Email marketing en Interempresas

Interempresas.net

 
  1. eMagazine
  2. La femella i el totxo   (01/05/2010)

Aquest article ha estat escrit originalment en castellà. L'hem traduït automàticament per a la vostra comoditat. Tot i que hem fet esforços raonables per a aconseguir una traducció precisa, cap traducció automática és perfecta ni tampoc pretén substituir-ne una d'humana. El text original de l'article en castellà podeu veure'l a La tuerca y el tocho
foto

La femella i el totxo

1 maig 2010

Albert Esteves, editor de Interempreses
Senyors, ja n'hi ha prou de tanta frase feta, de tant eslògan i de tanta recepta de manual per a polítics indocumentats. Ja n'hi ha prou d'omplir-se la boca amb això del canvi de model productiu, de sectors emergents i d'economia del coneixement. Està molt bé el de l'I + D + i, el de les TIC i el de la nanotecnologia. Però senyors, parlem clar, els que ens van a treure de la crisi són els sectors tradicionals. O dit d'una altra manera, sense la recuperació dels sectors tradicionals no sortirem de la crisi.

O sigui que menys parlar despectivament de la "economia del totxo" per referir-se al sector de la construcció, menys equiparar l'activitat immobiliària a la mera especulació improductiva i al pelotazo. Perquè si la construcció no s'aixeca, aquí no s'aixeca ni Déu. I el mateix val per al sector de la femella, el del xoriço, el del tamboret, el de la proveta i el de l'espardenya i el mitjó. És a dir, sense el sector metal·lúrgic i l'automoció, sense els fabricants de mobles, sense les empreses que manufacturen productes alimentaris i begudes, sense el tèxtil i el sector de la sabata i sense la indústria química, per citar només alguns, ens anem tots al orris. Aquests són, ara per ara, els sectors industrials capaços de crear ocupació directa i els que, juntament amb el turisme, generen major activitat indirecta en el sector serveis. I aquests són els que haurien de rebre el màxim suport i la major atenció per part de les institucions públiques. Però no només d'elles, també de molts mitjans de comunicació i economistes a l'ús per als quals parlar de les arts gràfiques o de la indústria ferretera, per posar dos exemples, els sembla gairebé una vulgaritat pròpia del segle passat. Ara el que mola és el sincrotró, les tècniques mediambientals, la bioenergia, la biomedicina i en general tot el que comença per canvi o per eco.

Siguem honestos. Un canvi real de model productiu no es produeix en dos anys ni pot ser producte de la decisió capritxosa d'un govern o d'uns quants intel·lectuals. La base seguirà estant on estava. En la construcció i en els altres sectors tradicionals. Certament les empreses industrials han d'anar adaptant de forma gradual als canvis tecnològics, als nous models de gestió, a la globalització ia les noves tendències dels mercats. Com sempre han fet, d'altra banda, les que han arribat fins aquí. Perquè les que no ho han fet s'han anat quedant pel camí. És des de l'economia tradicional des d'on van a gestar-se la major part dels avenços que ens permetran anar modulant l'estructura industrial de la nostra economia, desplaçant les activitats menys competitives cap a altres amb major aportació tecnològica o amb un millor ajust a les oportunitats dels nous mercats. Serà el sector de l'automoció i els seus subcontractades el que impulsarà el cotxe elèctric, la biotecnologia es desenvoluparà des del sector agroalimentari, i serà el propi sector de la construcció el que anirà decantant part dels seus recursos des de l'obra nova cap a la rehabilitació.

Cal centrar tots els esforços en reforçar els sectors tradicionals de la nostra economia. D'ells depèn la sortida de la crisi i la creació d'ocupació. I de la seva fortalesa dependrà el tan gastat canvi del model productiu.

Comentaris de l'article/notícia

#10 Esteve 26/05/2010 9:10:21
El comentario del editorial es muy acertado pero no podemos olvidar una gran realidad: podemos fabricar vestidos, zapatos, tuercas o grifos pero el problema está en donde lo vendemos, puesto que ni en el propio pais somos competitivos. A lo largo de algunos años hemos gastado nuestras energias en la especulación y hemos quedado atras tecnológicamente. Remontar esta situación no se improvisa. El dinero ya no lo tiene ni el govierno para ayudarnos; el capital, cuando intuye que en un pais no puede sacarle un provecho rápido i grande, se esmuñe y se vá. Conclusión: creo que debemos tomar conciencia que, hemos ser menos "ricos" (por no decir mas pobres) para ser competitivos con una tecnología obsoleta como la nuestra y, con paciencia y mucho esfuerzo recuperar lo perdido, y lo mas importante: no podemos perder el tiempo en pensar quien tiene la culpa de esta situación aunque sepamos de cierto que nosotros, los "trabajadores" no la tenemos.
#9 Alex 22/05/2010 10:59:33
Totalmente de acuerdo con el autor del artículo, pero como se dice en otro comentario, si los pequeños y medianos empresarios no nos unimos para obligar a algún partido político que mire por nuestros interes, los intereses de todo el país para generar empleo, el ente político que tenemos no va a hacer nada, solo esperar a que pase el temporal y ver cuantos de nosotros han sobrevivido para seguir explotandonos
#8 Francisco J. 21/05/2010 10:31:16
Totalmente de acuerdo con el comentario de Iñigo y con lo expuesto en el artículo. La prudencia, el apalancamiento moderado, la visión a largo plazo en lugar de la búsqueda del enriquecimiento rápido son virtudes que se han ido perdiendo después de unos años de borrachera en los que muchos ganaron mucho en poco tiempo. Hoy muchas de estas empresas ya no existen. Es la parte positiva de la crisis, lo malo son los millones de trabajadores que han perdido el empleo, los proveedores sin cobrar, etc
#7 Iñigo 20/05/2010 9:17:49
Además de creer que serán los sectores tradicionales los harán remontar la economía, creo que es necesario hacerse también otro tipo de reflexiones.¿Es mejor una política de empresa agresiva, con crecimientos de personal y de estructura rápidos con grandes endeudamientos, con una intención de grandes beneficios en poco tiempo o es mejor una política sólida, paso a paso, con beneficios moderados, crecimiento lento con pocos endeudamientos, con intención de durar en el tiempo y no ser una empresa volátil?. La segunda empresa suena a antigualla pero creo que son las que aguantan mejor los envistes que pegan estas crisis. Cuando una empresa ve la necesidad de evolucionar, hacer I+D+I, Nanos, Ecos y Bios ya lo hace por sí sola porque posiblemente su producto o el mercado lo esté demandado. No porque llegan los políticos con el talonazo y la boca llena de babas malgastando y hablando de temas que ni conocen.
#6 Carlo 20/05/2010 7:45:50
Los pequeños empresarios, todos, no podemos no estar de acuerdo con cuanto escribe don Albert Esteve. Sin embargo mientras no nos unamos y consigamos suficiente representatividad y poder como para incidir en el poder politico, muy bien definido por el autor del articulo, lo unico que haremos será limitarnos a desahogar nuestra rabia e impotencia ante el desolador panorama presente y futuro.
#5 José García 14/05/2010 10:55:14
Esperemos que este articulo, y sus comentarios, los lean las instituciones y los políticos con poder decisión para tomar cartas en el asunto, porque hasta que la economía doméstica no esté a un nivel adecuado esta situación, si se mueve en alguna dirección será hacia atrás. Canalicen las ayudas a pequeñas empresas y autónomos,con proyección de futuro, de forma real, profesional y rigurosa para poder generar empleo, por medio de organismos cualificados y no de los Bancos que tienen una visión estrecha y exclusivamente enfocada al interés económico propio e inmediato. Una empresa de la tuerca
#4 MARIO 13/05/2010 19:27:39
No soy economista, soy autonomo, que es mejor. La economia se reduce a las necesidades de la humanidad en cada momento, con algunas variaciones en cuanto a la forma de organización. Es decir, comemos, vestimos, dormimos en casas, ocio etc. Esto es lo fundamental y lo que tenemos que producir, con mas o menos lujos. Los lujos y la avaricia es lo que nos ha perdido ultimamente y por ahí hemos caido. Importante es la eficacia y honradez de la clase politica, por ahí tambien hemos caido. Ya que hemos tocado suelo, necesitamos urgentemente ELECCIONES, no nos sirve decir "más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer" peor que lo actual imposible.
#3 José Carlos 09/05/2010 19:17:46
Menos mal. Todavía hay alguien que cree que la construcción puede volver a ser uno de los motores de la economía española. Es que si no es así, mal vamos. Esto no es Alemania, Aquí, o tira "el tocho" y el turismo, o pasaremos de ser un país de inmmigrantes a otro de emigrantes.
#2 Xavier V. 04/05/2010 21:47:51
Desgraciadamente ni los políticos ni los medios de comunicación tienen ni idea de lo que es la economía real, mucho menos los problemas de las pequeñas empresas, de los autónomos, y ahora se nos dice que tenemos que cambiar de sector o cerrar la empresa. Esta visto que apoyo no vamos a tener ninguno. Resistir o cerrar, lo de los sectores "emergentes" será para nuestros hijos (con suerte).
#1 Vicente 04/05/2010 20:26:52
Estoy totalmente de acuerdo en que los sectores tradicionales han de ser la base de la recuperación. Pero con casi un millón de viviendas por vender la construcción va a tardar años en recuperarse. El problema más grave está aquí en Levante y en otras zonas de segundas residencias y urbanizaciones que parecen pueblos fantasma, con casas a medio construir, sin un alma. Muy deprimente.

Nou comentari

Identifiqueu-vos | Registreu-vos 
Avís
Els comentaris passen per un procés de moderació, pel que poden trigar un temps a aparèixer publicats.

Els comentaris són l'opinió dels usuaris i no la del portal. No s'admeten comentaris insultants, racistes o contraris a les lleis vigents. No es publicaran comentaris que no tinguin relació amb la notícia/article, o que no cumpleixin amb les condicions d'ús.