Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

CT Pack duplica la velocidad de sus máquinas de envasado y reduce los desechos gracias a Rockwell Automation

21/05/2012

21 de mayo de 2012

CT Pack con sede en Ferrara, Italia, fue creada en 1996 por Gino y Giuliano Cocchi, combinando la experiencia de tres marcas punteras: Mopa, Otem y Vortex Systems. El objetivo de la compañía era convertirse en líder en envoltura y embalado de productos alimenticios. Las líneas de envasado de galletas saladas tradicionales generalmente pueden envasar un máximo de 350 paquetes por minuto, y los desechos generalmente representan el 30% de la producción. Es por ello que los productos alimentarios de este tipo, caracterizados por su extrema fragilidad, se manejan horizontalmente y luego se rotan 90° (para colocarlos 'de lado') y se colocan lado a lado para ser embalados en paquetes individuales. De hecho, la rotación mecánica y el contacto subsiguiente entre los dos elementos representan unos de los pasos más delicados del proceso. Más aún, usar sistemas de aire comprimido dañaría el producto, y el requisito del cliente de aumentar la velocidad del proceso de envoltura de hecho aumentaría considerablemente el riesgo de que el producto se rompiera durante esta fase. Por todo ello, CT Pack se puso en contacto con Rockwell Automation para obtener asistencia.

Los ingenieros de CT Pack sugerieron eliminar el movimiento de rotación para mantener las galletas individuales horizontales y luego colocarlas una sobre otra, en una pila, listas para la envoltura. Bruno Alberti, gerente del departamento de Hardware y Software de CT Pack indica: “Este método de operación es posible gracias a un sistema de entrega que se eleva a medida que se eleva la pila. La alta velocidad del sistema, que apila más de cinco galletas en un segundo, induce vibraciones, lo que puede dañar el producto. Por esta razón diseñamos una arquitectura totalmente nueva.

foto
Los ingenieros, en colaboración con Roberto Loce, especialista en motores lineales de Rockwell Automation, desarrollaron una solución de ‘Arquitectura Integrada’ innovadora pero basada en componentes existentes en el mercado. Alberti continúa: “Rockwell Automation era la única compañía que estaba lista para invertir con nosotros en investigación y desarrollo. Ésta es una de las principales razones por las que decidimos trabajar con Rockwell Automation.”Alberti explica: “Si bien se cumplió el requisito de velocidad de la aplicación, el tamaño grande de los servomotores lineales LDC-Series presentaba un problema para esta aplicación específica. El tamaño de los motores no podía manejar las masas implicadas en el proyecto, así que se encontró una solución. Se implementaron bobinados fijos usando imanes como piezas móviles. Al invertir los conceptos tradicionales fue posible reducir pesos y tamaños, evitando también la necesidad de mover el cableado”.
Al instalar los dos servomotores de alto rendimiento y económicos en posición opuesta uno con respecto al otro, la potencia disponible se duplicó, manteniendo a la vez prácticamente iguales las dimensiones de la máquina. El campo magnético creado en el sistema de imanes opuestos queda equilibrado en relación con la mecánica usada, lo que permite una estructura de soporte más liviana.La flexibilidad de los motores lineales, cuya velocidad puede ser modificada fácilmente mediante el software Motion Analyzer, también permite que se adapten en tiempo real a las distintas alturas de pila requeridas por razones comerciales, o al grosor particular de salida de las galletas. El recorrido permitido es 300 mm, aunque se ha demostrado en pruebas que el sistema puede operar con recorridos de hasta 600 mm.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS