Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Crece la diversidad de aplicaciones

El futuro de la impresión

Redacción Interempresas
07/02/2013
La industria de las artes gráficas rebosa salud, a pesar de la contracción en periódicos y otras aplicaciones offset. Nuevas tecnologías de impresión crecen con fuerza y aparecen nuevas aplicaciones en componentes electrónicos o para impresiones sobre objetos.

Desde hace una década los periódicos escriben sus propios obituarios mientras sus lectores recurren cada vez más a los medios digitales en busca de noticias. El declive de la prensa escrita ha provocado un declive paralelo del sector de la impresión offset. Pero frente a la contracción de este segmento, crecen otras formas de impresión.

“El mercado de impresión sigue siendo muy atractivo”, dice Dario Porta, presidente de Coated Systems de Trelleborg. “El segmento de offset pierde terreno pero la impresión digital y flexográfica presenta año tras año tasas de crecimiento de casi dos dígitos”.

foto
Camisa de impresión Vulcan.

La impresión flexográfica utiliza un cliché flexible para imprimir sobre sustratos como metal o plástico. Su crecimiento se debe en parte a la mayor demanda de envases para alimentos. “Algunos países en vías de desarrollo están adoptando un estilo de vida más occidental, con familias más pequeñas”, explica Porta. “El crecimiento de los hogares unipersonales obliga a envasar más raciones de comida. Esto está pasando no sólo en Asia sino también, por ejemplo, en Polonia, donde el uso del material de embalaje crece a un ritmo sorprendente”.

El crecimiento de la impresión digital viene alimentado en parte por la demanda de un marketing más individualizado. “La impresión digital es perfecta para series personalizadas y extremadamente cortas”, dice Porta. “La impresión digital permite imprimir doscientas copias con un contenido individualizado, algo que no es posible con la impresión offset”.

Aunque la impresión offset, en la que la imagen entintada se transfiere desde una plancha a una mantilla de caucho y luego al papel, puede estar en decadencia, todavía quedan muchas oportunidades. Hace poco, Warren Buffett compró 63 periódicos, argumentando que todavía ofrecen valor sin explotar.

La presión por reducir al mínimo el uso de solventes en los envases alimentarios, por motivos medioambientales, está creciendo y Porta cree que esa tendencia se mantendrá. “El objetivo es prescindir totalmente de los solventes”, dice.

Trelleborg ya ofrece productos offset con bajo contenido y está trabajando en una hoja de ruta para eliminar su uso en offset en 2014. “En la flexografía, ya tenemos un proceso sin solventes”, dice. “Nos permitirá cumplir las normativas futuras sobre alimentos”.

Las imprentas deben afrontar retos en varios frentes y Trelleborg puede ayudarlas a superarlos. “El caucho de impresión sólo representa el 0,4 por ciento del coste total para una imprenta pero tiene una enorme influencia sobre el rendimiento de la prensa”, dice Porta. “Podemos reducir un 20 por ciento el consumo de energía y reducir significativamente el volumen de residuos”.

Nuevas aplicaciones

Al mismo tiempo, crece la diversidad de las aplicaciones para la impresión. Tim Claypole, profesor de la Universidad de Swansea en Gales, es una autoridad en electrónica impresa, en la que se fabrican dispositivos funcionales mediante procesos de impresión tradicionales. “Pueden ser sensores, elementos de seguridad o lámparas impresas”, dice. “Los investigadores ya están creando estos dispositivos pero con cantidades muy pequeñas. Ahora hemos emprendido un proceso de transición para llevar la fabricación desde una o dos unidades a miles”.

Una de las vías de investigación más apasionantes son las aplicaciones médicas de la impresión. “Estamos desarrollando sensores capaces de detectar déficits de minerales y vitaminas”, dice Claypole. Dentro de 10 ó 20 años, se imprimirán tejidos corporales, explica: “Estamos empezando a trabajar en procesos para depositar materiales como colágeno a modo de andamiaje sobre el cual la gente podrá cultivar sus propias células”.

Ante la transformación de la industria gráfica, Trelleborg está adaptándose a los cambios, dice Porta. “Estamos dejando de ser un proveedor dedicado casi exclusivamente a la impresión offset para convertirnos en un proveedor para la impresión offset/digital/flexográfica”, dice.

Trelleborg tiene más de 50 años de experiencia en soluciones para la impresión.

Vulcan y Rollin son marcas de referencia en offset. Axcyl es una gama de productos para la impresión flexográfica. Trelleborg también ofrece soluciones para la impresión digital.

Los productos para artes gráficas de Trelleborg se utilizan en la impresión de periódicos, envases flexibles, metal decorativo, cartón plegable, papel de empapelar, etc. Los productos se comercializan en 60 países en cinco continentes.

Un buen libro

Hay pocas cosas más disfrutables que relajarse con un buen libro. Sorprendentemente, ese placer no estuvo al alcance de todos hasta bien entrado el siglo XX.Las primeras impresiones se remontan a 3.000 a.C., en Mesopotamia, cuando se utilizaron sellos cilíndricos para estampar imágenes sobre tablillas de arcilla. Pero no fue hasta el año 1440 que el alemán Johannes Gutenberg inventó la imprenta de tipos móviles. Este invento produjo una eclosión de la impresión en Europa; a finales del siglo XV, esta industria incipiente había producido casi 20 millones de libros.

El siguiente cambio importante se produjo a mediados del siglo XIX cuando se empezó a utilizar el vapor para accionar las prensas y se cambió la prensa plana por la rotativa, capaz de producir millones de copias de una página en un solo día.

A pesar de ello, el libro siguió siendo un artículo relativamente caro para la gente corriente hasta los años 30. Con la mejora de la alfabetización y la producción en masa de libros de bolsillo en rústica, por fin todo el mundo pudo disfrutar del placer de leer un buen libro.

El arte de imprimir, exhibido en Drupa

Dado el papel fundamental jugado por Alemania en el desarrollo de la impresión, es justo que la mayor feria del mundo de artes gráficas se celebre en el país donde se inventó la prensa de imprimir. Este certamen internacional, llamado Drupa, se celebra cada cuatro años en Düsseldorf.

Trelleborg, uno de los fabricantes de referencia de cauchos de impresión, aprovechó su presencia en la última edición, celebrada el pasado año, para lanzar una gama de productos y servicios nuevos. Éstos incluyeron una Guía de Embalaje completa para su gama Rollin y Vulcan de productos para la impresión, además de Vulcan Synthesis Evo, la nueva generación de camisas de impresión.

foto
Interpretación del cuadro de Jan Vermeer, ‘Joven de la Perla’.

Las posibilidades de las artes gráficas modernas fueron presentadas en el Instituto de Impresión Contemporánea de Trelleborg, donde los visitantes experimentaron diversos tipos de arte. Una faceta del proyecto fue The Masters Collection, una galería de interpretaciones modernas de algunas de las obras más famosas del mundo, incluyendo ‘La Última Cena’ de Leonardo da Vinci y ‘Guernica’ de Pablo Picasso.

Para reproducir éstas y otras obras en distintos tipos de superficies, incluyendo plástico y cartulina, se utilizaron las mantillas de caucho de alto rendimiento de Trelleborg. Una incluso era tridimensional. Los visitantes pudieron participar de la subasta de estas obras y el dinero recaudado se destinó a proyectos solidarios.

“En algunos casos, la gente prefirió las reproducciones a la obra original”, recuerda Manuela Re, responsable de Marketing y Comunicación para las mantillas de impresión de Trelleborg.

El Instituto de Impresión Contemporánea también presentó un enorme mosaico fotográfico, compuesto por fotografías de los visitantes montadas para recrear el segmento más célebre de la pintura de la bóveda de la Capilla Sixtina por Miguel Ángel. Este proyecto interactivo puede verse en http://trelleborgicp.com.

Crecimiento en Brasil

Trelleborg completó en septiembre la compra de Printec, la división para mantillas de impresión de Day Brazil SA. Printec, con su fábrica en Brasil, tiene una fuerte presencia en Estados Unidos y América Latina. Da empleo a unas 160 personas y su volumen de venta alcanza 37,5 millones de dólares anuales.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS