Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Escofet incopora el diseño como herramienta de valor desde el inicio de su actividad, en 1886”

Entrevista a Enric Pericas, arquitecto director de elementos urbanos de Escofet 1886

Esther Güell01/08/2011

1 de agosto de 2011

2011 ha sido un año especial para Escofet 1886. La firma ha celebrado sus 125 años y lo ha hecho mostrando sus últimos productos para el espacio urbano. Una vasta experiencia que le permite conocer en profundidad las tendencias en este segmento y analizar con distancia el tiempo recorrido hasta ahora y que Interempresas recopila en esta entrevista.

Este año la empresa celebra su 125º aniversario. ¿Ha cambiado mucho nuestra percepción del espacio público? Y ¿en qué sentido?

El espacio público ha adquirido una mayor atención por parte de los gestores municipales pero principalmente por los usuarios, cada vez más exigentes como conocedores que son de experiencias anteriores. Las acciones iniciales de reforma del espacio público ya tienen más de 25 años y ese espacio en el tiempo permite al usuario juzgar sobre la calidad y la adecuación a los usos previsto sin ser éstos expertos en la materia.

foto
Para Enric Pericas, “el uso del espacio público se orienta hacia una concepción del bienestar”.

Escofet diseña elementos urbanos de hormigón moldeado, ¿qué ventajas presenta respecto otros materiales como la madera?

Escofet, fiel a su actividad principal desde su origen, edita principalmente elementos urbanos en hormigón moldeado, pero ya hace unos diez años que inició su diversificación hacia otros materiales con gran éxito. Actualmente, el 45% de la facturación es tributaria de otros materiales como la madera, el aluminio y el acero, los polímeros y el cristal.

¿Y qué valores destacan más sus clientes, las Administraciones Públicas, a la hora de elegir Escofet?

Principalmente el valor del diseño, ya que la calidad se da por incluida en todos los producto que edita la compañía. La durabilidad es un valor en alza en estos momentos en los que sólo aquellas empresas que sean capaces de dar ‘liebre por gato’ verán afianzada su actividad.

Una muestra de que hormigón y diseño no están reñidos...

Escofet ya editaba pavimentos hidráulicos con los mejores autores de la época a principios de siglo XX. Desde entonces no ha dejado de incorporar el diseño como herramienta de valor en su producción. Este concepto que ahora parece tan novedoso Escofet ya lo aplicaba en 1886, cuando inició su actividad.

foto
Asiento 'Flor', diseñado por los arquitectos Mansilla y Tuñón. De hormigón armado, de suave decapado e hidrofugado, se presenta en dos formatos y se acopla a través de un sutil juego de similitudes y diferencias. Su diseño biomórfico y radial, posibilita el uso combinado de los módulos o el uso individual.

Con motivo de su 125 aniversario, ¿han desarrollado nuevos elementos urbanos y de paisajismo?.. ¿La innovación forma parte de su esencia como empresa?

Para este aniversario hemos hecho un esfuerzo editor de gran valor para sacar al mercado un diseño inédito del arquitecto danés Jorn Utzon. Escofet ha asumido todos los costes, con el riesgo que ello comporta, para hacer una primera edición de un banco modular que ha sido cedido para instalarlos en el jardín anexo al museo dedicado a la obra de este arquitecto, en la ciudad de Aalborg.

En la web de Escofet ya hemos publicado material gráfico y literario sobre el banco modular UTSEP (Acrónimo de Utzon+Septembre) diseñado por él. La edición de este producto y su instalación en los jardines del nuevo Utzon Center en la ciudad danesa de Aalborg será el hilo conductor del reportaje que se mostrará dentro de las actividades previstas para la celebración del 125 aniversario de la compañía, el 22 de septiembre en la sala de Exposiciones del FAD en Barcelona.

Diseño danés, fabricación española

UTSEP System es un banco modular que se construye a partir de la agregación de nueve módulos de hormigón: tres rectos, tres cóncavos y tres convexos con ilimitadas posibilidades de composición recta, curvilínea o la combinación de ambas. La sección completa formada por asiento, espaldar y reposa cabeza puede también variar utilizando el asiento únicamente con el espaldar o sin él.

El sistema de mobiliario UTSEP se inspira en los mismos principios de ‘adición’ por los que Utzon se interesó a lo largo de su carrera convirtiéndose en una de sus preocupaciones particulares en su método de trabajo al final de la década de los 60.

El concepto de Utzon que se entrevé detrás en sus dos primeras líneas de mobiliario listas para iniciar su producción comercial se remonta a la Sidney Opera House. La primera la encontramos cuando descubrimos su sinuoso y ricamente modelado diseño ‘paisaje de madera curvada’, con el que Utzon nos ofrece una manera más relajada de sentarse en los vestíbulos, en contraste con las alineaciones tradicionales de bancos y asientos, tipificados por entonces por el sistema ‘Tandem Sling Seating’ diseñado por la oficina de los Eames en 1962. A su vuelta a Dinamarca, Utzon desarrollaría su idea de modo que pueda realizarse en espuma de poliuretano tapizada con tejido de diferente colorido. Éstos los produjo Ken Muff Lassen, y se basaba en tres módulos básicos –un asiento bajo y dos respaldos, uno bajo y el otro alto– disponibles tanto en su forma recta como trapezoidal, permitiendo diferentes e ilimitadas agregaciones. Publicadas en la revista Arkitektur, incluidas en sus proyectos de ‘arquitectura aditiva’.

Utzon define este sofá del modo siguiente:
“Este sistema de mobiliario ha sido desarrollado a partir del estudio del deseo natural del hombre de formar grupos y de sentarse juntos en pequeños o grandes grupos. Toda nuestra vida en sociedad se basa en este deseo de conversar e interactuar con otras personas. La conversación íntima no tiene lugar en los usuales modelos rectangulares de asientos cuadrados en salas de estar, salones, vestíbulos y salas de espera. Con este sistema de mobiliario, se puede crear prácticamente cualquier agregación curvilínea debido a la capacidad de combinatoria de sus unidades en forma ángulo con las unidades rectangulares. Incluso cuando no se utilizan o se utiliza con escasas personas, las formas que fluyen de este mobiliario resultan atractivas formas esculturales sobre el pavimento, en contraste con las aburridas filas de banco en formación militar que conocemos de las salas de espera de aeropuertos y estaciones de ferrocarril. En la arquitectura contemporánea, dominada por el módulo rectangular, estas piezas de mobiliario de formas vivas crean un atractivo contraste en las incomprometidas salas cúbicas”.

foto

¿Dónde podemos encontrar diseños Escofet?

Prácticamente en todos los países de la Unión Europea. También en Canadá, EE UU, Argentina, Japón, Arabia Saudí y países del Golfo Pérsico. Y últimamente también en Marruecos, Azerbaiyán, Georgia y otros países que hasta la fecha resultaban mercados exóticos y que, con la ayuda de la web, hemos entrado sin las intermediación de agentes o representantes.

Según su experiencia y opinión, ¿hacia dónde se dirige la arquitectura urbana? ¿Cómo ve los espacios públicos de los próximos años?

Tengo alguna ideas sobre el futuro del sector que en su momento escribí a partir de otros textos leídos, contrastadas desde mi propia experiencia.

El diseño contemporáneo del espacio público ya no se enmarcará en el campo de las necesidades concretas, limitándose a resolver problemas. La necesidad de expresión explica que se creen diseños de éxito proponiendo soluciones emocionales a problemas concretos de diseño. Los nuevos proyectos dejan de ser una aplicación dogmática de determinadas ideas y se convierten en elementos ambiguos con diferentes formas de utilización y que posibilitan diferentes interpretaciones, en las que el usuario es el verdadero protagonista.

El uso del espacio público se orienta hacia una concepción del bienestar. Un espacio público que sea la prolongación colectiva de la casa con elementos que faciliten la interacción entre la gente para que las personas encuentren natural comunicarse entre ellas. Un espacio público práctico, menos especializado y más flexible.

José Amor, gerente de Microarquitectura, hace un diagnóstico muy lúcido de la situación actual. Resumido, nos dice: “En cuanto al mercado de nuestro sector, es evidente que después de una época de despilfarro se imponen los proyectos autofinanciables, pues ni mantener todo lo realizado hasta el momento es posible y, en consecuencia habrá que asumir una actitud que se adapte al nuevo medio económico, además de estar alerta para detectar nuevas necesidades no cubiertas o insatisfechas. El mercado está saturado y los cambios ya no serán de más volumen. Los presupuestos de los ayuntamientos ya nunca serán lo que han sido hasta ahora. Se pueden abrir nuevos mercados, pero difícilmente llegaran al volumen y dinamismo de los mercados locales que hemos conocido. El mercado de las exportaciones es muy diferente del nacional, y no admite tan fácilmente los productos de aquí. Las costumbres son diferentes, los gustos varían, o simplemente, las empresas locales de los otros países ya abastecen el mercado con productos de producción local.

La diversidad de prescriptores exige también una diversidad de productos y los catálogos estándar, por muy amplios que sean, no son capaces de dar respuesta a un mercado que no acepta soluciones idénticas. En esta situación, las empresas editoras que han identificado el diseño como una herramienta de crecimiento y han incorporado la cultura y las capacidades de proyecto como un factor competitivo, son las que gozan de mayor garantía de supervivencia para competir en el mercado local, o para abrir nuevos mercados”.

TOP PRODUCTS

SIMEC

Detector de infracciones GP

SIMEC

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS