Posicionamos su web SEO / SEM

Compograss césped anti-estático, la solución para evitar descargas eléctricas

12/12/2011

12 de diciembre de 2011

En ocasiones, los céspedes artificiales pueden provocar desagradables descargas eléctricas cuando los deportistas o niños entran en contacto o tocan los postes de porterías u otro equipamiento deportivo. La mayoría de las soluciones actuales para evitar descargas electroestáticas sobre las superficies deportivas o en parques infantiles son soluciones temporales o requieren el uso de agua y el consecuente gasto de este recurso natural. Composan ha desarrollado una solución duradera que funciona durante toda la vida útil del producto, basada en la implantación de fibras 100% antiestáticas de césped artificial.

Composan, consciente de esta necesidad de césped duradero, ha querido ampliar su gama de césped artificial con el Compograss anti-estático. Este césped presenta un efecto positivo en el rendimiento de la fibra y en el rendimiento del césped artificial y está especialmente indicado para climas cálidos y secos.

Otras ventajas destacadas del césped Compograss anti-estático es que su relleno no se adhiere a la ropa de los usuarios, disipa la energía electroestática 10 veces más rápido que las fibras estándar y el relleno no se adhiere a la fibra, al mantenerse abajo.

Con respecto a sus características técnicas, las fibras utilizadas tienen una estructura de fibrilado recto, 100% de polietileno, antiestáticas, de gran resistencia a los rayos UV y gran durabilidad. La altura total de la moqueta de césped sintético es de 12 mm. La instalación final se compone de aglomerado asfáltico u hormigón drenante (poroso) o impermeable (con su correspondiente pendiente de evacuación de aguas). La unión entre rollos se produce mediante adhesivo bicomponente/monocomponete de poliuretano y banda de unión.

foto
Compograss césped anti-estático.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS