Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Equipamiento urbano
El Ayuntamiento de Barcelona fomenta el reciclado del aceite de cocina usado mediante una campaña de sensibilización

Olipot: recoger, reciclar y reutilizar el aceite doméstico

Redacción Interempresas26/04/2011

26 de abril de 2011

La acción de verter el aceite de cocina usado por el fregadero es muy contaminante y perjudicial para el medio ambiente: provoca malos olores, genera problemas en las cañerías y, lo que es más grave, contamina ríos y mares. El aceite es un producto que no desaparece y se convierte en un residuo contaminante para el medio. En cambio, si se separa correctamente, el aceite se puede reciclar y convertir en jabón, biodiésel o pintura. Por ello, los puntos verdes de Barcelona están repartiendo desde finales de febrero de este año el Olipot, un recipiente específico para hacer más fácil la recogida y vertido de los aceites domésticos usados.

Sean aceites de oliva, soja, girasol o cualquier otro aceite vegetal, con el Olipot se puede hacer la separación del aceite de cocina fácilmente y llevarlo al punto verde más cercano y verterlo. Este recipiente es fácil y cómodo de usar, y sobre todo, es limpio; se desmonta y se puede lavar en el lavavajillas. Tiene un filtro ideal para separar el aceite de los restos de comida. Además, un protector permite manipular el recipiente aunque esté caliente. El Olipot aguanta hasta 180 °C y tiene una capacidad de 750 mililitros. Cuenta con una rosca para evitar que se escape ninguna gota y un asa para trasportarlo cómodamente. Puede verterse el aceite sin manchar gracias al ‘pico’ que incorpora.

foto
El Olipot aguanta hasta 180 °C y tiene una capacidad de 750 ml.

Cerrar el círculo

Durante 2010, los puntos verdes de Barcelona recogieron 195.126 litros de aceite. Esta cantidad supone el 2,5% del total que se genera en la ciudad en un año. Una de cada seis visitas a los puntos verdes de la capital catalana fue para llevar aceite usado para verter. A lo largo del año, 87.700 ciudadanos llevaron aceites domésticos para su reciclado. De media, a cada aportación en el punto verde se vierten 1,8 litros de aceite. Se calcula que cada ciudadano genera una media anual entre 5 y 6 litros de aceites usados, lo que significa que cada año, los hogares barceloneses producen unos 8 millones de litros. El aceite que se recoge en los puntos verdes de la ciudad se lleva a plantas de reciclaje para confeccionar biodiésel. Con este combustible se nutre el suministro de los vehículos de la cooperativa que realiza el transporte de estos aceites usados.

En Barcelona hay otras experiencias que han hecho del reaprovechamiento de los aceites domésticos una oportunidad. Es el caso de Laboris, una empresa de inserción social que desde febrero de 2008 ofrece la recogida a domicilio de aceites usados y que opera en los distritos barceloneses de Gràcia y Eixample dentro del proyecto Oli-Verd. Actualmente Laboris da trabajo en este proyecto a 32 personas con discapacidad que ofrecen este servicio puerta a puerta. Está previsto ampliar la plantilla con 15 personas más. El servicio en la actualidad recoge mensualmente alrededor de 3.000 litros de aceite que se vende para la fabricación de biodiésel y bioaceite. El proyecto Laboris obtuvo uno de los galardones Acció21 en su edición de 2009 como ejemplo de proyecto de empresa social que facilita la gestión de residuos especiales domésticos y su reaprovechamiento como un recurso valioso, cerrando el círculo de los materiales.

foto
Una vez procesado, con el aceite reciclado se puede confeccionar biocombustibles, jabón, pinturas o barnices. Foto: Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC.

Otras entidades, como la fundación Àmbit Prevenció, desarrollan un programa puntual de reciclaje de aceites usados para la confección de jabón en el distrito de Sants-Montjuïc. El proyecto tiene el doble objetivo de avanzar en la formación de los integrantes de sus planes de ocupación, en este caso de personas drogodependientes, y al mismo tiempo en la sensibilización a los ciudadanos para evitar el vertido incorrecto de estos aceites de cocina, recompensado este esfuerzo dando el jabón obtenido del reciclaje del aceite usado. El proyecto, en el que participan 6 alumnos de los planes de ocupación más los educadores y técnicos que los forman, consistió en la recogida de los aceites durante los pasados febrero y marzo en tres puntos del distrito —el mercado de Sants, las cocheras de Sants y el centro cívico de Magòria—. Los vecinos que llevaron este residuo doméstico recibieron un vale con el que pudieron recoger el jabón confeccionado con el reciclaje de aceites. Con los 60-70 litros recogidos se obtuvieron entre 400 y 500 pastillas de jabón.

Ni en el agua ni en la tierra

Los aceites usados necesitan ser procesados y tratados para poder ser reaprovechados. Si se vierten de forma incorrecta en el fregadero, significa un grave perjuicio para el medio ambiente. Un solo litro de aceite puede contaminar 1.000 litros de agua. El aceite es indisoluble en el agua y por tanto se extiende formando manchas de gran extensión sobre el agua de mar, de los ríos y lagos, generando una capa que impide la oxigenación correcta del agua y que, por tanto, altera sustancialmente la vida de estos ecosistemas dificultando la respiración de los peces y plantas acuáticas. A pesar de la existencia de estaciones depuradoras, los aceites vertidos en el fregadero interfieren en el funcionamiento de estas infraestructuras y dificultan algunos de sus tratamientos de depuración. Esto comporta el encarecimiento de los procesos de depuración y estos costes inciden en que finalmente paguen los consumidores en los cánones para su mantenimiento.

Los aceites usados tampoco pueden ser vertidos en la tierra, ya que esto tiene efectos nocivos sobre la fertilidad del suelo. Por contra, con un litro de aceite usado, se puede obtener casi el mismo litro de biodiésel que puede ser empleado como combustible alternativo a los combustibles derivados de los hidrocarburos. Con 100 kilos de aceite usado, se pueden obtener cerca de 130 kilos de jabón. Los aceites domésticos tienen otras utilidades en el campo de la cosmética o en la fabricación de pinturas y barnices.

TOP PRODUCTS

Topes

Grupo Divetis, S.L.

Topes

ENLACES DESTACADOS

Fundación para el Reciclaje de Aparatos de IluminaciónTrafic - IFEMA - Feria de MadridMunicipalia - Fira de Lleida

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS