Posicionamos su web SEO / SEM
“La parte digital de la compañía viene creciendo anualmente entre un 10 y un 12%”

Entrevista a Daniel Miravete Moliné, director de Desarrollo de Negocio para Ink Jet en Chimigraf

David Muñoz11/11/2013

El ‘Fórum impresión sin límites – Imprimiendo negocio’, organizado por Aido y celebrado en Madrid el pasado 5 de noviembre, incluyó una ponencia centrada en la ‘impresión multisustrato: avances en tintas y primers’ a cargo de Daniel Miravete Moliné, director de Desarrollo de Negocio para Ink Jet en Chimigraf, a quien pudimos entrevistar en Interempresas para conocer algunas de las últimas tendencias que se aprecian en el mercado de las tintas.

¿A qué nivel está creciendo el negocio del área digital en Chimigraf en estos últimos años?

Desde el año 1996, que fue cuando realmente vimos el potencial de esta área de negocio, la parte digital de la compañía viene creciendo anualmente entre un 10 y un 12%. Empezamos a trabajar con tintas como las ultravioleta intuyendo que las tintas solventes, tarde o temprano, acabarían desapareciendo. De hecho, los estudios apuntaban a los años 2004 y 2005 como final de estas tintas solventes y, aunque finalmente este proceso se está dando en los últimos años, 2012 y 2013, lo cierto es que en los países más desarrollados ya se puede hablar de un proceso imparable de sustitución de las tintas solventes por tecnologías más limpias, como la ultravioleta y la tinta al agua.

foto
Daniel Miravete Moliné, director de Desarrollo de Negocio para Ink Jet en Chimigraf.

Indica que este proceso se está dando en los países más desarrollados, ¿por qué no también en el resto del mundo?

Fundamentalmente por un tema de regulación (las normativas en aquellos países no son tan estrictas como aquí) y por la explosión de impresión que están viviendo todas esas zonas del mundo con la irrupción de la tecnología digital. La disponibilidad en el mercado de soluciones de impresión más económicas, muchas de ellas llegadas de China, y la escasez de normativas que, por ejemplo, limiten la ubicación de publicidad en los espacios públicos, hacen que en esas regiones se esté imprimiendo en grandes volúmenes y que se necesiten ingentes cantidades de tintas solventes.

¿Qué porcentaje de las ventas de Chimigraf puede corresponder hoy a las tintas dirigidas al ámbito digital?

Yo diría que en torno al 10%, aunque es un porcentaje que va a crecer, seguro, en los próximos años. De hecho, no es descartable que alcance ya el 25% en el año 2015 si realmente las tintas ultravioleta consiguen implantarse más globalmente y se expande la industrialización con este tipo de maquinaria.

¿Cómo están mejorando las nuevas tintas el compromiso con el medio ambiente?

La teoría dice que la tinta al agua, por cuanto es un recurso natural, es la solución más ecológica. Pero también hay que tener en cuenta que el agua, aunque algunos lo consideran un recurso ilimitado, no es tal (en algunos países no se tiene acceso al agua). Por otro lado, este tipo de tintas requieren que los solventes sean reemplazados por resinas de elevada evaporación, las cuales necesitan sistemas de secado que aplican energía (calor). Y en esa generación de energía, salvo que se apliquen fuentes renovables, también puede darse un factor de contaminación. Pero una vez dicho esto, lo cierto es que sí, que estas tintas al agua suponen grandes ventajas en materia medioambiental.

El reto de esta solución, para expandir su presencia, es la velocidad, sobre todo cuando se habla de trabajos sobre materiales no porosos: vinilos, films, polietileno, aluminio, vidrio… En estos casos la alternativa más sostenible es la tinta ultravioleta, porque el 100% de esta tinta es sólida, toda ella se deposita en el sustrato y no hay evaporación. A lo que hay que sumar que estas tintas ultravioleta ofrecen una mayor viveza, una mayor intensidad de color.

¿Cómo está influyendo en el sector de las tintas la tendencia hacia productos impresos cada vez más personalizados?

Desde mi punto de vista, el cambio desde las tecnologías tradicionales a las digitales se va a producir más por la vertiente de las grandes posibilidades de customización que ésta ofrece, que por el hecho de disponer de una solución industrializada. Con la crisis, hay menos demanda pero no por ello hay menos competencia, por lo que se buscan soluciones que puedan diferenciarnos. Y en este sentido la impresión digital puede aportar grandes ventajas. Si tú le das a un cliente la posibilidad de poder hacer un packaging más personalizado, a un precio parecido, el cliente normalmente va a optar por esta solución. Y pongo un ejemplo: Si vas a un viñedo y le dices al empresario que en lugar de hacerle 20.000 cajas iguales, podría diferenciar 5.000 de las otras 15.000 cajas para una promoción especial, lógicamente el empresario optará por esta solución. El digital te permite que esas 5.000 cajas las puedas personalizar como quieras.

Esta tendencia hacia la customización es una cadena que ya no se puede parar, hasta el punto de poder pedir ya las bebidas refrescantes con tu propio nombre.

De todas formas siempre va a haber quien realmente busque unos costos, una determinada calidad y una productividad, factores que por el sistema tradicional están más que logrados y en impresión digital cada vez se está más cerca en productividad, costes y calidad, sobre todo en tiradas más cortas y personalizadas. Pero habrá también quien necesite de tecnologías nuevas y que complementen éstas con las más tradicionales. De hecho, en el sector de la impresión de etiquetas, muchos combinan ya sistemas tradicionales en offset, en flexo y serigrafía, con sistemas digitales como puede ser el Indigo.

Respecto a los sustratos, ¿las nuevas tintas pueden trabajar ya sobre cualquier soporte?

A nivel de impresión ya no hay límites para las tintas, si bien es cierto que estos límites proceden del resultado que se quiera obtener. Me explico: Por ejemplo, nosotros podríamos trabajar en el suelo que estamos pisando bien imprimiendo sobre el propio parquet o bien imprimiendo sobre un papel que luego aplicaríamos a esa superficie. Pero, ¿qué ocurre? Que posiblemente si no hacemos un buen estudio de cómo es ese suelo, de qué tránsito tiene y demás, al poco tiempo ese trabajo de impresión puede quedar destrozado, con marcas por todos los lados, etc. ¿Qué se necesita por tanto? Realizar una solución ajustada a esta aplicación, que podría consistir, por ejemplo, en aplicar un barniz final que aumente su resistencia.

Hay un caso muy concreto, que es el de los electrodomésticos, donde se está intentando industrializar la impresión digital, pero hasta la fecha no se han logrado grandes resultados debido a los materiales que emplean este tipo de aparatos: aluminio, metacrilatos…

foto
Intervención de Daniel Miravete Moliné en el ‘Fórum impresión sin límites – Imprimiendo negocio’, organizado por Aido.

¿En qué últimos desarrollos está trabajando Chimigraf en materia de tintas?

Estamos trabajando en nuevas tintas ultraviloleta, ya sean 'low migration’, curado LED, base agua e híbridas. 

Y en tintas más tradicionales, nuestros nuevos desarrollos van enfocados a facilitar el reemplazo de tintas solventes por tintas al agua, mejorando en ratios como la velocidad (en tintas solventes para flexografía se alcanzan velocidades de hasta 400 m/min, registro imposible hasta la fecha para las tintas al agua), así como en tintas base agua para laminación.

Chimigraf, más de 40 años al servicio del sector de las tintas

Chimigraf, desde su fundación en el año 1970, se ha considerado “artesano de la tinta”. Tiene su fábrica en Rubi (Barcelona), cuenta con una plantilla de 170 trabajadores y su facturación anual ronda los 35 millones de euros. Como explicaba Daniel Miravete durante su ponencia, el día a día de la empresa pasa por tres grandes líneas estratégicas: internacionalización, innovación y servicio técnico. Respecto a lo primero, la salida al exterior, Chimigraf está ya hoy presente en 60 países, contando con delegaciones en España, Portugal y Francia, y oficinas comerciales en Shanghai, México y EE UU. Todo ello hace que el 50% de sus ventas tengan su destino fuera de nuestro país, habiendo crecido un 27% sus exportaciones en el último año.

En innovación, Chimigraf sigue siendo un referente en la fabricación de tintas, con el constante lanzamiento de nuevas modalidades. Desarrolla más de 10.000 toneladas de tintas al año y en su gama se encuentran desde tintas líquidas para flexo y hueco a tintas ultravioleta, pasando por dispersiones pigmentarias, tintas al agua, etc. Desde el año 1996 la compañía está apostando fuerte por las tintas para impresión digital, especialmente las tintas ultravioleta y las tintas al agua.

Y como servicio técnico, baste decir que el personal de Chimigraf siempre está a entera disposición del cliente para encontrar la solución que mejor se adapta a sus necesidades, trabajando en los cuatro factores principales que inciden en un buen acabado: sustrato, primer, tinta y barniz de sobreimpresión.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS