“La tecnología está cambiando modelos tradicionales de negocio como el sector del packaging”

Entrevista a Àlex Brossa, director del Clúster del Packaging

Javier García10/12/2014

El Clúster del Packaging ofrece una amplia agenda de convocatorias, actividades, cursos para potenciar el sector y ayudar a las empresas del envase. Sobre conclusiones de jornadas, sostenibilidad, innovación, el uso de bionsensores en el sector, retos, oportunidades y cómo encara el sector 2015, nos habla en esta entrevista su director, Àlex Brossa Enrique, quien se muestra optimista en el futuro de este sector, que trabaja para mejorar la sostenibilidad (reducción de material, mejora del ciclo de vida, eficiencia energética, etc.), mejorar el packaging (seguridad alimentaria, usabilidad, aumento duración productos, etc.) y finalmente hacerlo sin incrementar el coste para el consumidor.

foto
Àlex Brossa, director del Clúster del Packaging.

Recientemente celebraron la II Jornada de Inmersión Estratégica del Clúster del Packaging en Món Sant Benet. ¿Qué objetivos tenía?

La inmersión de dos días es el encuentro anual del clúster, que tiene por objetivo reflexionar a nivel estratégico sobre los retos del sector; identificar posibles oportunidades de negocio; compartir casos de éxito del sector (como emprendimiento, diseño, o economía circular); y finalmente debatir los retos de futuro del sector estableciendo nuevos proyectos y actuaciones para el clúster para el año siguiente.

Se habló de las tecnologías disruptivas, ¿cuáles son éstas y de qué manera influyen en el sector del packaging?

La Tercera Revolución Industrial, basada en las energías verdes y organizada y administrada des de Internet, ya ha llegado. Estamos en un cambio de modelo, que afecta también al sector industrial. En ello, la tecnología tiene un papel clave, que está ya cambiando tradicionales modelos de negocio, por ejemplo es el paso de eliminar intermediarios (paso B2B al B2C), pasar de la cultura del producto hacia una de servicio, o fomentar modelos sostenibles de economía compartida P2P.

Todo esto transforma el sector del packaging como lo habíamos concebido hasta el día de hoy y genera a su vez nuevos retos, como transformar los procesos de las compañías hacia el modelo de Cradle-to-cradle, y nuevas oportunidades de negocio: como son el e-commerce, el internet de las cosas o el 3D printing o los biosensores. Y el packaging se deberá adaptar e integrar con los nuevos modelos que facilita la tecnología.

La innovación en el marco de los clústeres, ¿de qué forma creen que se consigue?

Los clústeres son el Vueling de las asociaciones. Entidades nacidas con vocación de servicio al cliente, con una estructura de costes muy ajustada, con mucha facilidad al cambio, visión adaptativa, y liderada por los más activos. Trabajar en clave de clúster implica tener la innovación siempre como vector intrínseco. Innovación es trabajo en red con todas las entidades complementarias que ya están trabajando para el sector, en ámbitos como son la internacionalización o la transferencia de tecnología. Así como la interacción con los otros clústeres locales o internacionales, que faciliten sinergias cross-sectorial. A su vez, el clúster integra a todo el sector transversal que representan, sumando en él a distintos agentes del modelo de cuádruple hélice (administración, conocimiento, empresas y ciudadanía).

foto

La sostenibilidad es un reto. En cuanto a la economía circular, ¿a qué conclusiones se llegó?

No tenemos un problema de energía, tenemos un problema de materiales que afectan a la salud humana y ambiental. Así empezó la ponencia de Ignasi Cubiñà en la Inmersión Estratégica. Actualmente en la UE sólo se recicla un 40% de los residuos municipales generados. La economía circular plantea la oportunidad de reducir las actuales importaciones de materias primas de la UE y crear a su vez nuevos puestos de trabajo que nunca serian deslocalizables. Además, las compañías tienen una oportunidad de adaptar sus procesos, pasando de procesos lineales a circulares. El consumidor tendrá un papel clave de seleccionar a los más responsables, y la administración en hacer una regulación sostenible.

El peso del diseño en el sector del envase, ¿es una ventaja o, por el contrario, aporta presión?

El 70% de las decisiones de compra se toman en el punto de venta y el tiempo medio de decisión es de 5 segundos. Un buen diseño ayuda al posicionamiento del producto y el packaging sigue siendo un elemento fundamental de los valores de marca de la empresa.

Además, diseño implica también materiales e innovación: impulsar el smart packaging, para que aporte mejoras de usabilidad y funcionalidad, siendo a su vez un modelo circular que sea saludable y seguro para las personas y el entorno desde su producción hasta su reutilización, daría un salto adelante a la competitividad de muchas industrias.

También el clúster ha organizado jornadas centradas en los bionsensores. ¿Cómo puede ayudar esta tecnología al sector?

La proliferación y crecimiento internacional de las aplicaciones de los biosensores ha permitido abrir distintas líneas de negocio, en especial actualmente, con distintas aplicaciones al sector salud. Como clúster debemos ser capaces de ligar retos del sector con soluciones que estén funcionando ya en ostros ámbitos. En el proyecto biosensores estamos muy esperanzados porque tenemos a todas las piezas alineadas: tenemos un cetro referente internacional que conoce la tecnología a la perfección (ICN2), centros tecnológicos de excelencia alineados que ayudan a adaptar la tecnología a aplicaciones concretas (Ascamm, Leitat, Irta) y, finalmente, a todo el sector organizado con el Clúster del Packaging, con retos concretos a solventar.

El Centro Metalúrgico y el Packaging Clúster colaboran conjuntamente. ¿Qué sinergias hay entre ambas entidades? ¿Qué tipo de acciones organizan?

El clúster genera alianzas con otras entidades que estén trabajando bien otros campos, en éste caso la internacionalización. Con el Centre Metal•lúrgic tenemos un convenio con el que trabajamos fundamentalmente dos cosas: facilitar delegados comerciales a empresas del Packaging para aumentar la presencia al exterior y exportaciones, y la realización de misiones comerciales. Este año hemos llevado conjuntamente a empresas del sector a la Feria de Pack Expo en Chicago y otra misión en Tailandia y Singapur.

La internacionalización de nuestras empresas

El clúster cuenta con empresas con una amplia experiencia en la internacionalización, centros tecnológicos como Leitat (materiales avanzados) e Irta (alimentación), expertos en proyectos internacionales, y entidades como Amec, que son referentes nacionales en éste ámbito y “pueden ayudar mucho” a todos los miembros. “Por ejemplo, en el ámbito de proyectos europeos, ya tenemos proyectos en marcha con la participación de algunas de nuestras empresas”, explica Brossa.

Una de las fortalezas del clúster es la de promover relaciones a través de otros clústeres internacionales. “Ejemplo de ello es que en la pasada Inmersión Estratégica invitamos a Food Regio a hacer una ponencia, que es el clúster alimentario del norte de Alemania, para aprender de un lado de una entidad con mucha trayectoria, y del otro lado fomentar relaciones con otro ecosistema de innovación”, apunta el director del clúster.

Finalmente, otro elemento que impulsa es el de participar como entidad en proyectos internacionales. “Estamos muy contentos porque pese a nuestra juventud como clúster, ya formamos parte de una de las 13 redes ESCP (European Strategic Cluster Partnerships) aprobadas por la Comisión Europea, para mejorar el packaging alimentario usando soluciones de óptica y fotónica”, concluye Brossa.

A su parecer, ¿a qué retos se enfrenta el sector del envase?

El sector es muy exigente y se enfrenta constantemente a una mejora para ser competitivo, local y globalmente. El triángulo equilátero que trabaja el sector es el de ser capaz de mejorar la sostenibilidad (reducción de material, mejora del ciclo de vida, eficiencia energética, etc.), mejorar el packaging (seguridad alimentaria, usabilidad, aumento duración productos, etc.) y finalmente hacerlo sin incrementar el coste para el consumidor. Quien mejor lo resuelva, tendrá una posición dominante en el mercado.

foto

¿Dónde creen que hay nuevas oportunidades de negocio para el sector?

De un lado reforzando la presencia en el primer sector donde opera el packaging, que en Catalunya además tiene un peso histórico determinante, que es el sector alimentario. Interaccionando con empresas alimentarias, de productos gourmet, de foodservice, de cava y vino, acuícola y el cárnico porcino. Además, todos ellos tienen un clúster bien estructurado, con los que se fomentan oportunidades de negocio mediante talleres de innovación entre cada uno de ellos, cuyos generan nuevos retos, grupos de trabajo y proyectos cercanos a mercado. Y del otro lado, estando muy cerca de nuevos modelos de negocio aprovechando las sinergias que tenemos en nuestro entorno.

¿Por ejemplo?

Introducir el packaging como pilar fundamental en el ámbito de las smart cities, aprovechar las más de 400 ferias anuales que se celebran o las sinergias con los grandes eventos deportivos o culturales, donde en todas ellas Barcelona es un referente mundial, generará también nuevas oportunidades de negocio.

¿De qué manera puede ayudar el clúster a las empresas del sector?

El clúster es el ágora para las empresas. La plaza donde confluyen todos los actores que trabajan en el packaging: debate, relaciones, estrategia y acción. Packaging Cluster ofrece servicios avanzados para satisfacer a los retos empresariales, ligados siempre a la mejora de la competitividad. Nos centramos en la detección de nuevas oportunidades de negocio, impulso de nuevos proyectos de R+D+I, tener voz propia y ser un agente clave que ayude a impulsar el cambio social y económico, y fomentar las relaciones internacionales.

¿Cómo encara el clúster 2015?

Con mucha ilusión. El sector del packaging ha conseguido situar un clúster con un modelo de gestión profesional y reconocido por las distintas administraciones (sello Catalonia Clusters, en Cataluña; AEI, en España, y Bronze Label, en Europa). Ahora queremos reforzar la entidad y seguir creciendo para ser un referente internacional. El Clúster Packaging Arena de Suecia es nuestro modelo a seguir. En 2015 la previsión es la de aumentar el número de socios y facturación. Esto se podrá conseguir aportando nuevos servicios, nuevos proyectos y, en definitiva, nuevas oportunidades para nuestros miembros.

Sobre el Clúster del Packaging

El Clúster del Packaging es una entidad que integra a empresas, organizaciones y centros de conocimiento de toda la cadena de valor del sector, con el objetivo de mejorar la competitividad a través de promover el cambio estratégico de las compañías. Esto se consigue impulsando tres ejes interrelacionados entre ellos: la generación de proyectos (individuales o en colaboración); actividades que fomentan el networking; y la inteligencia de mercado.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Cluster del Packaging

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS