Posicionamos su web SEO / SEM

El comisario europeo de Energía carga contra la inseguridad jurídica en fotovoltaica de España

07/06/2012

7 de junio de 2012

Günther Oettinger, comisario de Energía de la Unión Europea ha expresado su convencimiento en que se cumplirán los objetivos del compromiso del 20% en renovables el 2020, pero ha advertido al mismo tiempo que el crecimiento corre el riesgo de caer a partir de ese año. Para Oettinger, es necesario plantear un régimen que atraiga inversión privada y para ello hace falta seguridad y claridad, es decir, “que no haya Estados que cambien las normas de la noche a la mañana e introduzcan modificaciones con carácter retroactivo”.

Según Anpier, la Asociación de Productores e Inversores de Energías Renovables, más de 55.000 familias españolas padecen esta situación en España desde que el anterior gobierno, a través del RD 1565/2010 y el RDL 14/2010, introdujo la retroactividad y puso en riesgo el 70% de las instalaciones fotovoltaicas en nuestro país, unas normas contra las Anpier lleva luchando desde su fundación.

Desde esta asociación se ha expresado su satisfacción por las palabras del comisario de Energía que también recuerda que los inversores en renovables necesitan claridad a 15 años vista. El propio Oettinger señala que un fuerte crecimiento de las renovables hasta el 2030 podría crear más de tres millones de empleos, pero que por la actual situación de crisis habría de ayudar a los países del sur, los mejor situados para sacarle partido a las renovables.

El comisario de Energía, además, recuerda que para España “invertir en renovables es más barato que importar energía de Argelia y otros lugares”, pero para ello es imprescindible la estabilización del sector financiero y una legislación clara que ofrezca seguridad para atraer inversiones. “Desde Anpier no nos cansaremos de recordar que el aumento de la producción de energías limpias nos beneficia doblemente al contribuir al medio ambiente y al reducir la factura de importación de energías fósiles”, indican desde la asociación.

La comunicación de Oettinger coincidió con la reunión entre una delegación de Anpier con la embajada de EE UU en España en la que se agradeció el apoyo mostrado por los norteamericanos para recuperar la seguridad jurídica del sector fotovoltaico en España. Desde Anpier se espera que las recomendaciones norteamericanas, las de la Comisión Europea y las palabras del comisario de Energía no caigan en saco roto y que el Gobierno las tenga muy en cuenta.