Posicionamos su web SEO / SEM
Jules Lejeune señala las vías para lograr un crecimiento positivo y rentabilidad

¿Cómo etiquetar el futuro?

Jules Lejeune, director general de la asociación europea de etiquetas autoadhesivas Finat15/03/2013

¿Etiquetar el futuro? Es todo un reto para la industria de las etiquetas, a la vista del excepcional cambio que se está produciendo en distintos frentes. Una creciente paleta de tecnologías y opciones alternativas; el entorno empresarial 'en la nube'; la urgente necesidad de sucesión en las pymes; el hecho de tener que tomar la decisión entre dar servicio a escala local, dirigirse a un segmento de mercado especializado o internacionalizarse; mercados geográficos consolidados frente a economías emergentes... la industria de las etiquetas aborda activamente todos estos temas, tanto desde la Finat como desde sus empresas asociadas. La tarea principal de la Finat, en calidad de asociación europea, es ayudar a sus socios, que abarcan toda la cadena de suministro (desde las materias primas y el estucado y la laminación de los materiales hasta los consumibles de impresión y el manipulado de las etiquetas) a definir, y posteriormente activar, sus caminos hacia el éxito.

Innovación tecnológica

La innovación tecnológica está cambiando todo el panorama del sector de la impresión; así, mientras la impresión comercial mengua por el aumento de lecturas descargables, la impresión de envases registra un crecimiento exponencial. Se trata de un área clave en la que el consumidor utiliza la manifestación física de la imagen de marca del producto para confirmar su calidad, fiabilidad y atractivo. Los fabricantes de etiquetas de banda estrecha, que trabajan con nuevos soportes, tintas y barnices innovadores, pueden ofrecer un abanico de soluciones mucho más amplio a sus clientes minoristas y directores de marca, que va más allá de las meras etiquetas autoadhesivas. Las fundas retráctiles y los estuches flexibles de película y papel son buenos ejemplos de ello.

foto

Estas nuevas capacidades también son aplicables a los procesos de impresión que se pueden ofrecer. Las máquinas de impresión modulares actuales permiten emplear múltiples procesos de impresión ‘tradicional’ (flexografía UV, serigrafía, foil blocking) en una pasada de la máquina, además de aplicar impresión digital para personalización, códigos de barras, etc. Por su parte, las máquinas digitales de etiquetas de nueva generación ofrecen resultados impresos de máxima calidad, y las sofisticadas soluciones de preimpresión facilitan y agilizan el diseño y la producción de pruebas y prototipos de productos, aunque el cliente se encuentre a kilómetros de distancia. Las tiradas cortas y las versiones múltiples de etiquetas de marcas genéricas han pasado a formar parte de las competencias generales de las empresas de manipulado de etiquetas. Nunca ha habido tantas opciones como ahora, y una de las actividades primordiales dentro de la Finat es precisamente ofrecer un acervo de conocimientos para usar dichas opciones de forma creativa para beneficio del cliente del impresor.

Ajustado y ecológico

En un momento en el que los directores de marcas se preocupan por mantener los costes bajos, optimizar beneficios y seguir dando una imagen 'ecológica' al consumidor, las prácticas de producción ajustada y sostenible (como reducir el espesor del material frontal y el material protector, y reciclar los residuos como los materiales del arranque/tintas/papel protector consumido) también deben ser esenciales dentro de las actividades del convertidor de etiquetas. Es un área en la que nuestro sector ha registrado muchos logros y, teniendo en cuenta todos los elementos del etiquetado, incluyendo las necesidades de transporte e inventario, además de los problemas de paradas y puesta a punto de la línea de etiquetado, las soluciones autoadhesivas pueden constituir una solución muy ajustada. Medir el coste aplicado total (CAT) es una buena forma de demostrar la eficacia de las soluciones de etiquetas autoadhesivas.

foto

El comercio electrónico lleva tiempo siendo clave para el buen funcionamiento de la relación entre el proveedor de materiales para etiquetas y el manipulador de etiquetas, y el “back office“ actual de la empresa de manipulado se puede integrar sin fisuras con el ”front end”. Para ello resulta decisivo el uso de los sistemas actuales más avanzados, que estén a la par con los de los clientes.

Determinar el contexto

En el menú del convertidor de etiquetas actual hay otros factores determinantes. Quizás el mayor de ellos es tomar la decisión sobre cómo seguir impulsando el negocio en los albores del siglo XXI. La industria de las etiquetas autoadhesivas ha recorrido un largo camino en un tiempo relativamente corto; y fueron pequeñas empresas de nueva creación con una visión definida las que, hace 30 años, dieron el pistoletazo de salida. Gracias a una preparación del taller de impresión con un coste relativamente bajo, todavía podían ofrecer a sus clientes una gran variedad, sobre todo desde el punto de vista de la forma de la etiqueta, gracias a los fantásticos resultados del troquelado sin contacto que se podían obtener en la misma pasada en que se imprimía la etiqueta. La naturaleza de la construcción básica de la etiqueta –un sándwich de un material frontal imprimible con una capa adhesiva y un papel protector– ha hecho que la etiqueta autoadhesiva probablemente sea el medio de etiquetado más versátil y flexible. No solo todos los componentes de la etiqueta son variables, sino que, además, su estabilidad permite aplicar las etiquetas de forma precisa, rápida y limpia usando equipos sencillos de dispensado de etiquetas.

¿Y el siguiente paso?

30 años más tarde, los fundadores de estas empresas están a punto de jubilarse, y es necesario iniciar el proceso de planificación de su sucesión. El ‘savoir faire’ de directivos jóvenes en una industria especializada como esta resulta crucial, sobre todo para lograr una buena planificación comercial estratégica y un conocimiento profundo de las tecnologías existentes. El Finat Young Managers’ Club se inauguró en 2008 específicamente para cumplir este propósito. Una nueva generación interesada en tomar las riendas es una posible solución, aunque hay otras posibilidades. La especialización es un posible camino: hay impresores de etiquetas de éxito que dan servicio a sectores especializados como el farmacéutico o el de los vinos y bebidas alcohólicas. Otra alternativa es que las empresas busquen ampliar su alcance cambiando su radio de acción local por el comercio transfronterizo y, posteriormente, la presencia internacional; tanto si se logra de forma autónoma como si es el resultado de establecer relaciones y alianzas con empresas de otros países. Finalmente, por supuesto, queda la vía de las fusiones y adquisiciones, un área en la que actualmente estamos viendo mucha actividad. Ante esta situación, los impresores de materiales de envasado distintos de las etiquetas (además de los impresores comerciales) están reforzando sus posiciones mediante la compra de impresores de etiquetas.

Las economías y la mayor rentabilidad que los implicados en la cadena de suministro pueden lograr absorbiendo empresas de distintos puntos de la cadena de etiquetado resulta especialmente evidente hoy. Los directivos de grandes marcas y empresas minoristas también se plantean la posibilidad de disponer de sus propios negocios de impresión de etiquetas.

Un respaldo esencial

La Finat, en colaboración con sus asociaciones nacionales europeas y el L9, un grupo de reciente creación de nueve asociaciones regionales, desempeña un papel clave a la hora de elaborar una base de información y conocimientos profesionales que englobe la legislación nacional, regional y global, además de formación tecnológica. En la Finat, apreciamos especialmente el trabajo que realizan nuestras asociaciones nacionales para la formación de sus socios en la toma de decisiones más adecuadas para el futuro de sus negocios.

Igual que la Finat, las asociaciones nacionales también buscan aumentar la visibilidad de las etiquetas autoadhesivas en dos sectores clave del mercado de consumo: las etiquetas de alimentos y bebidas, donde el etiquetado encolado en frío sigue dominando el mercado.

Trabajando juntas, nuestras asociaciones de interés mutuo pueden constituir una plataforma de lanzamiento para el desarrollo de actividades rentables y de éxito en todos los segmentos de mercado, y la industria ya ha sido testigo de la aparición de protagonistas de gran calado.

foto

Sostenibilidad

La concienciación global actual por el medio ambiente ha llevado a la Finat y a sus empresas asociadas a fijar su interés en la gestión del flujo de residuos de la industria de las etiquetas, además de ejercer presión para el posicionamiento adecuado de dicho flujo de residuos dentro de la Directiva europea sobre residuos de envases. Es una iniciativa en curso que ya está dando frutos.

Etiquetar – ¿el futuro?

Venga lo que venga, el futuro seguirá necesitando una etiqueta. La función intrínseca de la etiqueta es identificar el contenido de un envase. Hemos recorrido un largo camino desde la 'etiqueta' manuscrita sobre una bolsa de papel marrón (probablemente el primer ejemplo de impresión directa, ¡un método de etiquetado que sigue teniendo aceptación hoy en día!). Hemos desarrollado etiquetas con encolado en frío, etiquetas autoadhesivas, fundas retráctiles, etiquetas en el molde... y ahora podemos conocer mejor un producto escaneando un código QR impreso en el envase. Pero todavía tenemos que elegir el producto adecuado del lineal, y solo una etiqueta física, sea cual sea su forma, nos permitirá hacerlo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS