Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La industria del envase y la innovación ante los nuevos objetivos europeos en gestión de residuos

Juan Quintana, secretario general de la Plataforma Envase y Sociedad

16/12/2014
foto

Que el envase cumple un papel fundamental en la sociedad actual y su presencia es necesaria e inevitable, es un hecho incuestionable. Con el aumento del consumo, se ha incrementado su uso y también su funcionalidad: el envase evita problemas como contaminaciones alimenticias, facilita el almacenamiento y el transporte, ayuda a conservar la cadena de frío, amplía la vida útil del producto y es un soporte de información para el consumidor y para la propia marca.

En paralelo también ha aumentado el compromiso medioambiental en torno a la gestión sostenible del envase, tanto por parte de la industria, que engloba a todos los actores que de una u otra forma intervienen en el ciclo de vida del envase, como por la sociedad en general cuyo papel es esencial dentro de este ciclo, a través de la separación de residuos para su reciclado y reutilización.

foto

La industria ha ido incorporando a todos sus procesos conceptos como la responsabilidad a lo largo de todo el ciclo de vida del envase y mejoras técnicas que permiten una mayor reciclabilidad de los materiales para reducir el uso de materias primas. Gracias a estas medidas, por ejemplo, el volumen de envases se ha llegado a reducir en peso unitario en torno al 25%. En paralelo, se ha mejorado y extendido la gestión eficiente de residuos, con la creación y perfeccionamiento de los sistemas integrados de gestión implantados desde finales del siglo XX en toda Europa y de otros modelos de manejo de envases usados.

En la actualidad, los sistemas integrados de gestión europeos recogen el 95% de las toneladas de envase recicladas. En España, en el caso de los envases ligeros y el papel cartón, la tasa de reciclaje en nuestro país ya ronda el 72%, muy por encima del objetivo europeo actual, fijado en el 55%. También son muy positivos los datos del vidrio, que rozan el 69%, 9 puntos por encima de las exigencias europeas.

Estos datos nos permiten mirar con optimismo el futuro del reciclado de envases en España, si bien nos encontramos en un escenario regulatorio, socioeconómico y técnico en transformación que va a exigir a la industria adaptarse a los nuevos cambios y a unos objetivos sobre reciclado más exigentes, que la Comisión Europea recoge en su paquete de medidas para impulsar la transición a una economía más circular.

La propuesta contempla entre sus objetivos aumentar el reciclado y/o la preparación para la reutilización de residuos urbanos hasta el 70% en 2030 -50% en 2020- y determina que antes de 2015 deberá estar establecida una recogida separada para, al menos, papel, metales, plástico y vidrio.

También incluye entre sus objetivos reducir la generación de residuos de alimentos en un 30% en 2025, la obligación de la recogida separada para los residuos biodegradables, eliminar gradualmente de aquí a 2025 el vertido de residuos reciclables en los vertederos y garantizar la plena trazabilidad de los residuos peligrosos. Asimismo apuesta por una responsabilidad ampliada del productor mediante la definición de unas condiciones mínimas y por mejorar la coherencia global alineando las definiciones y eliminando requisitos legales obsoletos, como el objetivo de valorización y el límite de reciclado en los residuos de embalajes. En cuanto a estos últimos, la Comisión propone unos objetivos generales de reciclado —60% en 2020, 70% en 2025 y 80% en 2030—, así como objetivos específicos —90% para el papel/cartón, metales no férreos aluminio y vidrio, 80% para la madera y 60% para los plásticos.

Además de hacer frente a estos ambiciosos objetivos, el sector deberá adaptarse a los nuevos cambios regulatorios en materia de gestión de residuos, cuyos borradores han sido ya presentados y que, aunque pueden seguir caminos muy divergentes, contienen algunos puntos estratégicos que van a impactar de lleno en el actual modelo de gestión de residuos.

Otro aspecto muy relevante es la necesidad de homogeneizar los modelos de medida de la tasa de reciclado para que la comparativa transnacional e interanual sea objetiva. Además los posibles cambios en los nuevos sistemas de medida van a reducir mayoritariamente las ratios y van a dificultar la consecución de los objetivos que se fijen. Incluso desde la Comisión Europea se insinúa algún posible ajuste que permitiría paliar una caída en las tasas de reciclado como consecuencia de la revisión del sistema de medida; por ejemplo, considerar un envase reutilizado como un envase reciclado.

En definitiva, la Comisión Europea plantea unos objetivos que en buena parte comparte la industria del envase y para cuyo cumplimiento va a tener que seguir invirtiendo en innovación y desarrollo. Estos objetivos pasan por mantener el uso productivo de los materiales durante más tiempo, una mayor eficiencia resultado de un diseño innovador y avances técnicos que transformen los residuos en recursos y contribuyan a mejorar la competitividad de los países de la UE en el escenario mundial.

Sobre la Plataforma Envase y Sociedad

La Plataforma Envase y Sociedad es un foro para el diálogo y el intercambio de experiencias entre organizaciones, instituciones y ciudadanos. Surge de la colaboración de organizaciones y entidades que participan de forma directa o indirecta en las distintas fases del ciclo de vida del envase.

Nace en marzo de 2013 con el objetivo de poner en valor el ciclo de vida del envase a través de los beneficios sociales, económicos y medioambientales que los envases aportan al conjunto de la sociedad, fomentar la I+D+i y divulgar los avances e innovaciones en la vida de los envases.

Su propósito es ser referente técnico y divulgativo de los avances que se han producido, y se producen de manera constante, en la gestión sostenible de envases y embalajes.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.