Un pequeño municipio de la provincia de Barcelona se convierte en el primer ‘pueblo digital’ catalán

Callús, pueblo pionero en la fibra óptica en los hogares

David Andreu, Anxanet 04/11/2011

4 de noviembre de 2011

El impulso que desde hace tiempo Callús (Barcelona) ha dado a las tecnologías de la información y las telecomunicaciones ha llegado a un hito muy importante: la llegada de la fibra óptica a los hogares. Este hecho es altamente significativo, especialmente teniendo en cuenta el tamaño y la ubicación del municipio, ya que por el tamaño no tiene suficientes usuarios potenciales que lo hagan atractivo para los grandes operadores, y, por ubicación, se sitúa fuera del alcance de las grandes líneas de telecomunicaciones.

Ante estos factores adversos, han confluido una serie de ‘energías positivas’ que han conseguido revertir las dificultades y que finalmente han permitido hacer realidad un proyecto que toda Cataluña ha tomado como referente de implantación de servicios avanzados de telecomunicaciones. El primero de estos factores ha sido el impulso de todo un pueblo en la misma dirección, desde la dirección política del Ayuntamiento de Callús y sus técnicos municipales, hasta una ciudadanía muy militante del proyecto del pueblo digital. Sin duda, este factor se encuentra en la raíz que ha permitido catalizar las dificultades y necesidades que un proyecto como éste necesitaba articular.

foto
Vista de Callús, municipio de la comarca del Bages (Barcelona). Foto: Joan.

El proyecto de Xarxa Oberta de Catalunya ha sido el segundo factor importante. El hecho que el CTTI de la Generalitat de Catalunya impulsara la llegada de las líneas trocales a diferentes puntos del territorio que tradicionalmente habían estado marginados por los grandes operadores, se ha revelado como definitivo para poder permitir la conexión de Callús a las grandes redes de banda ancha. Esta red impulsada por la Generalitat llega a otras poblaciones de Cataluña, pero en pocas se ha encontrado una infraestructura previa como la de Callús, donde el Ayuntamiento había trabajado para hacer lo más difícil, que la red llegara a cada rincón, un hecho insólito en municipios de este tamaño.

Finalmente ha sido la empresa Anxanet el operador de telecomunicaciones que ha permitido la llegada de la banda ancha, iluminando la fibra óptica con el caudal de Internet necesario para que los clientes de Callús puedan contratarlo. Este operador catalán es quien finalmente ofrece el servicio a los vecinos, las instituciones y las empresas de Callús, de manera que finalmente se hace realidad el sueño que hace años tuvo un pueblo pequeño alejado de la gran ciudad. Gracias a la fibra óptica y a su ancho de banda, los habitantes de Callús pueden disfrutar hoy de Internet de alta velocidad, televisión en alta definición, teléfono IP de calidad, servicios telemáticos avanzados, y en el futuro, de todo aquello que requiera una conexión a Internet de banda ancha.

Hoy Callús es un modelo de distribución de fibra óptica en los hogares, pero por encima de esto, es un modelo de tenacidad de sus habitantes y de su convicción que las tecnologías de la información y las comunicaciones suponen una ventaja competitiva y un tren que no se puede dejar pasar. Lo creyeron hace años, y ahora es más cierto que nunca.

foto
Foto: Optral, S.A.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS