Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

GE y Carbon Trust acuerdan acelerar el crecimiento de las tecnologías limpias en Europa

24/02/2012

24 de febrero de 2012

GE y The Carbon Trust han anunciado una nueva alianza de ámbito europeo para acelerar el crecimiento de las tecnologías limpias en Europa, en un contexto en el que parecen multiplicarse las señales de que esta región está teniendo dificultades para mantenerse al mismo nivel que otras partes del mundo en este sector estratégico. La fase inicial de esta alianza durará 18 meses y comprende un fondo dotado con 5 millones de dólares para incubar proyectos empresariales centrados en nuevas tecnologías para la reducción de emisiones en el área de las infraestructuras. The Carbon Trust colaborará con GE para identificar y evaluar empresas en sus primeras fases de desarrollo, estimular su crecimiento e invertir en las que tengan más potencial.

Para GE, esta alianza se enmarca dentro de GE ecomagination Challenge, su iniciativa internacional de innovación dotada con 200 millones de dólares y que puso en marcha en colaboración con sociedades de capital riesgo en 2010 con el fin de encontrar y financiar las mejores ideas en el terreno de las tecnologías eficientes. Hasta la fecha, GE y sus socios ya han asignado 134 millones de dólares a proyectos de inversión y comercialización con empresas en fase de arranque de todo el mundo.

Durante los últimos cinco años, Europa ha visto cómo su liderazgo mundial en energías limpias se debilitaba frente a otras regiones del mundo. Según un informe reciente de Bloomberg New Energy Finance, en 2007 el 42% de la inversión mundial en tecnologías limpias tenía lugar en Europa, frente al 25% actual. Durante el mismo periodo, Asia y Oceanía han duplicado prácticamente su peso en la inversión total. En la misma línea, el análisis de la actividad inversora de las firmas de capital riesgo en el cuarto trimestre de 2011 realizado por Cleantech Group reveló que Norteamérica representó casi dos terceras partes de la inversión total de capital riesgo en el sector de las tecnologías limpias en este periodo, mientras que Europa y Asia-Pacífico representaban tan sólo el 19% y el 18%, respectivamente.