Punto de intersección para llegar al cliente

El embalaje flexible se adapta al almacén y el transporte

Redacción PU y Feria Interpack15/03/2002
La telecompra y la compra por Internet han vuelto a colocar la logística en un primer plano. Lo que el comprador haya pedido haciendo clic con el ratón, espera recibirlo lo más pronto posible. En este proceso se pueden trasladar al comercio electrónico los esquemas logísticos propios del comercio de ventas por catálogo. Se requieren embalajes flexibles en cuanto a su tamaño y cabida, que a la vez garanticen que el cliente final reciba la mercancía en buenas condiciones. Pero también respecto al almacenamiento y para recolectar en los almacenes las mercancías a despachar se buscan soluciones altamente flexibles.
foto
Pinturas y esmaltes constituyen ‘materiales peligrosos’. En la foto, envases en base a Stamylan P, un PP de DSM.
La compra por Internet obliga a automatizar los envíos de mercancía que maneja la empresa transportista, pues si hasta hace poco en un palet completo se cargaban alrededor de 60 unidades y cada una contenía 10 artículos diferentes, en el futuro se tendrán que distribuir esos 600 productos por separado por todo el país. Ni siquiera el conocido proveedor de libros Amazon ha obtenido buenos resultados con el despacho inmediato y directo. El éxito del comercio electrónico dependerá de si las empresas logran contener el coste de la gestión de logística que comprende el almacenamiento, la recolección de artículos almacenados y el embalaje de mercancías, en comparación con el proceso convencional. Y es que el coste de la logística representa de 20 a 25 por ciento de los costes totales en el caso de muchísimos productos.

Hasta en los sistemas logísticos cerrados, que son ideales para los recipientes multiusos, con frecuencia se plantean requerimientos diferentes. Así por ejemplo, las empresas transportistas exigen que el espacio disponible se utilice óptimamente, aun cuando las remesas no se compongan de artículos homogéneos, y que los palets y los contenedores sean aptos para almacenes automatizados. Con el fin de atender estos requerimientos se han desarrollado sistemas de capacidad variable que se pueden incorporar al palet para formar una unidad de transporte. El palet está diseñado de forma que se puedan fijar en él paredes laterales plegables. Éstas pueden ser de cartón ondulado o, si se trata de un verdadero sistema multiuso, pueden estar fabricadas de madera o plástico. Se desarrollaron nuevos modelos de planchas huecas fabricadas de plástico para garantizar suficiente estabilidad y rigidez y reducir el peso de la unidad de carga. La altura de las paredes laterales es variable, pudiéndose componer así unidades de transporte más pequeñas.

foto
El mercado presenta diversas novedades relacionadas con el film estirable.

Etiquetas inteligentes

Cuando se trata de sacar mercancía mixta de los almacenes ha dado buen resultado el sistema de etiquetas basadas en transponder. Las llamadas etiquetas inteligentes tienen chip y antena y pueden almacenar y transmitir cualquier tipo de datos. Así, los datos de los productos que se encuentran en una caja tras haberlos extraído del almacén, se guardan en una sola etiqueta y se pueden recuperar rápidamente utilizando aparatos de lectura adecuados. Esta tecnología también es beneficiosa si se aplica en la gestión de almacenes. En ese caso, el transponder se coloca en el estante. Sin embargo, en vista de que las estructuras metálicas por lo general producen radiaciones que generan interferencias en la recepción de señales, se han desarrollado soluciones especiales para evitar estos inconvenientes.

Los films facilitan el trabajo

Las mercancías sacadas del almacén generalmente se transportan en palets. Por lo que respecta a la protección de lOs palets, en los últimos años han aumentado las pretensiones en cuanto a la automatización y la productividad. Las máquinas automáticas de embalar con film estirable envuelven palets inmovilizados y están basadas en el principio del rotor. Un sistema de preestirado ayuda a ahorrar material. Aquí son importantes las características cualitativas de las láminas utilizadas para evitar daños durante el transporte. En Alemania, la iniciativa "Pro Stretch", a la que pertenecen fabricantes de láminas de plástico estirables, creó un sello de calidad que garantiza el estándar mínimo de espesor de la lámina, cantidad de lámina y tolerancias admisibles.

Para determinar las propiedades de la lámina se aplican diferentes métodos de control:

  • verificación de las dimensiones geométricas: espesor, ancho y longitud de la lámina, así como peso por unidad de superficie;
  • ensayos mecánicos: característica de fuerza-distancia y de tensión-alargamiento, ensayo de perforación;
  • análisis químico de las características específicas del material.

Para evitar daños en el transporte, constantemente se están perfeccionando las máquinas de embalar con film estirable, adaptándolas a las especificaciones más recientes para la protección de la carga. Así por ejemplo, las láminas preestiradas fuertemente pueden transmitir las fuerzas generadas durante el proceso de estirado a los bultos y producir daños a algunos paquetes. Por otra parte, las láminas que no hayan sido preestiradas pueden dar lugar a que los bultos cargados en la paleta se muevan y rompan la lámina. Por lo tanto, la lámina y el programa de estirado deben ajustarse con precisión en función de los bultos que se vaya a proteger.

Entre las innovaciones referentes a los filmes de plástico estirable para envolturas están por ejemplo las láminas perforadas o las reticulares utilizadas en la industria del envasado en caliente para evitar la formación de agua de condensación y las láminas reforzadas en los bordes para evitar rasgaduras. Para estas láminas también se deberán desarrollar métodos de análisis apropiados y así establecer los parámetros de calidad.

Las máquinas de embalar con lámina estirable que trabajan con dos cabezales de estirado ofrecen un alto rendimiento. Con ellos quedan descartados los paros de la máquina para reponer bobinas de lámina como sucede en otro tipo de máquinas y, si se rompe la lámina de un cabezal, el otro puede terminar automáticamente el programa de embalaje. Con una sola máquina se pueden ejecutar varios tipos de envoltura: cruzada en espiral, opcionalmente con uno o dos cabezales estiradores; en espiral sencilla, con un solo cabezal estirador en acción; franja ancha y franja en la parte superior.

Si el contenido es peligroso...

Entre los tipos de envases y embalajes existe un género especial que agrupa a los de materias peligrosas. Aquí lo principal no es proteger la mercancía sino a las personas y al medio ambiente. Entre los productos peligrosos están incluidos las pinturas, los esmaltes y los productos químicos, así como también envases de artículos al por menor, como aerosoles, alcohol, artículos pirotécnicos y cerillas. De conformidad con lo establecido en el reglamento sobre transporte de materias peligrosas por carretera y en el convenio europeo respectivo, tales envases y embalajes deben superar un ensayo de homologación del tipo.

Con la colocación del número de homologación UN respectivo, el fabricante garantiza que los envases y embalajes fabricados en serie se ajustan al modelo homologado y que se cumplieron las condiciones mencionadas en el permiso. Los grandes fabricantes de envases y embalajes para materias peligrosas por lo general disponen de sus propios centros de inspección autorizados.

Cuando se trata de transportar grandes cantidades de productos químicos líquidos, así como pinturas y esmaltes el gran recipiente a granel (Intermediate Bulk Container, IBC) está tomando la delantera. A diferencia del costoso proceso de limpieza del contenedor convencional después de cada uso, en el contenedor IBC sólo se cambia la vejiga interior de polietileno. En lo que se refiere al equipamiento antiestático, el contenedor IBC está provisto de una estructura metálica que lo rodea y posee las mismas propiedades que los contenedores de acero fino convencionales. La novedad de este diseño son las válvulas de salida de líquido, fabricadas de un plástico especial con propiedades como las del PTFE, que es apto para toda clase de materias a transportar. Las juntas son del mismo material, de modo que en el futuro se evitarán confusiones y se tendrá seguridad al descargar. Esto es importante cuando se carguen distintos tipos de productos y, además, ahorra gastos. Los IBC están equipados con palets de plástico especiales que por su diseño se pueden utilizar sobre cintas de rodillos y sistemas transportadores y permiten apilar los contenedores. Las características geométricas del fondo hacen innecesario colocar una bandeja de acero.

El éxito del comercio electrónico dependerá, entre otras cosas, de si las empresas logran contener el coste de la gestión de logística
foto
Embalajes para productos frescos

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS