Posicionamos su web SEO / SEM

IK4-Tekniker emplea tecnología PVD para desarrollar energía solar

13/03/2012

13 de marzo de 2012

El centro tecnológico vasco IK4-Tekniker emplea la tecnología PVD para desarrollar una de las piezas clave de la placa fotovoltaica, el absorbedor CIGS. El proyecto Aton del Ministerio de Economía y Competitividad, en el que participa IK4-Tekniker, está dotado con un presupuesto de 18 millones de euros y tiene como objetivo investigar y desarrollar técnicas de generación de energía solar con tecnología 100% española. La iniciativa, liderada por el Grupo Unisolar y en la que participan empresas como Acciona o Acerinox y centros de investigación como el CSIC, pretende impulsar una industria nacional de placas solares que lidere la exportación.
El auge de la energía solar en España tiene un talón de Aquiles: la inmensa mayoría de los parques con paneles solares que se han instalado han sido fabricados con tecnología extranjera. La importante dependencia de fuentes energéticas como el petróleo o el gas, en su inmensa mayoría importadas, impulsó en el pasado el desarrollo de alternativas locales como la energía eólica o la solar. Ahora, a este objetivo se le suma la voluntad de crear una industria de la energía solar, pero con tecnología española. Por eso, el proyecto ATON se ha puesto como objetivo investigar y desarrollar nuevas técnicas de generación de energía basadas en células fotovoltaicas de lámina delgada, las utilizadas en las placas solares, con tecnología 100% española. El objetivo de este proyecto, en el que el centro tecnológico vasco colabora con otras 25 empresas y entidades de investigación de referencia, es impulsar las potencialidades de la industria española para que en el futuro pueda desarrollarse una industria de generación de energía solar con tecnología nacional. De este modo, el proyecto Aton, que se inició en 2009 y terminará este año, pretende también impulsar el mercado en la exportación y transferencia tecnológica en este sector y contribuir a la creación de puestos de trabajo altamente cualificados.
La labor de K4-Tekniker dentro del proyecto consiste en desarrollar una de las partes fundamentales de la placa fotovoltaica, el absorbedor CIGS, además de otras misiones como el grabado selectivo de las células solares. Para ello, el Centro Tecnológico vasco emplea la tecnología PVD (Physical Vapour Deposition), en cuya aplicación acredita una dilatada experiencia.

La aplicación de la tecnología PVD al sector de los paneles solares ha experimentado un gran auge recientemente, dado que se ha erigido como la más prometedora de las tecnologías fotovoltaicas de capa fina por su alto potencial en eficiencia, reducción de costes y adaptabilidad a distintos substratos, incluyendo las placas flexibles. El PVD es una tecnología de recubrimientos de capas finas (de decenas de manómetros a micras) que se obtienen por evaporación en vacío. Gracias a ésta técnica, se pueden obtener recubrimientos extremadamente duros que aumenten la vida de los componentes. Además, permite modificar las propiedades superficiales de un material para conseguir las funcionalidad deseadas y lograr acabados superficiales excelentes.

La tecnología empleada por K4-Tekniker en el desarrollo de las placas solares, el recubrimiento por PVD, tiene aplicaciones en infinidad de otros sectores: componentes mecánicos, faros de coches, solar, gafas, mecanización de bolsas de patatas, pantallas táctiles, vidrio arquitectónico, microelectrónica…

Empresas o entidades relacionadas

Fundación Tekniker