Posicionamos su web SEO / SEM
Limpieza ecológica de las alcantarillas

Cuando el saneamiento público se vuelve sostenible

Redacción Interempresas31/08/2009
La limpieza de alcantarillas y tuberías urbanas todavía constituye un reto tecnológico en el sector del agua. Un saneamiento sostenible pasa por el empleo de tecnología que contribuya a un menor consumo de agua potable. Hidrocar trabaja con aguas residuales de la propia alcantarilla, sin necesidad de utilizar agua potable.
foto
Vehículo especial Hidrocar para limpieza ecológica de alcantarillas.
Planteamientos medioambientales se abren paso en cuanto a limpieza de alcantarillado, infraestructura ‘no visible’ pero, no por ello, de menor importancia cuando se habla de calidad de vida urbana. La compañía Hidrocar dispone de una flota de camiones pesados y vehículos ligeros destinados a la limpieza ecológica de las alcantarillas. Por parte de la empresa, el saneamiento ecológico se traslada a sus camiones marca Müller, una firma europea pionera en tecnología de reciclaje de agua.

Uso de aguas residuales en lugar de potables

Consciente de la necesidad de ahorro de agua en las urbes, Hidrocar incorpora a su flota el concepto de reciclado de  agua. A través de ocho etapas de filtrado, el vehículo trabaja con agua residual del propio alcantarillado sin necesidad de utilizar agua potable. Cuando se extrae a presión la graba que obstruye la cañería, el camión la separa del agua utilizada, que posteriormente recicla. Este procedimiento aparta las impurezas. En definitiva, se reutiliza, indefinidamente, el mismo agua con la ventaja de no tener que volver a rellenar la cisterna. Así, se evita malgastar litros de este líquido, vital para el bienestar del ciudadano.
En términos económicos, resulta un procedimiento ventajoso debido al doble de potencia de las bombas de alta presión (476 litros minuto a 150 bar) y la bomba de succión a 2100 m3 por hora, comparado con un camión convencional. En general, esta compañía se dedica a sanear espacios que precisen de medios especiales, ya sean equipos de limpieza con agua a presión u otros. Por ejemplo, granjas y fosas de purines, pozos, balsas, piscinas, depuradoras, fachadas, almacenes, calles y desagües.

Hidrocar dispone  de una furgoneta equipada para efectuar un estudio completo de las tuberías y canalizaciones de un área determinada, a través de una cámara de TV de circuito cerrado. Desde el vehículo, se dirige la cámara con la que se calculan los datos que se reflejan en el informe: pendiente de las cañerías, fotos digitales en caso de avería, dibujos de los diversos tramos de las tuberías, etcétera. Con ello, se detecta dónde y cómo se puede actuar directamente sobre ese problema.
foto
Furgoneta Hidrocar equipada para realizar estudios de tuberías y canalizaciones.

Hidrocar incorpora a su flota el concepto de reciclado de agua. A través de ocho etapas de filtrado, el vehículo trabaja con agua residual del propio alcantarillado sin necesidad de utilizar agua potable

Saneamiento y rehabilitación de canalizaciones

En ocasiones, los desperfectos en una tubería no son tan grandes como para renovar piezas enteras. La existencia de grietas, fisuras, agujeros, daños por corrosión o juntas ligeramente dañadas, entre otros se solucionan a través del sistema Parlining. En concreto, este procedimiento se utiliza para la reparación duradera de daños parciales en canalizaciones, sobre la base del binomio fibra de vidrio y resina. Para la reparación de juntas y grietas se emplea un robot, controlado por una cámara, que se instala junto al conducto dañado. Mediante presión, este robot repasa con una mezcla de resinas y fibra de vidrio las paredes del canal. La pared del conducto, la resina y la fibra de vidrio forman un solo cuerpo. Con este sistema, se restauran tuberías con diámetros DN 150 hasta 800, sin realizar ningún tipo de excavación. Durante los trabajos de mejora, se pueden mantener los canales en funcionamiento.
foto
Hidrocar también se dedica a la aspiración de fangos, líquidos, fosas sépticas y pozos negros, entre otros.

Localización de obstrucciones en tuberías y alcantarillado

A veces, algunas tuberías y alcantarillas no se pueden desatascar con equipos de limpieza con agua a alta presión. Se generan tapones que requieren excavar el suelo, a fin de proceder a su reparación. Para ello, se emplea un equipo que detecta, de forma precisa, el foco del problema. Es decir, dónde se halla la congestión. Durante el proceso, se  introduce una sonda en el conducto mediante una tobera adecuada para este uso, o también vía manual. La sonda se detiene  en el lugar del atasco o rotura y emite señales, a una frecuencia determinada, que el receptor capta desde el exterior. De esta manera, se localiza el punto por donde pasa la línea vertical a la sonda.

Pintura japonesa antigrafiti

El sistema HLG, de la mano de Hidrocar, cuenta con cuatro propiedades básicas: previene y evita la aparición de grafitis, evita la adherencia de pegatinas, facilita la limpieza y desinfección y forma una capa inorgánica que protege la superficie de la intemperie. En suma, es la primera pintura ecológica de naturaleza inorgánica y patente japonesa que no contamina.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS