La peritación tiene como objeto la realización de un informe pericial

El rol del perito en el sector energético

Luis Pérez Arnau, Director General del Grupo RTS23/04/2012

23 de abril de 2012

La comercialización de la energía renovable en España está en alza. Años atrás, su demanda era mínima si la comparamos con la demanda de energía primaria y degeneración eléctrica. Gracias al impulso de los diferentes Gobiernos, el auge de la energía eólica ha promovido el crecimiento de parques eólicos en las diferentes comunidades autónomas fomentando, a la vez, una gran industria fabricante y auxiliar en torno al sector.
foto

El Plan de Fomento de las Energías Renovables (2000-2010) fue el motor clave para el sector ya que tenía como objetivo generar el 30% de la electricidad a partir de fuentes de energía renovable —obteniendo la mitad de esta cantidad a través de la energía eólica—. Así, una vez finalizado el plazo del plan, se había obtenido el 35% del total de la demanda eléctrica a partir de fuentes de energía renovable.

En España ya somos asiduos a la generación y uso de energías renovables —energías verdes—, hecho que nos pone en cabeza con los países del mundo cada vez más preocupados por el agravamiento del efecto invernadero y su consecuente calentamiento global, así como la mayor concienciación de respeto al medioambiente.

El sector energético, que está creciendo con gran rapidez, demanda profesionales cualificados que conozcan las características y particularidades del sector. Entre las figuras imprescindibles destaca el perito cualificado, con conocimientos y experiencia probada en el sector, con absoluto dominio y sabiduría en la materia, con conocimiento también de las pólizas que se aplican y con la habilidad para determinar la causa de un siniestro que pueda ocurrir en un parque eólico en general o en un aerogenerador en particular. En este sentido, la labor de peritación en el sector energético demanda un alto grado de especialización y, el conocimiento, por parte del perito, de los distintos fabricantes de aerogeneradores y maquinaria complementaria y de las normativas y procedimientos a nivel nacional e internacional, ya que las grandes compañías españolas de este sector trabajan en prácticamente los cinco continentes.

Los siniestros asociados a los parques eólicos como daños en torres de medición previas a la construcción del parque, incidentes durante la construcción y montaje de los aerogeneradores, averías de maquinaria en multiplicadores, generadores, transformadores y cuadros eléctricos, daños por caída de rayo y otros fenómenos meteorológicos, así como daños durante el transporte de las góndolas, palas y fustes, entre otros, son muy frecuentes en el sector energético.

foto

La estimación de un siniestro va más allá de la evaluación de daños y averías o el cálculo para determinar la pérdida de beneficios por la energía no generada, incluyendo otras muchas tareas posteriores que ayudan a la empresa Asegurada a iniciar su actividad en el menor tiempo posible. Podemos mencionar gestiones como la búsqueda de maquinaria alternativa para minimizar los plazos de paralización de la empresa o parque eólico, la propuesta de soluciones más idóneas en cada caso, la búsqueda de reparadores y la propuesta de mejoras técnicas para que el siniestro no vuelva a tener lugar.

Una de las mayores complejidades en el ámbito de la peritación es la valoración de la pérdida de beneficios, ya que se deben de tener muy en cuenta las normas y convenios legislativos en vigor en cada momento y en cada país, lo que precisa una pormenorizada tarea de comprobación y verificación por parte del perito.

En el caso concreto de España, la tasación se rige por un procedimiento emitido por el Ministerio de Economía y Hacienda, normativa que establece una metodología concreta para esta actividad y determina, a su vez, quién puede llevar a cabo una tasación o valoración.

La peritación tiene como objeto la realización de un informe pericial, en el que el perito muestra sus conclusiones sobre las causas del siniestro, la valoración de los daños y su propuesta de indemnización. De esta manera, la finalidad del informe es expresar, de forma imparcial y rigurosa, los acontecimientos que han provocado el siniestro y el modo de resarcirlos mediante la aplicación de su correspondiente póliza. Esto es, a través de la valoración realizada por el perito, el Asegurador y el Asegurado conocen el importe a indemnizar y, por tanto, se puede proceder a la liquidación del siniestro.

El Grupo RTS lo integramos equipos de trabajo multidisciplinares formados por ingenieros mecánicos, eléctricos, industriales y profesionales de máxima especialización, como economistas y auditores expertos en evaluación de pérdida de beneficios en el sector energético, ofreciendo cobertura internacional y atendiendo de forma centralizada y personalizada a nuestros clientes. Un servicio excelente para obtener un resultado óptimo para las partes implicadas.

foto