Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Encuentro con Dennis Jönsson, presidente y CEO de Tetra Pak

Tetra Pak presenta la séptima edición del Dairy Index

Nina Jareño

03/10/2014

El Dairy Index (Índice Lácteo) de Tetra Pak tiene como objetivo ofrecer una visión única del sector lácteo en la actualidad y las tendencias del futuro. Este año, el informe se centra en los desafíos a los que se enfrenta la industria láctea, con la demanda estancada en muchos mercados desarrollados mientras que el sector lácteo en países en desarrollo ha crecido a niveles sin precedentes. Dennis Jönsson, presidente y CEO de Tetra Pak, presentó el pasado 30 de septiembre las principales conclusiones del Dairy Index.

El informe Dairy Index de Tetra Pack muestra una radiografía anual de las principales tendencias, actuales y futuras, que impulsan la industria láctea en todo el mundo. El informe explora de qué manera está estructurada la industria láctea y cómo puede abastecer las futuras demandas de productos.

Actualmente, la industria láctea vive un proceso de estancación en Europa y Estados Unidos, aunque su demanda sigue aumentado. Por el contrario, la demanda ha experimentado un crecimiento importante en los mercados emergentes, sobre todo en China e India. El Índice Lácteo de Tetra Pak revela que la demanda mundial de leche aumentará un 36% en la próxima década, debido en gran parte al crecimiento demográfico y al aumento de la prosperidad y la urbanización en África, Asia y América Latina. Sin embargo, la oferta y la demanda de leche están desequilibradas en todo el mundo y, debido a que esta demanda está creciendo en los países en vía de desarrollo, es muy poco probable que pueda satisfacerse por parte de los mercados locales. Por otra parte, en los países desarrollados, los excedentes de leche se enfrentan al reto de la competencia en la exportación y a la caída interna del consumo.

Así, se espera que el consumo mundial de productos lácteos se eleve impulsado por los mercados emergentes. El consumo global de leche crecerá un 1,8% hasta 2016, pasando de 212 mil millones de litros a 223 billones de litros, gracias a los mercados africanos, asiáticos y latinoamericanos. Ya en 2024, este consumo de leche aumentará un 78% en China y un 120% en India. Las zonas emergentes donde el aumento será más importante son África (60%), Asia (57%), Arabia Saudí (52%) y América del Sur (42%). Todo esto provocará un aumento de precios constante que no se estancará en un mínimo de 10 años.

foto
Dennis Jönsson, presidente y CEO de Tetra Pak.

Globalización, la clave del mercado mundial

El cambio de hábitos domésticos tiene como consecuencia la disminución del consumo de leche en los mercados desarrollados: en Europa Occidental ha disminuido un 0,8% el gasto en leche entre 2010 y 2013; en Estados Unidos, las ventas de leche han alcanzado su nivel más bajo desde 1984; y en Australia, 4 de cada 10 personas no desayuna.

Estos cambios en la forma de actuar y consumir de las personas afectan directamente al mercado lácteo, que debe adaptarse a la nueva situación europea, americana y australiana y convertirse en un mercado globalizado. Así pues, "el sector lácteo se enfrenta a un nuevo orden mundial y debe hacer frente a los desafíos que plantea la globalización", afirmó Dennis Jönsson, presidente y CEO de Tetra Pak.

"El comercio de leche líquida y de leche en polvo muestra un panorama muy claro de países importadores y exportadores", añadió. Entre los primeros destaca China, con 1,038 millones de tn importadas; Rusia, con 402 tn; Algeria, 261 tn; México, 248 tn; Venezuela, 214 tn; e Indonesia con 210 tn. Por lo que respecta a los exportadores, las primeras posiciones las ocupan Nueva Zelanda con 1,818 millones de tn; EE UU, con 594 tn; Australia, con 310 tn; Bielorusia, con 425 tn; y Alemania y Árabia Saudí, con 290 tn.

foto

China, con 1,038 millones de toneladas importadas, es el mayor importador de leche del mundo.

Retos y oportunidades para los mercados desarrollados

Con un panorama tan marcado de países importadores y exportadores, la mayor oportunidad de negocio para los países desarrollados pasa por la exportación de productos lácteos con mayor valor de marca: se espera que en Asia aumente el consumo un 3,1% hasta 2016, que en Indonesia la nueva clase media demande este producto de forma masiva y que el mercado chino esté dispuesto a pagar más por una leche de mayor calidad.

"Gran número de compañías europeas se están preparando para ampliar sus exportaciones a partir de 2015 y, así, satisfacer la creciente demanda", apuntó Dennis Jönsson. Ese mismo año, la Comisión Europea levantará la cuota láctea y la producción será de carácter libre por primera vez en 30 años. Por este motivo, el número de granjas en las que se explotan los productos lácteos en Europa está creciendo de forma considerable y se espera que la producción europea aumente un 11% hasta 2023. Junto a esta previsión de expansión también se prevé que el mercado de bienes de equipo y procesamiento de leche en polvo aumente un 5% hasta 2020.

Aunque la exportación se asume como un factor positivo, existen ciertos riesgos futuros que deben considerarse. Un ejemplo de ello es "la volatilidad de los precios o las cuestiones políticas y económicas que pueden surgir, como el aumento de las tasas de entrada a según qué países debido a las medidas de protección del gobierno o de la industria láctea local", explicó Jönsson.

Además de la exportación, también existen oportunidades en los mercados desarrollados. En el Reino Unido se espera un aumento del 2,4% en la demanda de leche saborizada y en Alemania se prevé que aumente un 0,4. En Estados Unidos el yogur bebido incrementará su consumo un 5,4% y en Nueva Zelanda, las ventas de este producto han crecido un 7,7% desde 2010. Esto demuestra que la innovación en productos lácteos es clave para el mercado: las empresas deben enfocarse hacia el desarrollo de nuevos productos diseñados para un público joven y adulto, como zumos con leche, smoothies o yogures líquidos, y seguir una línea nutricional sana que aporte valor añadido. De este modo, "la inversión en investigación, conocimiento técnico y comercialización es esencial para impulsar el autoabastecimiento de los mercados desarrollados", señaló Dennis Jönsson.

foto
En los mercados desarrollados aumenta el consumo de productos como batidos y zumos.

Jönsson añadió que "las compañías lácteas en los mercados de importación deberán superar el reto de asegurar un suministro sostenible de leche de alta calidad, manteniendo el ritmo de la creciente demanda. Mercados como China y Arabia Saudí están consiguiéndolo de múltiples formas : aumentando la inversión en el sector lácteo nacional, asociándose con empresas extranjeras consolidadas  y manteniendo la diversificación de su oferta con productos de valor añadido. Fundamentalmente, se trata de medidas que contribuyen a lograr un equilibrio capaz de apuntalar el futuro de una industria láctea sostenible".

En conclusión, los productores lácteos de los mercados desarrollados deben encontrar el punto medio entre los ‘triunfos rápidos’ que supone la exportación a economías emergentes y la necesidad de aumentar el mercado local. Las reacciones de estos productores tendrán un importante impacto en las tendencias de futuro y marcarán los próximos acontecimientos de la industria láctea.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS