La jornada trató especialmente sobre ‘La importancia de la migración de los adhesivos para envases de uso alimentario’

El envase alimentario centra el I Encuentro Sectorial del Instituto Español del Envase y Embalaje

David Pozo05/06/2014

El pasado 29 de mayo, el Instituto Español del Envase y Embalaje reunió en Palacio de Congresos de Fira de Barcelona a casi un centenar de profesionales del sector alimentario. El objetivo de este I Encuentro Sectorial, organizado por el IEEE y Graphispack Asociación, era poner sobre la mesa la nueva regulación que rige un tema tan sensible como es el envase y etiquetado de los alimentos. Responsables de packaging de empresas de referencia explicaron proyectos en los que se encuentran inmersos y experiencias llevadas a cabo con sus productos.

El I Encuentro Sectorial, tras las protocolarias palabras de los máximos responsables del IEEE y de Graphispack Asociación, centró sus primeros minutos en abordar 'La importancia de la migración de los adhesivos para envases de uso alimentario'. Ferran Prats, director técnico de la empresa Samtack, comenzó explicando la importancia de los estudios de migración de los posibles componentes de los adhesivos hacia los alimentos, sus posibilidades y limitaciones. Tras repasar el marco legal que rige actualmente, con el Reglamento EU 1934/2004 sobre materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos y el RD 847/2011 que establece la lista positiva de sustancias permitidas para la fabricación de materiales poliméricos destinados a entrar en contacto con los alimentos, Prats se dedicó a detallar el proyecto Migresives, en el que la empresa barcelonesa colaboró intensamente.

foto

El objetivo de este proyecto europeo que finalizó en 2010, y que en en España contó también con la implicación de Asefca y de la Universidad de Zaragoza, era proporcionar a los fabricantes de adhesivos los métodos que garantizasen la seguridad de los mismos en contacto con los productos alimentarios y desarrollar una herramienta que permitiese impedir la migración de lo componentes de los adhesivos hacia los alimentos. Como resultados del proyecto se acabaron identificando una gran cantidad de compuestos tóxicos; que no existen adhesivos iguales, por lo que se se ha de estudiar la especificidad de cada marca; se comprueba que existía multitud de migraciones hacia los alimentos; y que la migración depende en gran medida de las sustancias y de las barreras funcionales (por ejemplo, a través del polietileno pueden pasar una gran cantidad de sustancias).

Samtack, tal y como explicó Ferran Prats, aplicó los resultados en un proyecto propio, facilitando al mercado datos de migración para ayudar al sector y se puso el reto de conseguir un surtido de adhesivos de base acuosa para el sector del envase flexible. Ese proyecto de migración lleva el nombre de Migrafilms y la empresa afincada en la localidad de Esparraguera (Barcelona) lleva trabajando en él los últimos tres años. El resultado ha sido un nuevo portfolio de adhesivos de base acuosa que cuentan con la ventaja de que resultan perfectos para el contacto con los alimentos, son de corte inmediato, no necesitan reposo y reducen los costes porque tampoco es necesario el almacenamiento. En estos momentos, tal y como reconoció Prats, se está trabajando con empresas de maquinaria para sacar al mercado etiquetadoras especializadas en adhesivos acuosos en impresión digital. Uno de los ejemplos expuestos fue la Comexi Nexus L20000, presentada por la multinacional catalana en la pasada Drupa.

foto
Ferran Prats, director técnico de Samtack, habló sobre la importancia de la migración de los adhesivos para envases de uso alimentario.

A continuación el turno fue para Montserrat Castillo, partner director de RepaQ Packaging Consulting, que explicó con detalle el farragoso árbol que compone todo el marco regulatorio aplicable al envase en contacto con los alimentos. En la ponencia se presentaron también los requisitos legales en cuestión de envase y seguridad alimentaria, los ensayos establecidos para asegurar la inocuidad del envase en las condiciones de uso previstas, así como los mecanismos de validación de nuevos materiales susceptibles de entrar en contacto con los alimentos. Castillo no se olvidó tampoco de analizar la importancia de los sistemas para garantizar la calidad y seguridad alimentaria en el packaging. Para ello desgranó las características de sellos como BRC Packaging o IFS PACsecure, que pretenden establecer una norma común con un sistema de evaluación uniforme que facilite las transacciones comerciales internacionales; garantizar la comparabilidad y la transparencia en toda la cadena de suministro; y reducir costes y tiempo tanto para los proveedores como para los minoristas.

foto
Immaculada Urpina, Sustainability Manager Chain & Operations de Amcor Flexibles Europe & Americas, explicó la política de la multinacional con la responsabilidad social.

Tras repasar su director, Xavier Pascual, las novedades de la próxima edición de Hispack, que tendrá lugar del 21 al 24 de abril de 2015 en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, el foco se puso en un tema tan actual como la responsabilidad social en el sector de los envases. Immaculada Urpina, Sustainability Manager Chain & Operations de Amcor Flexibles Europe & Americas, como responsable de una de las empresas más importantes del sector del envase rígido y flexible a nivel mundial, explicó los pasos que da la multinacional australiana para integrar el concepto de 'packaging responsable' en toda la cadena, desde proveedores a clientes. Para ello cuenta incluso con un código de conducta que ha de firmar cada empleado y proveedor de la compañía. En 2010 Amcor se puso el reto de reducir en cinco años el 50% los desperdicios en fabricación de envases, un 25% el consumo de agua y un 10% las emisiones de CO2. Por los resultados presentados la multinacional va en el buen camino. Buena parte de culpa en este ahorro lo tienen herramientas como Afea Asset, desarrollada por Amcor para analizar el ciclo de vida de los envases (certificada por Carbon Trust) y de esta forma conseguir productos que se ajusten al máximo a las necesidades. En el pasado año se realizaron 600 análisis de ciclo de vida.

Urpina explicó también algunos proyectos concretos, como el caso Packpyrus, desarrollado en la planta de Granollers (Barcelona) para el envasado de productos fileteados. Se trata de un papel termoconformado, de gran finura, cuya apariencia es muy similar al papel, y que conlleva como gran beneficio una reducción del peso entre un 10 y un 30% y de la huella de carbono entre un 60 y un 70%. Además se ha trabajado con organizaciones como EcoEmbes en España para certificar la reciclabilidad del producto.

foto

Josep Durán, técnico en Packaging de Chupa Chups, explicó cómo se envasa el famoso caramelo.

La penúltima de las charlas estuvo dedicada a presentar un caso práctico, el de Chupa Chups. Josep Durán, técnico en Packaging de la marca, además de realizar una exposición teórica sobre las funciones del packaging, su complejidad, las diferentes categorías, y sus principios, procesos y problemática, explicó con detalle una de los 'secretos' mejor guardados, cómo se envuelve el famoso Chupa Chups.

Finalmente, y en representación del I+D en el sector del envase plástico, Miguel Ángel Sibila, investigador del Dep. de Sostenibilidad y Valorización Industrial de Aimplas, expuso las oportunidades y retos que suponen los bioplásticos en el envase alimentario. Además de repasar la amplia gama de bioplásticos existentes, también se refirió a otros plásticos convencionales basados en materias primas renovables —BIO-PE y BIO-PET—, muy en voga y que causan una gran controversia por su impacto ambiental. Sibila repasó el creciente interés por este tipo de materiales que radica en los beneficios que ofrecen desde un punto de vista medioambiental ya que permiten reducir la dependencia de materias primas de origen fósil así como la emisión de gases invernadero a la atmósfera al final de su vida útil.

El investigador también dio a conocer algunos casos de éxito en los que ha colaborado Aimplas, como son Bio4Map —desarrollo de envases biodegradables con una alta barrera al O2 y vapor de agua—; BioBottle —envases biodegradables mono y multicapa para productos lácteos con la resistencia térmica adecuada—; PLAPack —desarrollo de materiales plásticos biodegradables y transparentes a partir de PLA que presentaron una mejora de tracción del 20%—; y Bread4PLA —aún en fase de desarrollo, el objetivo es demostrar a escala piloto la viabilidad de producción de PLA a partir de residuos de la industria panadera y de bollería, para fabricación de envases biodegradables basados en PLA que sean utilizados en el mismo sector, cerrando así el ciclo de vida del producto.

Empresas o entidades relacionadas

Graphispack Asociación

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS