La captura de dióxido de carbono mediante una reacción química reduce la contaminación atmosférica

18/11/2011

18 de noviembre de 2011

Diferentes estudios de prospectiva energética proponen la captura y almacenamiento de dióxido de carbono como una de las grandes soluciones para reducir la contaminación atmosférica. Un grupo de investigadores españoles está experimentando cómo una simple reacción química puede disminuir las emisiones de dióxido de carbono. En el marco dela fería Expoquimia, el profesor Carlos Abanades dió a conocer el pasado martes 15, en el marco de los Cafés Científicos que se celebrarán en Expoquimia, el Salón Internacional de la Química de Fira de Barcelona, los resultados de la experiencia piloto que un equipo de científicos del Instituto del Carbón del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (INCAR-CSIC), bajo su dirección, está llevando a cabo en la central térmica de La Robla (León). El grupo de Carlos Abanades utiliza el óxido de calcio (cal) y lo ponen en contacto con los gases contaminantes, de tal manera que se produce una reacción química llamada carbonatación. Al unirse a la cal, queda atrapado en un material, llamado carbonato cálcico y vierte así a la atmosfera unos humos con menor cantidad de dióxido de carbono. La materia capturada va a parar a un almacén geológico subterráneo controlado.