El nuevo tratador Corona de banda estrecha de Ahlbrandt permite la limpieza del equipo en menos de 3 minutos

15/04/2013

15 de abril de 2013

El tratamiento corona es una aplicación que se utiliza en una buena variedad de procesos, en algunos de ellos se hace indispensable. En muchas ocasiones el polvo y la suciedad tienden a acumularse en el interior del sistema, lo cual, con el tiempo, representa un peligro para la funcionalidad de la planta entera, haciendo necesario un mantenimiento regular. Al llevar a cabo el mantenimiento, muchos equipos corona sólo permiten la extracción del cartucho de electrodos interno, mientras que la suciedad y el polvo que recoge la máquina, permanece allí. Posteriormente se debe hacer una limpieza del equipo por lo que eso se traduce en largas paradas de producción.

El tratamiento corona consiste en someter al material tratado a una descarga eléctrica de alto voltaje haciendo su superficie más receptiva a la hora de fijar tintas y adhesivos. Las superficies de estos materiales suelen ser resistentes al agua, no conductivos y aislantes por lo que se produce una estática que atrae suciedad y polvo.

foto
Ejemplo de una máquina de tecnología 'Easychange' de Ahlbrandt de óptimo funcionamiento.
El sistema llamado 'Easychange' de Ahlbrandt consiste en un cartucho que está compuesto de todas las partes expuestas a la suciedad: electrodos, succión y tubos. Esto favorece la limpieza enormemente comparado con la mayoría de los fabricantes en los que solamente se retiran los electrodos y las demás partes están integradas en el equipo haciendo más difícil su mantenimiento. El Alexander Rau, director técnico de Ahlbrandt explica: "El cartucho de electrodos puede ser retirado fácilmente y su mantenimiento tanto de limpieza como sustitución de electrodos puede hacerse en cuestión de minutos".
El sistema de banda estrecha puede ser instalado en espacios reducidos así como integrarlos fácilmente en líneas ya existentes. Se fabrica en ancho máximo de 750 mm y en lineas de hasta 500 m/min. Este equipo, incluso en los modelos más estrechos, es tremendamente estable por lo que resulta idóneo para fabricantes de etiquetas que trabajen todo tipo de materiales de hasta 1,5 mm de grosor.

Ahlbrandt a petición del cliente, ofrece la posibilidad de que el equipo técnico de la compañía pueda adaptar el sistema a cualquier requisito particular ya que cuentan con gran flexibilidad de formatos y adaptaciones. Se pueden instalar hasta 9 electrodos y tanto los electrodos como los cilindros pueden ser cerámicos o metálicos.

El sistema de ajuste proporcional integrado garantiza el buen funcionamiento de la descarga de los electrodos respondiendo proporcionalmente a la variación de velocidad del material. La capacidad de descarga es de hasta 20 kW y se controla mediante un panel LED intuitivo. El equipo es capaz de generar hasta 50 señales e instrucciones diferentes de forma automática para solucionar fallos por lo que no es necesario localizar estos fallos previamente ya que el equipo aplica estas medidas correctivas de manera automática. El equipo puede operarse en varios idiomas para su manejo.

El Alexander Rau añade: “En general el sistema está diseñado para asegurar que los tiempos de mantenimiento sean lo más cortos posible”.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS