Posicionamos su web SEO / SEM
‘Ave fénix de las cenizas’: de una ruina industrial a un proyecto piloto de energía solar

AS Solar inaugura su nueva sede central en Hannover, Alemania

Redacción Interempresas27/10/2011

27 de octubre de 2011

La empresa distribuidora alemana de material de energía solar AS Solar ha rehabilitado una fábrica en ruinas, antaño usada por Telefunken en la década de los 60. AS Solar lo ha reformado y convertido en un edificio ‘Plus Energy’, es decir que genera más energía de la que consume.

Como reto para cubrir la demanda energética del edificio, se decidió rehabilitar una nave existente en lugar de construir una nueva, adaptando su estructura a los estándares energéticos más innovadores y por primera vez en un contexto de edificios industriales. Además de las medidas constructivas estructurales, se instalaron gran variedad de equipos de energías renovables.

El resultado es una nave industrial ‘Plus Energy’, única a nivel mundial, con capacidad de oficina, producción y almacenamiento.

foto
Los sistemas de refrigeración y de calefacción son alimentados por fuentes de energía renovables (solar y biomasa). Foto: Tom Baerwald.

Los sistemas de refrigeración y de calefacción son alimentados por fuentes de energía renovables (solar y biomasa). La demanda de calor se cubre con calderas de pellets de madera y 150 metros cuadrados de colectores térmicos, que se han instalado en tres fachadas.

Para la refrigeración en verano, se utiliza una máquina de absorción, con una capacidad de 30 kW. Está impulsada principalmente por el exceso de calor almacenado en el sistema de producción de energía solar térmica, con picos de carga cubiertos por una máquina de compresión.

El exceso de calor de los inversores se aprovecha para la calefacción principal del edificio y el sistema de ventilación, que incluye la recuperación de calor. En el verano, los inversores se enfrían a través del suministro de aire frío desde el exterior.

Con el aislamiento del edificio, se consiguió reducir en más del 90 por ciento la demanda de energía (de 270 kWh/m2/año a 20 kWh/m2/año), y se cumple de esta forma el estándar ‘Passiv house’.

En el tejado se ha instalado un sistema fotovoltaico de 268 kWp, que inyecta su energía íntegramente a la red pública.

Además, próximamente se instalarán un sistema de uso de aguas pluviales y otras instalaciones fotovoltaicas, una de 125 kWp en el almacén de nueva construcción y otra, 100 kWp, en el futuro parking contiguo al edificio, incluyendo una estación de carga para vehículos eléctricos.

foto
El edificio establece nuevos estándares para la rehabilitación industrial y se convierte en un modelo nuevo de economía energética. Foto: Tom Baerwald.

Gracias al proyecto de I+D, se instaló un sistema integrado de control para monitorizar todos los flujos energéticos del edificio y optimizar la eficiencia energética con más medidas futuras.

De esta manera, el edificio establece nuevos estándares para la rehabilitación industrial y se convierte en un modelo nuevo de economía energética.