El comisario europeo de Energía recibe al presidente de Anpier

05/07/2012

5 de julio de 2012

El comisario europeo de Energía, el alemán Günther Oettinger, ha recibido en Estrasburgo a Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier, la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables.

El comisario ha escuchado durante más de 40 minutos la problemática que está afectando a miles de productores fotovoltaicos españoles, y ha reconociendo que el precio de producción de la energía fotovoltaica se ha reducido gracias a las inversiones que realizaron los primeros productores.

Para el comisario es esencial que España recupere la confianza de los inversores con un marco legal que no contemple regulaciones retroactivas, como lo ha sido el RD 1565/2010 y el RDLey 14/2010. En este sentido, el comisario va a estudiar, en materia energética, un grado mayor de intervención en la economía española, a fin de asegurar la previsibilidad y la estabilidad regulatoria para el sector, para que España atraiga las tan necesarias inversiones extranjeras.

foto
De izquierda a derecha: Ramón Tremosa, eurodiputado; Pere Guerra, vocal de Anpier; Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier; y Günther Oettinger, comisario europeo de Energía.
El comisario se ha comprometido a llamar al ministro de Industria del Gobierno de España, José Manuel Soria, para crear un grupo de trabajo, supervisado por la propia Comisión, para que establezca un nuevo marco regulatorio energético que aporte seguridad y previsibilidad en la normativa de aplicación para el sector.

Por otra parte, el Dr. Ramón Tremosa, eurodiputado de CIU, presente en el encuentro, ha reiterado su compromiso de seguir apoyando desde Europa con el fin de que la seguridad jurídica llegue al sector fotovoltaico.

El comisario Ottinguer estaba interesado en conocer la situación que padecen miles de productores fotovoltaicos españoles, que invirtieron sus ahorros ante el llamamiento a la producción de energías renovables que realizó en el año 2007 el gobierno socialista, a través de un Real Decreto (RD 661/2007) que incentivaba la inversión de los particulares en renovables, para implantar y desarrollar estas tecnologías, cumplir con los compromisos europeos y de Kyoto de reducción de emisiones de CO2 y para iniciar el camino hacia un modelo energético sostenible.

Sin embargo, pocos meses después de que ya estuvieran realizadas las inversiones e instaladas las plantas, el mismo gobierno, a través dos Reales Decreto consecutivos (RD 1565/2010 y RDL 14/2010) modificó drásticamente, y con carácter retroactivo, las condiciones y los incentivos establecidos, de tal forma que, de unas previsiones de rentabilidad razonable, el colectivo atrapado por estas normas retroactivas desarrolla una actividad que le genera pérdidas económicas importantes.

La entrevista ha tenido lugar a escasos días de la nueva reforma energética, ante rumores sobre nuevos recortes retroactivos en el sector renovable. Esta situación, no sólo impacta de manera negativa en los productores de energía fotovoltaica, sino que ha generado un nefasto escenario de inseguridad jurídica que lastra el desarrollo de las energías renovables en España, y además ha tenido un eco internacional de tal magnitud que ha llevado a muchos bancos y fondos de inversión a desaconsejar las inversiones en España en otros sectores de actividad económica.