Dos tendencias en boga marcan el futuro de los envases y materiales de envasado

El acabado de primera calidad y la impresión de seguridad

Redacción Interempresas15/06/2008

15 de junio de 2008

Tras la celebración de la feria Drupa 2008, los expertos en acabado e impresión de todo el mundo están de acuerdo en que, en estos momentos, hay dos temas en boga en el sector: los envases y materiales de envasado con un acabado de alta calidad y la impresión de seguridad.
foto
La gama de medidas de seguridad es amplia, desde fondos grabados a hilos de seguridad, pasando por hologramas.
La situación actual -la combinación de tintas de impresión, los sustratos, la maquinaria de impresión y las tecnologías de acabado, unidos al empuje actual de innovación del sector- no tiene precedentes y supone un gran estímulo para el desarrollo futuro de la impresión de envases.

Última generación: cuanto más sofisticado, mejor

Los proveedores europeos de servicios de impresión de envases y acabado están rompiendo barreras para ofrecer resultados “brillantes y chic”. El dorado y el plateado dominan, pero también se utilizan otros efectos metálicos para llamar la atención. Barnices, barnices UV, barniz mate y brillo, estampado metálico ('foil stamping), estampado en frío ('cold foil'), tintas de secado rápido: todos estos efectos de acabado están orientados a atraer a los consumidores e incitarles a la compra del producto en el punto de venta. Además, ahora los impresores pueden trabajar en todo tipo de superficies, en un amplio abanico de sustratos que podamos imaginar.

La impresión de envases mediante impresión offset de hojas se considera el segmento más industrializado. La gama de sustratos imprimibles es amplia y va desde los cartones y plásticos ondulados de todos los grosores imaginables hasta papel y cartón ligeros, pesados o a doble cara, hojalata y compuestos. Además, prácticamente ya no hay ningún límite para los fabricantes de maquinaria. Con velocidades de hasta 18.000 hojas por hora, los procesos de ajuste van a automatizarse más y con ello aumentará la rentabilidad.

El segmento del rotograbado es importante en China y Japón, sobre todo porque la impresión a gran escala es común en estos países. Dada la explosión del consumo de tabaco en todo el mundo, otro segmento importante es la impresión de cigarrillos en la bobina.

foto
Los proveedores europeos de servicios de impresión de envases y acabado están rompiendo barreras para ofrecer resultados “brillantes y chic”.

¿Se está enfriando el boom de la RFID?

Entre los diseñadores e impresores de envases, seguramente los expertos en seguridad sean de los que más trabajen. Una simple búsqueda por la palabra 'RFID' nos permite encontrar un montón de información sobre patentes, conferencias, productos y artículos. Los proveedores de servicios de impresión más importantes se han dado bastante prisa en establecer divisiones especializadas en el campo de la alta tecnología de seguridad. Además, a pesar de ser un sector limitado, hay una gran cantidad de subsectores: por ejemplo, RFID con maquinaria especial para producir los sustratos y los transpondedores, distintos tipos de hologramas, láminas de difracción, efectos lenticulares y otras tecnologías.

En los últimos años, el sector de la impresión y el envasado se han sumergido de lleno en la euforia del RFID, pero ahora parece que las cosas se están calmando. Los primeros argumentos en contra se originaron en Estados Unidos y Alemania, donde las asociaciones de protección de datos se quejaron de la intromisión que esto supone en la privacidad de los consumidores. El segundo escollo es que todavía no hay ni se pueden crear etiquetas RFID rentables. A finales de septiembre de 2007, la situación internacional era la siguiente: según el tamaño y el tipo de etiquetas RFID, la aplicación y el volumen total del trabajo, los precios oscilaban entre los 0,05 euros y los 0,80 euros por etiqueta. Claramente, este precio es excesivo para la mayoría de los productos. Por ello, las expectativas en cuanto a la tecnología RFID se han enfriado y, de momento, el uso de estas etiquetas se está limitando a las cadenas logísticas de fabricantes y comerciantes.

foto
Todos los efectos de acabado están orientados a atraer a los consumidores e incitarles a la compra del producto en el punto de venta.

Capturar, guardar, jugar: de la seguridad a la publicidad

El tratamiento de la información es un tema cada vez más importante. El sector de la impresión y el envasado, mediante las etiquetas y códigos de barras, disponen de una gran cantidad de información relacionada con los consumidores. Estos datos y, en última instancia, los datos de impresión se están empezando a utilizar con distintos fines, desde la creación de códigos de seguridad hasta trucos publicitarios.

Por regla general, el objetivo de la impresión de seguridad es ofrecer protección frente a la falsificación y, por tanto, luchar contra los mercados sumergidos y la piratería tanto en los países europeos como fuera de sus fronteras. El daño que estas medidas de seguridad en los envases pretenden evitar asciende a varios miles de millones de euros. Además, la gama de estas medidas de seguridad es amplia, desde fondos grabados a hilos de seguridad, pasando por hologramas. En este amplio abanico de posibilidades, destacan los códigos y las combinaciones de color, gracias a las miles de variaciones posibles. Otra opción cada vez más utilizada son las llamadas “huellas digitales”, que no se ven a primera vista.

Los impresores (sobre todo de etiquetas) que trabajan en este sector utilizan sus datos de impresión en la fabricación de dispositivos electrónicos de control. Así, estas empresas, antes impresores tradicionales, se están convirtiendo en proveedores de equipos, por ejemplo, de equipos portátiles o sistemas de verificación para comprobar la impresión en línea. Esto hace que sea necesaria una interconexión rápida y sin fallos entre el dispositivo de control y la etiqueta.

No obstante, donde verdaderamente puede desarrollar todas sus posibilidades esta tecnología es en los cajeros automáticos. Aquí también los impresores de etiquetas ofrecen impresión de seguridad, incluidas las tintas especiales de seguridad para billetes y tarjetas, y suministran los dispositivos de control que permiten que los cajeros funcionen a la velocidad exigida por los clientes: hasta 1.800 recibos, etiquetas o billetes por minuto es la norma general. Además, cada vez se seguirá exigiendo mayor velocidad de lectura/control.

Publicidad cruzada gracias al tratamiento sofisticado de los datos

En los países de habla inglesa, los concursos diarios son muy populares. Los pocos impresores en offset activos en este campo trabajan al límite. Por ejemplo, muchas veces el tratamiento de los datos necesarios para la organización, control, impresión y envasado de todas las tarjetas de respuesta múltiple sólo puede hacerse de forma semiautomática. Y como culmen, hay un sofisticado sistema logístico de entrega. Los datos recopilados se utilizan en una mezcla de medios de promoción: por ejemplo, en primer lugar, pueden utilizarse para la impresión de las tarjetas, pero luego esos mismos datos se emplean para la impresión de los folletos y anuncios o para la creación de los sitios web. El usuario debe poder reconocer, por ejemplo, que la lupa del sitio web que abre la publicidad es la misma que la que aparece en el folleto, el anuncio o el envase. Por supuesto, la etiqueta o tarjeta también deben llevar la lupa.

Otro ejemplo de este tipo de aplicación son las promociones que contienen los envases (on-pack) de las bebidas no alcohólicas en forma de una llave impresa. Una empresa experta en promociones de tipo 'rasca y gana' marca las llaves con códigos impresos y las cubre con una capa especial 'rascable' (tintas termocromáticas u otro tipo de tintas de seguridad). Los datos de impresión se envían a un fabricante de pantallas y sistemas para PC. Los ordenadores se colocan en discotecas y bares. Si el código de la llave es el elegido, el envase de la bebida mostrado en pantalla se abre para indicar que el cliente de la discoteca ha ganado un premio; al mismo tiempo, el usuario vuelve a interiorizar el mensaje publicitario. El código del envase activa un proceso digital y viceversa.

Para muchos proveedores de productos de confitería, la identificación y descifrado de códigos de barras es esencial. Es común aplicar una tira plateada sobre los códigos impresos con tinta para taparlos. De esta manera, el cliente sólo puede ver el código una vez comprado el producto. Luego, el comprador puede introducir el código con su ordenador para participar en un concurso. El instinto de juego puro y simple se satisface mediante el código y la impresión. Además, en lo que se podría considerar un subproducto de este proceso, las etiquetas están especialmente fijadas para que no puedan retirarse hasta que el cliente haya pagado el producto.

En Estados Unidos, es habitual promocionar los productos de marca caros mediante campañas de marketing combinadas. En ellas, la empresa encargada del acabado del envase crea el producto impreso. Un ejemplo es la incorporación en el producto de una película transparente que puede levantarse y colocarse en una zona específica del monitor del ordenador para resolver juegos en línea. No obstante, lo verdaderamente interesante es que el fabricante del producto de marca, con la ayuda del impresor del envase y con los datos de impresión/códigos ganadores, puede sacar una copia de los correos enviados por el cliente.

foto
El sector de la impresión y el envasado se ha sumergido en la euforia del RFID.

Los folletos están en boga

Los folletos con instrucciones de seguridad e información sobre un producto se están utilizando mucho en todo el mundo. Los folletos suelen constar de bastantes páginas y ofrecen descripciones minuciosas de los productos, pero están impresos y empaquetados en un formato compacto. Absolutamente todo, desde un buen queso a un vino de calidad, hoy en día viene empaquetado con un folleto. Los minuciosos prospectos incluidos tradicionalmente en los medicamentos son un ejemplo de esto. En este sector, el impresor también se encarga de los sistemas de aplicación de las etiquetas. Las propiedades especiales de abrefácil y resellado son cortesía del impresor, que también las produce en máquinas de postimpresión. También se pueden producir etiquetas que ofrezcan una segunda función; por ejemplo, que puedan utilizarse como letreros para botes de infusiones.

La impresión de etiquetas se suele realizar mediante prensas multiproceso de ocho colores y de banda estrecha, que permiten la combinación de impresión flexográfica, impresión serigráfica, offset e impresión tipográfica. Las versiones de estas máquinas dirigidas al sector farmacéutico también están equipadas con completos sistemas de inspección de seguridad. Con las licencias pertinentes, se pueden procesar y doblar en formato miniatura folletos de 16 a 32 páginas.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS