Posición del sector fotovoltaico español ante las medidas de fiscalidad energética

13/07/2012

13 de julio de 2012

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) apoya al Gobierno en su idea de aplicar medidas fiscales para solucionar el problema del déficit de tarifa eléctrica, siempre que no sean discriminatorias. Entre éstas, se podría aplicar un gravamen lineal a la generación o sobre los beneficios (la célebre tasa Robin Hood), de acuerdo con las prácticas de otros países de nuestro entorno, como Italia.

En todo caso, UNEF recuerda que la fotovoltaica ya soporta más del 60% del ajuste aplicado a todo el sector eléctrico por el anterior Ejecutivo con el Real Decreto-Ley 14/2010. Según los datos del propio Gobierno, la aplicación de esa norma conlleva una reducción del 30% de la retribución hasta 2013 inclusive (unos 2.200 millones de euros) más una reducción del 10% durante el resto de años de vida útil de las instalaciones.

Como resultado del RD-L 14/10, la inmensa mayoría de las instalaciones solares ingresan lo justo para devolver los créditos (en no pocas ocasiones, tras acometer refinanciaciones) o dan pérdidas hasta 2014. La aplicación de medidas de ajuste adicional, fiscales o de otro tipo, condenaría al sector a la insolvencia.

El sector fotovoltaico español está dispuesto a asumir cargas tributarias, siempre que no sean discriminatorias y siempre que se tenga en cuenta que el sector ya sufre la aplicación del RD-L 14/10, que debería ser derogado aprovechando la promulgación de la nueva regulación.

El sector fotovoltaico entiende que debe hacer sacrificios para sacar el país de la difícil situación en que se encuentra, pero su sacrificio debe ser equitativo al que haga el resto del sector eléctrico al que pertenece.

UNEF está dispuesta a colaborar en cuanto sea necesario para eliminar el déficit de tarifa desde la equidad, la transparencia, la estabilidad regulatoria y la seguridad jurídica.