de disponer de la biomasa forestal de la zona.

En la instalación del Marquet de L'Era se ha instalado una caldera de biomasa KWB modelo Multifire USV ZI 60 de 60 kW con alimentación desde silo de obra. Dicho silo tiene capacidad, dependiendo del combustible utilizado, para 16 toneladas de pellet y unas 6,5 de astillas.

La guardería El Patinet cuenta con la calificación 'A' del registro de certificados de eficiencia energética de edificios de Cataluña que otorga el ICAEN y con el distintivo GreenBuilding, que otorga la Comisión Europea y que complementa la Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2002 relativo a la eficiencia energética, con el objetivo de fomentar el ahorro energético de forma voluntaria. Cabe añadir que el Ayuntamiento de Sant Llorenç Savall fue el primer ayuntamiento de Cataluña y el primero de España en recibir el distintivo GreenBuilding para un edificio público.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS