El tranvía de hidrógeno entrará en circulación en 2012

El Fabiolo, a punto de empezar su segunda andadura

Mónica Rodríguez, del Departamento de Relaciones con los Medios23/01/2012

23 de enero de 2012

Se le ha bautizado como 'H2-Serie 3400' y fue presentado en la Estación de Pravia el pasado 23 de septiembre, después de dos años de trabajo. Se trata de un proyecto de I+D+i único en Europa que permite la circulación de un vehículo ferroviario propulsado por pilas de hidrógeno, al que Feve ha destinado un millón de euros en innovación y fomento de las energías renovables. Ahora ya está listo y el año próximo estará circulando: el futuro ya está aquí.

El Tranvía de Hidrógeno H2-Serie 3400 es un prototipo de material móvil ferroviario construido en Asturias, que funciona propulsado mediante pilas de combustible de hidrógeno. Se trata de un proyecto pionero y único en Europa en el que Feve (Ferrocarriles de Vía Estrecha) ha trabajado durante casi dos años en sus talleres de Pravia (Asturias) con la intención de afianzar su apuesta por la investigación y el desarrollo en el terreno de las tecnologías sostenibles, cuyo uso permite la limitación de emisiones contaminantes y fomenta el ahorro energético, tal como marcan las directrices de la Unión Europea y refleja el Plan Estratégico de Feve. Se calcula que este alternativo vehículo ferroviario con tracción mediante pilas de hidrógeno circule transportando viajeros este año 2012, en aquellos tramos que por sus características sean idóneos para la circulación, principalmente en Asturias.

foto
El tranvía funciona propulsado mediante pilas de combustible de hidrógeno. Foto: Xurde Margaride.

La presentación

El Tranvía de Hidrógeno realizó su primer recorrido por el tramo de vías que discurre entre los talleres de Feve en Pravia y la estación de esta localidad, donde los invitados al acto de presentación esperaron la entrada del convoy tras su primer desplazamiento por el trazado métrico de Feve. Durante el recibimiento al tren, estuvieron acompañando a Ángel Villalba, presidente de Feve, los representantes de las empresas que han participado en el proyecto. Tras una explicación de Ángel Buitrago, gerente de Desarrollo Estratégico de Feve, acerca del funcionamiento del vehículo, cuyas fases de trabajo se mostraron en unos paneles informativos, el Tranvía hizo su aparición en la playa de vías de la estación de Pravia, dejando así patente el éxito de la fase de pruebas de este prototipo tecnológico. El presidente de la compañía aseguró ante los numerosos medios de comunicación convocados que “empezará a circular en 2012 por ciudades con trazado de red tranviaria, donde la velocidad que alcanza este vehículo, de unos 20 kilómetros por hora, compite en trayectos urbanos con cualquier otro vehículo ferroviario”.

El Tranvía de Hidrógeno H2-Serie 3400 es conocido popularmente como “Fabiolo” debido al nombre de la reina de Bélgica, país donde se construyó la serie 3400

El convoy

El Tranvía H2-Serie 3400 tiene capacidad para transportar a unos 20 o 30 viajeros a una velocidad de 15-20 km/h. Sus principales componentes son 4 motores, 2 pilas de combustible de 12 kW cada una, baterías de ion-litio, supercondensadores y un ‘rack’ de 12 botellas de hidrógeno. Su funcionamiento se basa en la pila de combustible de hidrógeno, que es el elemento que aporta toda la energía al sistema. Su potencia de trabajo es constante o con transiciones lentas, y son las baterías y los supercondensadores los encargados de aportar la potencia cuando se requiera más de la que puede aportar la pila de combustible (principalmente durante las aceleraciones). Además, los supercondensadores proporcionan y almacenan la potencia y energía producida en las aceleraciones y frenadas de los vehículos. El Tranvía de Hidrógeno H2-Serie 3400, como se ha denominado a esta unidad experimental que consta de un solo coche, es conocido popularmente como 'Fabiolo' debido al nombre de la reina de Bélgica, país donde se construyó la serie 3400.

foto
El acondicionamiento para las 12 botellas de hidrógeno. Foto: Xurde Margaride.
foto
Interior del tranvía. Foto: Xurde Margaride.

La financiación

Su construcción ha supuesto una inversión de un millón de euros destinados a la transformación de un coche de la serie 3400 en un prototipo ferroviario impulsado con hidrógeno que pone de relevancia una tecnología que sin duda será observada por otras empresas del sector ferroviario, si bien, como apuntó Villalba, “hay aspectos que aún necesitan ser mejorados, como un aumento de la autonomía, en la actualidad de unos 100 kilómetros, y la comodidad de los pasajeros”. La iniciativa que Feve ha abordado durante estos dos años persigue experimentar con alternativas limpias y baratas a las tradicionales tracciones eléctrica y diesel, y para ello se ha profundizado en el diseño del tipo de transporte ferroviario denominado “sistema tranviario de reducidas dimensiones” y se han tratado aspectos como la dinámica del vehículo, la optimización de los consumos y rendimientos del sistema, los posibles trayectos y su orografía, los sistemas de frenado generador de energía, las necesidades energéticas de tracción y accionamiento de auxiliares, etc.

En la financiación del proyecto ha colaborado la Consejería de Educación y Ciencia del Principado de Asturias con una subvención asignada a Feve mediante una convocatoria destinada a la ejecución de proyectos de I+D+i durante el periodo 2008-2010. En la parte técnica, FenitRaíl se ha ocupado de la modificación de la unidad 3400 y de su adaptación a los nuevos sistemas instalados, mientras que CIDAUT, centro tecnológico privado experto en tecnologías, ha diseñado el sistema de potencia del Tranvía y su parte conceptual. En la investigación también ha participado el CSIC a través del INCAR (Instituto del Carbón).

foto
Puesto de mando del tranvía. Foto: Xurde Margaride.
foto
Su construcción ha supuesto una inversión de un millón de euros. Foto: Xurde Margaride.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS