La empresa está especializada en el diseño y suministro de calderas de biomasa para centrales térmicas y termoeléctricas

Publirreportaje: GBS confía en Dassault Solidworks para mejorar su productividad

Fuente: Dassault Solidworks08/02/2012

8 de febrero de 2012

foto
GBS, Gestamp Biomass Solutions, S.L. (antes Combustion Biomass Service, S.L.) se funda en el año 2000 por un grupo reducido de profesionales con una amplia experiencia y conocimiento del sector energético, con el objetivo de seguir con esa actividad pero centrándose en el campo de la biomasa. Desde entonces, la empresa ha ido creciendo a un ritmo sostenible durante estos años y, de las 4 personas iniciales, hoy ya son 32.
foto
Miguel Díaz Troyano, director general de GBS.

Por otra parte, en el último año este crecimiento ha sido mayor tras entrar a formar parte del grupo Gestamp Renovables, decisión que abre nuevas oportunidades y sinergias con otras divisiones del grupo Gestamp, tal como explica Miguel Díaz, director general de GBS.

Su experiencia en el ámbito industrial, la mejor baza para el mercado doméstico

GBS está especializada en el diseño y suministro de calderas de biomasa para centrales térmicas y termoeléctricas y también en el diseño y suministro de equipos auxiliares como sistemas de combustión, los silos de alimentación, etc. Sin embargo, Díaz explica que, actualmente “la mayoría de proyectos que hemos realizado han sido para el mercado doméstico. Dentro del mercado nacional estamos dentro de los tres primeros. Nuestra apuesta ha sido desde el primer día por la calidad y queremos ser la empresa que ofrezca el mejor producto a las plantas de biomasa”.

De hecho, para Díaz “lo que más valoran nuestros clientes es la fiabilidad que les podemos ofrecer, la mayor disponibilidad en horas de funcionamiento. A más horas de funcionamiento más kilovatios exporta a la red y más ventas obtiene”. Una disponibilidad en horas de funcionamiento que está íntimamente relacionada con el diseño de la caldera. Las calderas GBS están pensadas para evitar que las cenizas volantes se depositen en los tubos, evitando así que los tubos se obstruyan y provoquen el paro de la caldera y de toda la planta. Todo el tiempo que la caldera está parada supone perdida de dinero para la persona que explota la planta. Además, cabe destacar que los productos de GBS admiten una amplia diversidad en cuanto al tipo de biomasa que se pueda utilizar, “algo que también valoran mucho nuestros clientes”, añade Miguel. Y es que los proyectos se inician con un tipo biomasa, pero a lo largo de la vida útil del producto, el cliente puede cambiar de proveedor, de tipo de biomasa a utilizar, etc. Son pequeños cambios que, si no se tienen en cuenta, acaban afectando al funcionamiento y rendimiento de la planta, más allá de los aspectos termoeléctricos y químicos que afectan al rendimiento de la planta de biomasa.

“Además, con nuestra experiencia previa en plantas termoeléctricas, tenemos en cuenta el día a día de los operarios de la planta y prestamos atención al diseño de equipos auxiliares como, escaleras, pasarelas, sitios dedicados al mantenimiento, etc. Éstos están diseñados para facilitar la vida de los trabajadores y las labores de mantenimiento”, comenta Miguel Díaz.

En definitiva, nuestra ingeniería de diseño gira alrededor de que la planta este el máximo tiempo en funcionamiento al máximo rendimiento.

foto
Ginés Santos Bea, director técnico.

En constante mejora

Lejos de acomodarse en la posición sólidamente lograda, en GBS son conscientes que deben seguir trabajando y buscando nuevas formas para cumplir el requisito principal del cliente, que es que su planta de biomasa este el máximo de tiempo en funcionamiento a pleno rendimiento. En este sentido, Miguel explica que “estamos trabajando en esta línea pero podemos seguir mejorando. Por otro lado, la entrada en el Grupo Gestamp, al ser una multinacional española presente en 25 países, nos abre las puertas a la internacionalización y nos está permitiendo ya, a día de hoy, abarcar y captar proyectos fuera de nuestras fronteras. El aprovechar las sinergias va a ser clave para seguir con un crecimiento sostenido”.

SolidWorks entra en acción

En un momento determinado en GBS se encontraron con algunos problemas de interferencias que se detectaban demasiado tarde. “Necesitábamos minimizar los errores e interferencias que se detectan en campo, ya que por experiencia cualquier error que se detecta una vez empezada la fase de fabricación y ejecución del proyecto suponen unos costes elevadísimos y de tiempo que se pierde en buscar la solución y en rediseñar componentes, recorrido de los tubos etc”. Además, el proceso de diseño no estaba optimizado “ya que primero creábamos los diseño en 2D y luego se pasaban a 3D, lo que hacía que la fase de diseño fuera demasiado lenta. Por otro lado, queríamos evitar el tener que repetir planos, de un plano teníamos que sacar muchas vistas, mientras que con una herramienta como SolidWorks, puedes sacar las vistas y planos que quieras sin esfuerzo y la capacidad de reutilización y el ahorro de tiempo es considerable”.

Asimismo, con la entrada en el Grupo Gestamp se marcó un plan de crecimiento en el que se planteó multiplicar su capacidad de producción, que en este caso viene fijada por su capacidad de ingeniería. “Cuantos más proyectos seamos capaces de diseñar, luego tendremos más capacidad de venderlos”. En definitiva, en GBS buscaron una herramienta de ingeniería que les permitiera mejorar y aumentar la productividad de su proceso de diseño y SolidWorks encajaba con todos estos requisitos.

Esta elección vino tras barajar diferentes opciones de CAD 3D. Finalmente se decantaron por SolidWorks “por ser la herramienta más difundida y que nos facilitaría el trabajo a la hora de intercambiar ficheros con nuestros proveedores”.

Tal como explica Miguel Díaz, “SolidWorks nos ha permitido duplicar nuestras capacidades, nosotros diseñamos el elemento en 3D y lo validamos. Con ese modelo 3D lo podemos enviar a nuestros colaboradores, talleres, caldererías etc. para que ellos mismos puedan sacar sus propios planos de fabricación. De este modo todos trabajamos con la misma información”. En definitiva es un sistema de trabajo muy bueno que permite centrarse en la ingeniería y el diseño “que es donde está nuestro potencial y valor añadido”, añade.

Asimismo, con SolidWorks, GBS está creando también un sistema de estandarización de componentes de los elementos más repetitivos en sus proyectos, de manera que el esfuerzo del diseño se hace una única vez y en los nuevos proyectos simplemente hay que adaptarlo, lo que supone un ahorro de tiempo importante. Ello permite, en definitiva, aprovechar mucho trabajo existente para adaptarlo a los nuevos proyectos, reduciendo a la vez los gastos de no calidad producidos por interferencias detectadas demasiado tarde. “Para nosotros, es preferible invertir un poco más de tiempo en la fase inicial de ingeniería de diseño al principio, para que después en el proceso de montaje vaya todo rodado”, arguye.

Díaz destaca además la curva de aprendizaje de SolidWorks, “que me ha sorprendido muy gratamente, ya que todo el equipo de diseño ha adoptado el sistema con suma facilidad”.

Por otra parte, se muestra muy satisfecho con el servicio prestado por Origen, proveedor de GBS. “Lo que más valoro de Origen es la atención y el servicio que nos ha dado. El cambiar de sistema y de forma de trabajo siempre es un reto, pero la formación que nos han ofrecido ha sido magnifica y ha permitido que todo nuestro equipo de ingeniería de diseño este capacitado para usar la herramienta en menos tiempo del que me imaginaba”.

foto
Imagen de una instalación real.

La cenicienta de las renovables

Analizando un poco más el sector en el que se mueve, Díaz está convencido que “El sector de la biomasa es un sector que esta por explotar, es la cenicienta de las renovables”. De hecho, hasta ahora ha contado con un marco económico que ha evitado la especulación, las primas que se pagan por generar energía con biomasa han sido y son mucho más pequeñas que las que han dado a otras renovables. El sector de la biomasa se tiene que desarrollar y Díaz se muestra sorprendido de que “políticamente no se haya promocionado este sector, dada la cantidad de empleo que genera un megavatio instalado de biomasa en comparación con otras renovables (de 4 a 6 veces más). A esto hay que sumar, los puestos de trabajo y empresas que se pueden crear alrededor de estos proyectos vinculadas a la logística del suministro, el cultivo energético de biomasa, la limpieza de los bosques, etc.”.

En este sentido, y mirando hacia el futuro de la compañía, Díaz se muestra optimista. “El futuro que nos espera creo que es prometedor, la unión con Gestamp nos ofrece la oportunidad de crecer internacionalmente, sin renunciar por supuesto a ofrecer el servicio que siempre hemos dedicado a nuestros clientes nacionales. A día de hoy estamos accediendo a nuevos proyectos, sectores y mercados gracias a esta nueva etapa”. Por otro lado, GBS ha participado en el desarrollo de una nueva tecnología muy novedosa y potente que es la Oxicombustión de carbón. Esta tecnología permite una combustión normal del carbón pero en ausencia de nitrógeno. De esta forma se puede aislar el CO2, enfriarlo y comprimirlo y así evitar la emisión de estos gases tan nocivos para la atmósfera. “En pocas palabras, es posible quemar carbón de una forma limpia y sin emitir contaminantes a la atmósfera. De esta forma se cumple con el compromiso de Kioto y el desarrollo de un país puede crecer sin verse perjudicado por los limites de emisión de Kioto. Además permitiría la explotación limpia de una de las fuentes energéticas más abundantes en nuestro planeta”, concluye, como una solución “puente” más, ante la espera de que la ciencia encuentre y consolide una nueva forma de energía limpia, abundante y potente.

foto