Posicionamos su web SEO / SEM

20 años con Fronius Electrónica Solar

28/02/2012

28 de febrero de 2012

La empresa austriaca Fronius lleva 20 años en el sector de la electrónica solar, sector en el que el fabricante de inversores se ha establecido como pionero en calidad a nivel mundial. El motivo radica, entre otros, en la investigación y el desarrollo sostenibles que lleva a cabo Fronius. En 2011 abrió sus puertas el nuevo centro de tecnología e investigación en Thalheim (Alta Austria). 140 expertos en materia solar desarrollan e investigan las tecnologías enfocadas al futuro sobre una superficie de 34.000 m².

“Nuestros clientes pueden confiar en que reciben productos y servicios con tecnología punta y la mejor calidad disponible en el mercado”, afirma Martin Hackl, responsable de la División Electrónica Solar de Fronius. Fronius establece niveles standar muy altos desde la idea inicial hasta el producto, la tecnología y el servicio.

foto

A finales del 2011 Fronius abrió un nuevo centro de investigación y desarrollo en Thalheim (Alta Austria). En esta superficie de 34.000 metros cuadrados hay 17 cámaras climáticas, simuladores de red, así como espacio para el diseño y construcción de prototipos y su montaje previo. Además hay más de 400 m² para laboratorios de ensayo y, por supuesto, una instalación FV como zona de prueba para nuevas tecnologías.

En el Centro de Tecnología e Investigación, los inversores se someten a diversas pruebas exhaustivas bajo las condiciones más modernas. Algunas de estas pruebas sirven para verificar la compatibilidad electromagnética (CEM), lo que significa que los equipos deben trabajar correctamente en su entorno sin interferir o ser influenciados por otros equipos. El recinto CEM de Fronius es una instalación única a nivel técnico en Austria. Aquí es posible probar los inversores con una tensión continua de 1.500 voltios.

En función del tipo de inversor y del país de empleo del equipo, se realizan diferentes pruebas parciales. Por ejemplo en el caso de la denominada ‘emisión de radiación’, el inversor en prueba es sometido a alta radiación electromagnética con la ayuda de una antena. Al mismo tiempo, el nivel medido se compara con los valores límite exigidos para el equipo. Si el inversor cumple los valores límite, ha superado la prueba.

Pero la intención de Fronius es realizar comprobaciones más allá de los límites exigidos. Por ejemplo, los equipos se someten a una prueba de resistencia a perturbaciones que es más severa que la exigida por ley. “Queremos ofrecer a nuestros clientes productos con la más alta calidad”, explica Josef Feichtinger, director del Departamento de Ingeniería de Conformidad.

Las mediciones de radiación se realizan en las llamadas salas de absorción, compuestas por una jaula de Faraday revestida con ferritas* a fin de garantizar la homogeneidad requerida para el campo. De este modo se absorben las ondas electromagnéticas en las paredes del interior de este recinto.

Este tipo de comprobaciones de calidad se realizan continuamente durante el desarrollo de productos. Por lo general, se comprueban todos los equipos incluidos en la Directiva sobre CEM.

Empresas o entidades relacionadas

Fronius España, S.L.U.