Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El Foro ha convertido a Málaga durante dos días en la capital europea de la movilidad inteligente

S-Moving analiza el futuro del vehículo inteligente, autónomo y no tripulado

David Muñoz23/10/2018

Los días 17 y 18 de octubre, el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (Fycma) ha acogido la primera edición de S-Moving, un gran foro internacional que, con carácter anual, nace con la vocación de profundizar en las últimas tecnologías aplicadas a la movilidad inteligente, autónoma, conectada y no tripulada, por tierra, mar y aire. En Interempresas tuvimos la oportunidad de poder asistir a la primera jornada del Foro para conocer, de boca de acreditados profesionales, hacia dónde vamos en el ámbito de la movilidad. Este es solo un resumen de algunas de las conferencias y mesas redondas celebradas ese día en Málaga.

foto
La primera edición de S-Moving se ha cerrado con un balance muy positivo tanto en su programa técnico como en la asistencia de profesionales.

Hyperloop TT

La primera edición del Foro S-Moving se abrió con uno de los platos fuertes del programa, la presentación del proyecto Hyperloop TT por parte del consejero delegado de la compañía Hyperloop Transportation Technologies, Dirk Ahlborn. Hyperloop TT es una compañía internacional, formada por profesionales de más de 40 países, que se ha apoyado en la colaboración colectiva para desarrollar un revolucionario sistema de transporte de personas y mercancías basado en el concepto Hyperloop (cápsulas que circulan por tubos con aire a baja presión a altas velocidades, de hasta 1.200 km/h).

El objetivo de este proyecto, como señalaba Dirk Ahlborn, es “tener al pasajero en mente, ofrecerle la mejor experiencia posible de viaje”, y para ello se basan en las aportaciones, a modo de ‘crowdstorming’, de más de 40 socios clave (líderes en sus respectivos ámbitos de actuación), más de 800 colaboradores y una comunidad global de más de 300.000 personas. “Hemos creado una plataforma de personas que quieren cambiar las cosas”, añadía.

foto

Dirk Ahlborn, consejero delegado de Hyperloop Transportation Technologies.

Aunque los orígenes del concepto Hyperloop se remontan a principios del siglo XX, lo cierto es que todos los proyectos en este ámbito finalmente no se ejecutaron, sobre todo por el alto coste de las infraestructuras. Ahora, compañías como Hyperloop TT están decididas a hacer realidad este revolucionario sistema de transporte y, de hecho, como afirmaba Dick Ahlborn es más que posible que en un plazo de tres años ya estén funcionando las primeras líneas. “Hace unos años la gente me decía que era imposible desarrollar este proyecto. Ahora ya preguntan para cuándo estará terminado. No esperemos mucho más. Esto no es algo que verán nuestros hijos, lo veremos nosotros mismos. Estamos dispuestos a construirlo”, señalaba.

Buena prueba de que Hyperloop TT va muy en serio con esta iniciativa es la reciente presentación que ha hecho en Cádiz de su primera cápsula de viaje, lista para protagonizar las pruebas que la compañía tiene previsto realizar próximamente en Toulouse. En la fabricación de esta cápsula, fabricada a tamaño real, ha participado la firma aeroespacial española Carbures, que tiene un importante papel en el desarrollo del proyecto.

Teniendo la tecnología necesaria y, en algunos casos, la financiación del proyecto, ¿qué es lo que está frenando el desarrollo del Hyperloop? La gran barrera, según confesaba Dick Ahlborn, es la normativa, crear un marco regulatorio internacional que establezca las bases de este sistema de transporte. Hyperloop TT ya ha presentado su primera propuesta regulatoria y espera poder comercializar su sistema próximamente. En países como los Emiratos Árabes o China ya hay proyectos muy avanzados para poder hacer realidad un modelo de transporte que, hasta no hace mucho, parecía más propio de la ciencia-ficción.

Movilidad autónoma y conectada

La primera de las mesas redondas del Foro trató sobre las ‘Nuevas tecnologías para una movilidad autónoma y conectada’ y estuvo formada por Inés Sanz, gerente de Ingeniería de Clientes en Hispasat, Francisco Hortigüela, director de Relaciones Institucionales y Ciudadanía Corporativa en Samsung España, Alberto Sosa, responsable de Innovación y Producto del Mercado de Transportes en Indra, y José Antonio Lozano, manager de Ventas Partners & Solutions en Vodafone sur. Como moderador de la mesa estuvo Antonio Rojas, director de Tecnología y Ecosistemas en Grupo Premo, quien en su introducción aventuraba que en 10-15 años ya veremos vehículos autónomos y conectados en nuestras calles. “Al final, el coche será un robot más en nuestra vida. Para su desarrollo solo hace falta que la tecnología permita mejorar la transmisión de datos, que reduzca los tiempos de latencia y que sea altamente flexible”.

foto

De izquierda a derecha: Inés Sanz, gerente de Ingeniería de Clientes en Hispasat; Francisco Hortigüela, director de Relaciones Institucionales y Ciudadanía Corporativa en Samsung España; José Antonio Lozano, manager de Ventas Partners & Solutions en Vodafone sur; y Alberto Sosa, responsable de Innovación y Producto del Mercado de Transportes en Indra.

Como responsable de Hispasat, Inés Sanz definía la compañía como el operador español de satétites. En la actualdiad gestiona once satélites artificiales en una zona espacial muy amplia. Satétiles que ya dan importantes servicios en materia de movilidad para aviones, barcos, trenes y coches conectados.

“El 5G mejorará notablemente la red de comunicaciones para que los vehículos puedan ser más inteligentes y más autónomos. Y en este ámbito, los satélites tendrán un papel fundamental donde no se pueda contar con infraestructuras terrestres. El satélite garantiza una cobertura universal (tierra, mar y aire), facilita la movilidad y ofrece una capacidad multicast y 'broadcast”, indicaba Inés Sanz.

En materia de coche conectado, Hispasat ha participado en proyectos como el 'Sat2Car', el desarrollo de una plataforma integral de servicios y aplicaciones para vehículos a través de un sistema de comunicaciones vía satélite. También es digno de destacar el proyecto para drones 'NRG5' para proporcionar comunicaciones (5G PPP, con colaboración público-privada) e infraestructuras en el sector energético más sencillas, seguras y eficientes.

Las nuevas tecnologías de antenas planas con generación de haz y apuntamiento totalmente electrónico, se consideran además, desde Hispasat, un factor clave para el desarrollo de servicios en movilidad e IoT y para favorecer la integración de las comunicaciones vía satélite en el ecosistema 5G.

foto

Un millar de profesionales no han querido perderse la primera edición de S-Moving.

A continuación, Francisco Hortigüela explicó la importancia cada vez mayor que está cogiendo el coche conectado en la actividad de Samsung. Es más, la compañía compró hace dos años la empresa especializada Harman, por más de 8.000 millones de dólares, con la mente puesta en convertirse en uno de los grandes referentes de este mercado y aprovechar sinergias. El objetivo: “proporcionar una experiencia de conducción más segura y más plena”, decía.

En la edición de este año del CES en Las Vegas, la compañía ya presentó su primer prototipo tras la operación de Harman, con un frontal digital multifuncional que llamó la atención de los asistentes. Este coche estaba equipado con Samsung DRVLine, una plataforma abierta, modular y escalable que permite a la industria automotriz desarrollar coches avanzados y adaptados para el futuro. Está disponible para todos los fabricantes y ha sido desarrollada, entre otras cosas, para mejorar los niveles de seguridad durante la conducción (Samsung sigue apostando por la innovación y ha establecido un fondo de 300 millones de dólares destinados a desarrollar nueva tecnología).

Por último, Francisco Hortigüela también destacaba la importancia que va a tener la irrupción del 5G en el desarrollo del vehículo autónomo. Gracias a esta tecnología se podrán conseguir latencias de un milisegundo. Con ello, frenadas que con 4G suponían un desplazamiento de un metro, ahora con 5G se reducen a 10 cm.

Seguidamente, Alberto Sosa resumió las soluciones integrales de gestión y control de tráfico que Indra ofrece a través de lo que han llamado Mova Traffic (más de 3.000 km de alta velocidad, más de 300 km de túneles, más de 15.000 autobuses gestionados…). La compañía acumula numerosos casos de éxito en proyectos del calibre del Canal de Panamá, el Centro de Control de la DGT en Madrid o el control y gestión de numerosos túneles en el Reino Unido, entre otros. “Nos basamos en la transformación digital y en la Industria 4.0 para cambiar el modelo de transporte. En nuestro ADN está la innovación”, señalaba.

Entre los numerosos proyectos en los que Indra está actualmente trabajando destaca el Autocits, que tiene por objetivo contribuir al despliegue de C-ITS (sistemas cooperativos inteligentes de transporte, donde todo está conectado y la información es compartida) en Europa e impulsar y catalizar la implantación de la conducción autónoma. Bajo este proyecto ya se han probado con éxito coches autónomos en Madrid, París y Lisboa.

En resumen, y haciéndose eco de un informe de McKinsey que afirma que, “de resolverse los problemas tecnológicos (sobre todo la ciberseguridad) y regulatorios actuales, en 2030 hasta el 15% de los coches nuevos que se vendan podrían ser totalmente autónomos”, desde Indra se confía plenamente en el potencial de este modelo de transporte. “Es el momento del cambio, de ofrecer servicios de valor, de monetizar y hacer sostenibles los nuevos modelos de negocio. Hay que reinventarse a partir de un vehículo conectado, autónomo, compartido, eléctrico y multimodal”, concluía.

foto

S-Moving contó también con una zona expositiva para poder ver los últimos adelantos en materia de movilidad inteligente.

La mesa redonda se cerró con la intervención de José Antonio Lozano, de Vodafone, quien destacaba la importancia que van a tener para el desarrollo del vehículo autónomo dos tecnologías: 5G y NB-IoT. Entre otras ventajas, el 5G va a proporcionar un mayor ancho de banda, una menor latencia, una mayor consistencia de experiencia de usuario (similar en toda la zona de cobertura) y más cercanía del Data Center (computación/servidor) al usuario.

Por su parte, el NarrowBand IoT o Banda Estrecha de Internet de las Cosas es una tecnología estándar abierta basada en LTE. Utiliza una red de baja potencia que requiere banda estrecha proporcionando mejores niveles de cobertura y mayor duración de batería de los sensores. Cosas que hasta hoy no se han podido conectar formarán parte de una red existente con mejor cobertura y banda licenciada. A través de sensores de la más avanzada tecnología (con una autonomía de cerca de 10 años y con una alta cobertura aunque estén enterrados a varios metros de profundidad), los coches autónomos podrán recibir información de su entorno que será clave para garantizar una circulación eficiente y segura.

Amplia presencia institucional

Para la inauguración institucional de S-Moving se contó con la presencia del consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero; del teniente de alcalde de Innovación y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Málaga y edil responsable de Fycma (Palacio de Ferias y Congresos de Málaga), Mario Cortés; de la directora de la Agencia Española de Seguridad (AESA), Isabel Maestre, y del CEO de Aertec y presidente del Comité Organizador del evento, Antonio Gómez-Guillamón.

foto

Visita de las autoridades a la zona expositiva de S-Moving durante el acto de inauguración del Foro.

Carnero destacaba el carácter estratégico de S-Moving y subrayaba que se trata de una iniciativa "muy potente que se alinea con los retos y oportunidades” del tejido productivo andaluz, además de “con los objetivos del Gobierno andaluz, especialmente los que están marcados en la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3) y con la Estrategia Industrial de Andalucía 2020”.  Por esas razones, el titular de Empleo, Empresa y Comercio sentenciaba que el encuentro celebrado en Málaga es, ante todo, “una oportunidad muy relevante para nuestra tierra”.

Cortés, por su parte, recalcaba la idoneidad de celebrar un evento de estas características en una ciudad como Málaga, considerada como enclave tecnológico e innovador de referencia en el Sur de Europa.  “Estamos ante una ola de disrupción, ahora es el momento de que la movilidad autónoma se imponga y comience así a ser una realidad en todo tipo de medios”, manifestaba en relación a lo novedoso del programa, que reunía a más de un centenar de expertos. Asimismo, recordaba que S-Moving se suma a una amplia lista de encuentros especializados consolidados en la ciudad que “posicionan a Málaga pero sobre todo posicionan a la industria andaluza”.

Gómez-Guillamón, como presidente del Comité Organizador, explicaba que el encuentro abordaría “temas transversales de la industria 4.0 y el impacto social de los nuevos medios de movilidad inteligente”. Además, destacaba que “presta especial atención al mundo del emprendimiento” y a las 'startups' para conseguir “que este foro se convierta en una plataforma de innovación abierta para el futuro”. Gómez-Guillamón indicaba que “estamos ante una nueva revolución inteligente”, donde entran en juego diferentes actores como “la movilidad disruptiva, hyperloop, coches autónomos o vehículos completamente eléctricos”. “Málaga va a tener un papel muy relevante en esta industria como lugar de encuentro de aquellos que queremos participar en esta revolución”, concluía.

Por su parte, Maestre matizaba que S-Moving es “un foro pionero en la movilidad del siglo XXI” que permite explorar “el desarrollo tecnológico aplicado a la movilidad inteligente, autónoma y conectada” y a su industria asociada. La directora de AESA destacaba que estas jornadas servirian “para poner en común los principales avances y algunas de las iniciativas” del tejido emprendedor, permitiendo “compartir experiencias e interconectar áreas de diferentes modos de movilidad” que promueven líneas de continuidad en el futuro. Maestre recalcaba que “desde el Ministerio de Fomento se apuesta por la tecnología y por la transformación digital” como pilares fundamentales para el desarrollo del sector, ya que “la innovación es la palanca de cambio para lograr los cambios del modelo actual”.

Urban Air Mobility

Otra de las ponencias que suscitó gran interés en el Foro S-Moving fue la impartida por Isabel del Pozo, senior expert ATM/UTM de Airbus, quien aportó la visión que tiene esta compañía sobre la movilidad urbana en el aire, lo que ella misma llamó “democratizar los taxis aéreos”.

foto

Isabel del Pozo, senior expert ATM/UTM de Airbus.

Como aseguraba en su intervención, asistimos a un profundo proceso de urbanización, por el que cada vez un mayor porcentaje de la población vive en ‘megaciudades’, lo que supone un enorme reto para evitar colapsos en los sistemas de transporte terrestre y bajo tierra (según datos aportados por Isabel del Pozo, los Gobiernos se gastan entre 200 y 300 millones de euros para evitar estas congestiones).

Con el fin de solventar este problema, Airbus está trabajando para convertir el medio aéreo en una alternativa viable al transporte urbano terrestre con proyectos como el Airbus Voom, un nuevo modelo de negocio que permite contactar operadores de helicópteros con público que necesita evitar los atascos. Este servicio ya se está realizando con éxito en ciudades como Sao Paolo, permitiendo que usuarios que antes tardaban más de dos horas en ir desde el centro de la ciudad al aeropuerto, ahora lo puedan hacer en apenas diez minutos. Además, con Airbus Voom también se ha conseguido abaratar el servicio de transporte en helicóptero, de los cerca de 2.500 dólares que costaba anteriormente a los 130 dólares actuales por trayecto. El éxito de esta solución (600 operaciones/día) ha sido tal que ya se ha expandido a otras ciudades del mundo como Ciudad de México.

La movilidad urbana en el aire es ya una realidad, si bien es cierto que hay aún líneas de trabajo que permitirían aprovechar todavía más su potencial: propulsión eléctrica distribuida (para autonomías de 35-40 km), nuevas estructuras de las aeronaves (que permitan, entre otras cosas, reducir las emisiones de ruido), ATM o sistemas de embarcado, mejores infraestructuras (carga eléctrica, helipuertos más comfortables y que tengan en cuenta la intermodalidad), modelos de negocio avanzados, conectividad de los pasajeros…

En concreto, en el desarrollo de los nuevos helicópteros eléctricos o eVTOL el gran caballo de batalla es la certificación, porque como resaltaba Isabel del Pozo, si hay un factor que condiciona claramente la aeronáutica es la seguridad, y más aún si de lo que se trata es de circular por encima de ciudades.

Para concluir, la responsable de Airbus mencionaba otros proyectos de ‘Urban Air Mobility’ en los que también ha trabajado la compañía, como el llamado Skyways de suministro de paquetes mediante drones desarrollado en Singapur, o los dos proyectos realizados con demostradores: The Vahana y The City Airbus Demostrator.

Transporte colectivo autónomo y conectado

Para analizar las tendencias en materia de transporte colectivo autónomo y conectado, la primera edición de S-Moving confeccionó una interesante mesa de debate formada por Ángel Alonso, presidente de Auvsi España, Mario Muñoz-Atanet, representante del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP), Felipe Jiménez, director de la unidad de sistemas inteligentes en INSIA (UPM), y Joan Prat, director general de la Associaciò de municipis per la mobilitat i el transport urbà (AMTU). Miguel Ruiz, presidente de la Asociación de Empresas Gestoras de los Transportes Urbanos Colectivos (ATUC), moderó la mesa.

foto

De izquierda a derecha: Miguel Ruiz, presidente de la Asociación de Empresas Gestoras de los Transportes Urbanos Colectivos (ATUC); Ángel Alonso, presidente de Auvsi España; Mario Muñoz-Atanet, representante del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP); Felipe Jiménez, director de la unidad de sistemas inteligentes en INSIA (UPM); y Joan Prat, director general de la Associaciò de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU). 

Con más de 7.500 miembros de más de 60 países, Auvsi (Association for Unmanned Vehicle Systems International), la Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos no Tripulados, es la organización sin ánimo de lucro más grande del mundo dedicada exclusivamente a promover la comunidad de los sistemas no tripulados. “Me alegra ver que después de cinco años predicando en el desierto, ya no hay ateos en el mundo de los vehículos no tripulados. Por lo visto y oído hoy aquí, cada vez hay más creyentes en este asunto”, señalaba Ángel Alonso, presidente de la delegación española de Auvsi.

Ante la pregunta de cómo será el transporte del futuro, desde esta Asociación se responde que eso dependerá de lo que permita la tecnología, especialmente en tres elementos determinantes: sensores, inteligencia artificial y comunicaciones de banda ancha. Desde luego, con la tecnología ya disponible el sector va a asistir en los próximos quince años a avances revolucionarios no solo en materia de automatización del vehículo (de lo que más se habla ahora), sino también en la automatización del tráfico (los centros de control del futuro mandarán a los vehículos autónomos por las rutas más eficientes a tiempo real, creando rutas dinámicas) y en la asignación dinámica de los vehículos (tenderá a desaparecer el coche particular y ganará peso el coche compartido, el pago por servicio).

Ángel Alonso terminaba su intervención mencionando el Proyecto Dumos liderado por Auvsi España en colaboración con la Universidad de León, encaminado a realizar simulaciones de tráfico y a establecer conclusiones sobre las rutas más eficientes dentro de una ciudad.

A continuación Mario Muñoz-Atanet, representante del CICCP, hacía una radiografía de la situación que atraviesa actualmente el transporte colectivo autónomo y conectado y las perspectivas de crecimiento que se le abren en el futuro. Según señalaba, durante las últimas décadas, las políticas urbanísticas que se han establecido han favorecido en nuestra sociedad la dependencia del vehículo privado (reparto modal del 75% de desplazamientos a motor con vehículo privado).

En el ámbito del transporte colectivo, en comparación con el metro y con el tranvía, el autobús urbano se ha consolidado como un medio de transporte muy eficiente, que consume hasta seis veces menos de infraestructuras y cuatro veces menos de combustible/viajero. Pero a pesar de ello sigue contando con infraestructuras muy reducidas.

“La conducción autónoma generará muchas oportunidades y retos para el transporte público colectivo y dará lugar a un nuevo panorama de movilidad, pero para que en dicho escenario se produzca un trasvase real de movilidad hacia el autobús urbano autónomo y conectado es necesaria la mejora de su infraestructura viaria (con plataformas reservadas y priorización en intersecciones), para lo cual el fomento de la movilidad compartida de los vehículos autónomos puede ser la clave para liberar espacio de calzada y que sea aprovechado por los nuevos medios de transporte”, resumía Mario Muñoz-Atanet.

foto

S-Moving quiere convertirse en el gran referente europeo en materia de vehículos inteligentes, autónomos y no tripulados.

Seguidamente, Felipe Jiménez repasó los grandes retos técnicos que debe encarar el transporte colectivo autónomo para su futuro desarrollo, entre los que se incluyen la rapidez en los desplazamientos (de momento, la mayoría de los prototipos que han visto la luz son muy lentos), la mejora de la conectividad, una mayor rapidez y seguridad en la toma de decisiones, un nivel más alto de autonomía del conductor respecto al vehículo, mejores infraestructuras y más seguridad frente a posibles ciberataques.

Durante su intervención, el responsable de INSIA (UPM) también incidió en la diferencia entre conducción autónoma y conducción conectada. “Mientras que en la conducción autónoma el vehículo realiza tareas sin intervención del conductor, en la conducción conectada el vehículo intercambia información con el exterior. Todo ello sumado a la conducción cooperativa, en la que los vehículos interactúan en la toma de decisiones, dará lugar a la Conducción Autónoma Cooperativa”, indicaba.

La mesa de debate se cerraba con la presentación del Proyecto Èrica, desarrollado por la Asociación de municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (AMTU), con el apoyo del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, y consistente en una gira por diferentes municipios catalanes de un autobús autónomo. El objetivo de esta iniciativa ha sido doble. Por un lado, que estos municipios pudieran experimentar cómo deberán adaptarse al transporte público con vehículos autónomos. Y por el otro, que los ciudadanos pudieran conocer en primera persona cómo funciona un autobús autónomo, cuáles son sus ventajas y las posibilidades que ofrece.

A fecha de la presentación en S-Moving, 11.782 personas ya habían podido viajar en este autobús autónomo en seis ciudades (604 km recorridos). El autobús, completamente eléctrico, ha sido fabricado por EasyMile, es operado por Transdev, tiene capacidad para doce personas (seis sentadas y seis de pie) y ofrece una velocidad limitada de circulación de 18 km/h.

Robots de exploración planetaria aplicados a la movilidad urbana

Tras el almuerzo de networking, la jornada vespertina se abrió con una conferencia a cargo de Ramón González, fundador y director de Robonity, en la que analizó cómo la tecnología de robots de exploración planetaria se puede aplicar a la movilidad urbana.

foto

Ramón González, fundador y director de Robonity.

Partiría de las ventajas que puede proporcionar el coche autónomo a la hora de reducir el número de accidentes en carretera. Según los datos aportados por el presidente de Robonity, 1.250.000 personas mueren al año por accidentes de tráfico, es decir, una cada 25 segundos. “Una tecnología que, sin duda, podría ayudar a reducir este problema es la de los robots móviles o coches autónomos”, señalaba.

En este sentido, la ciencia aeroespacial, con los avances que ha logrado en los últimos años, podría colaborar a la hora de solventar las barreras técnicas que pueden frenar el desarrollo del coche autónomo. Un ejemplo: en mayo de 2011 la NASA tuvo que suspender una de sus misiones espaciales porque uno de los robots Rover quedó atrapado en la superficie de un terreno muy accidentado, provocando unas pérdidas económicas de más de 600 millones de euros. Para evitar que esto volviera a suceder desde Robonity se ha trabajado en colaboración con la NASA en un proyecto encaminado a detectar problemas de deslizamiento y tracción de robots usando algoritmos de inteligencia artificial que también permiten la corrección de estos deslizamientos.

Otros ámbitos de investigación del sector aeroespacial que se podrían extrapolar a la movilidad urbana podrían ser la visión de entornos con cámaras de última generación, el establecimiento de redes neuronales profundas o el empleo de tecnologías de robótica interplanetaria para crear rutas en zonas de conflicto.

“Estamos en una época apasionante para la humanidad. La tecnología viene para ayudarnos y para hacernos mejores”, terminaba Ramón González.

Integración de los drones

Tras una nueva mesa de debate centrada en el desarrollo tecnológico del medio marítimo marino, llegó otra de las conferencias más esperadas de la primera jornada de S-Moving, la impartida por Isabel Maestre, directora general de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), quien analizó cómo se están integrando los drones en el mercado español y europeo, así como sus principales desafíos y potenciales soluciones.

foto

Isabel Maestre, directora general de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Según los datos de AESA, a fecha de 15 de septiembre había ya en España 3.508 operadores que dan servicio de drones (RPAS de menos de 25 kg), 5.334 drones registrados, 4.600 pilotos certificados, 78 fabricantes, 40 organizaciones especializadas y 74 escuelas de pilotos. Estas cifras impresionan aún más si se ven en perspectiva. Por ejemplo, en septiembre de 2014 apenas había 13 operadores de drones en España.

Las principales aplicaciones a las que se destinan estos drones son, según la propia AESA:

  1. Fotografía, filmación y levantamientos (42%).
  2. Observación y vigilancia (13,7%).
  3. Emergencias y salvamento (11,2%).
  4. I+D (10,7%).
  5. Pubilicidad aérea (8,1%).
  6. Investigación y reconocimiento instrumental (7,7%).
  7. Tratamientos aéreos (2,4%).
  8. Vuelos especiales (1,3%).
  9. Otros trabajos (2,6%).

Ante un mercado con un ritmo de crecimiento tan importante, desde la Administración han tenido que darse prisa por crear un marco normativo que lo regule. Tras salir la Ley 18/2014, en diciembre de 2017 se publicó el Real Decreto 1036/2017 que realmente ha puesto las bases para este sector y que ha contemplado nuevas posibilidades operacionales (vuelos por encima de grandes aglomeraciones de personas o edificios, vuelos nocturnos, vuelos más allá del área de visibilidad, etc.). “Desde AESA apostamos claramente por el mundo de los drones. Es un sector con una evolución tecnológica muy rápida y potente, cuya regulación ha tenido que ir adaptándose a la situación. Hay que tener en cuenta que cada vez hay más operadores en este ámbito que nunca antes habían trabajado en aviación”, indicaba Isabel Maestre.

Ante un sector tan incipiente, AESA quiere ayudar a todos los agentes que le dan vida con iniciativas como la creación de la Comisión de RPAS, donde se reúnen todas las partes implicadas. Esta comisión cuenta ya con varios grupos de trabajo (Tecnología y Seguridad; Operaciones, Regulación y Uso; Soporte y Promoción), de los que dependen otros once subgrupos formados por expertos en drones, tanto del sector industrial como de la Administración.

Otra iniciativa interesante de la Agencia en este ámbito es el Centro de Excelencia de Drones, que busca poner en contacto el mundo real, el mundo académico y entidades que pueden costear estos proyectos, ejerciendo la Administración de engranaje entre las otras tres partes. Este Centro de Excelencia atesora un Comité de Sabios que, entre otras misiones, se está encargando de editar el Libro Blanco de los Drones. Está previsto que esta publicación, que contendrá lás líneas básicas de I+D a desarrollar en España, vea la luz a finales de año. El CDTI podrá financiar parte de estos proyectos y desde AESA se espera poder coordinar estos trabajos con otros Centros de Excelencia de Drones de otros países, como por ejemplo el de EE UU (Assure).

Isabel Maestre finalizaba su intervención resumiendo cómo será el futuro de la regulación de drones. “España apostó por tener una regulación nacional para poder desarrollar pronto este sector. La normativa europea vendrá cuando venga y nosotros nos adaptaremos a ella”, decía.

En este sentido, la normativa europea estaba prevista para noviembre de este año pero lo cierto es que muy probablemente se retrasará. Una vez que sea publicada habrá un periodo de tres años para que los Estados Miembro la transpongan a su normativa nacional. Y en un futuro más lejano, más allá del 2030, la idea es que exista ya una normativa a nivel mundial de la OACI que regule el sector en todos los países.

Recogida y procesamiento de datos

La última mesa redonda de la primera jornada de S-Moving estuvo centrada en los vehículos autónomos conectados como plataforma para la recogida y procesamiento de datos. En ella participaron Joaquín Rodríguez-Grau, director general de la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial - Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA- CATEC); Pedro Martínez, manager de adquisición de datos WEU en Here Technologies; y Carlos Romero, operador y piloto de RPAS en la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias. Gema Maudes, jefa de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación en el INTA, ejerció de moderadora.

foto

De izquierda a derecha: Gema Maudes, jefa de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación en el INTA, ejerció de moderadora; Joaquín Rodríguez-Grau, director general de la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial - Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA- CATEC); Pedro Martínez, manager de adquisición de datos WEU en Here Technologies; y Carlos Romero, operador y piloto de RPAS en la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias. 

Joaquín Rodríguez-Grau presentó algunos de los últimos proyectos desarrollados por FADA - CATEC en materia de drones, como por ejemplo la construcción y puesta en marcha del Centro de Vuelos Experimentales ATLAS, el primer centro de España dedicado íntegramente a la experimentación de tecnologías relacionadas con sistemas no tripulados (UAS o RPAS) ligeros. Allí, entre otras ventajas, se pueden probar drones a grandes distancias.

“A corto plazo, las principales aplicaciones que vemos para estos sistemas son la inspección de infraestructuras, la agricultura/medio ambiente y ámbitos relacionados con la logística”, señalaba Joaquín Rodríguez-Grau. Para estas aplicaciones serían suficientes vuelos a baja altura (menos de 150 m sobre el terreno), lo que reduciría la complejidad de la integración de los drones en el espacio aéreo, y se podría dar cobertura 4G y 5G con la infraestructura existente.

Desde FADA - CATEC se ven los drones como una excelente plataforma para la recogida y procesamiento de datos, pero para rentabilizar los principales casos de negocio es necesario aumentar la capacidad de decisión (autonomía operacional) de los mismos (pasar de drones a robots aéreos), aprovechar mucho más la infraestructura 4G/5G e integrar los drones en el espacio aéreo.

A continuación, Pedro Martínez, de Here Technologies, resumió los últimos avances que esta compañía tecnológica ha realizado en materia de navegación. “En 4 de cada 5 mapas de navegación que vienen integrados en los coches europeos y americanos hay tecnología de Here, y somos el número uno mundial en cartografía para coches autónomos”, afirmaba.

De hecho Here Technologies está también muy involucrada en el desarrollo de las smart cities y ya hay proyectos avanzados para ello en lugares como Dubai. Sus últimos desarrollos en este ámbito: Reality Index y Here Open Location, dos soluciones tecnológicas que ya están revolucionando el big data. “No es tiempo de imaginar, sino de crear. Las herramientas para ello ya están disponibles”, sentenciaba Pedro Martínez.

Por último, Carlos Romero ponía un caso práctico del empleo de drones para la gestión de emergencias. Desde la Empresa Pública de Emergencias Santiarias (EPES) se está trabajando en un proyecto para usar los drones como herramienta sanitaria colaborativa, habiendo demostrado ser útil en todas las fases del ciclo de gestión de emergencias, incluso antes de la llegada de los primeros intervinientes: aproximación (llegan más rápido a las zonas de accidente), control (zonificación del área), triaje (establecer prioridades de intervención según la gravedad de las víctimas), transporte de material sanitario, reclutamiento de intervinientes inmediatos, maniobras sanitarias supervisadas a distancia, etc.

“Los drones pueden aportar un gran apoyo logístico y protección a las víctimas e intervinientes durante toda la asistencia, por lo que es necesario potenciar el uso de los drones en casos de emergencias”, terminaba diciendo Carlos Romero.

Datos del sector

  • Movilidad en Europa: El sector emplea a más de 11 millones de personas, que representan el 5% del empleo total, según señala la Comisión Europea en su programa de medidas ‘Europa en Movimiento’. Este paquete de iniciativas supone una estrategia para alcanzar el objetivo de movilidad inteligente y competitiva en 2025.
  • Según el Informe Global sobre Automoción 2018 de KPMG, un 85% de ejecutivos afirma que la seguridad cibernética y de los datos será una condición indispensable para adquirir un coche en el futuro.
  • Según estimaciones de la entidad financiera Morgan Stanley, la venta de los datos que generen los vehículos autónomos podrán reportar a las compañías de transporte 1,3 billones de dólares anualmente. Esto puede suponer una revolución más grande que la del teléfono inteligente.
  • Se prevé que hacia 2022-2023 salgan al mercado los primeros vehículos con un nivel 4 de automatización (el nivel 5 marca la conducción totalmente autónoma), según el Informe PwC 'Five trends transforming the Automotive Industry, 2017-2018'.
  • Los datos del sector aeroespacial confirman el crecimiento en empleo, con un incremento del 5,3% respecto a 2015, hasta alcanzar los 14.463 puestos de trabajo (723 nuevos empleos en 2016), según datos del Informe del Sector Aeroespacial 2016 elaborado por el Clúster Aeroespacial de Andalucía-Hélice. Señala también que la facturación global del sector aeroespacial en Andalucía ha crecido un 2,4% respecto a 2015, alcanzando los 2.400 millones de euros.
  • El Ministerio de Fomento ha presentado el Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2018-2020, que tiene como finalidad incorporar, de forma rápida y eficaz, la innovación en estos sectores. Fortalece la inversión en conocimiento e innovación, mantiene e impulsa la recuperación económica y favorece el desarrollo de nuevas economías sostenibles.

Empresas o entidades relacionadas

S-MOVING - Ferias y Congresos de Málaga

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

Vortex

Parques de agua Splashpad

Vortex

SIMEC

Detección de infracciones ZR

SIMEC

ENLACES DESTACADOS

Municipalia - Fira de LleidaTrafic - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS