Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El hotel Dolce La Hulpe Brussels tendrá un parque solar con más de mil paneles

15/09/2011

15 de septiembre de 2011

Dolce Hotels and Resorts, operador privado de exclusivos hoteles y resorts a lo largo de Europa y Norte América, ha anunciado la instalación de un parque productor de energía solar en el hotel Dolce La Hulpe Brussels, situado en Bruselas, para proveer de energía al edificio. La propiedad, ubicada en el centro de Sonian Forest, uno de los bosques de hayas más grandes de Europa, contará con más de 1.000 paneles solares fotovoltaicos, capaces de generar más de 210.000 kWh al año, lo que supone el 7% del consumo total de energía del hotel. Gracias a esta iniciativa, Dolce La Hulpe Brussels reducirá en 3.225 toneladas al año las emisiones de CO2 a la atmosfera.

Con una inversión de 650.000 euros, el proyecto para convertir Dolce La Hulpe Brussels en un productor de energía solar se llevará a cabo este año gracias a un acuerdo con Sunneo SA, especialista en la instalación de placas solares en Valonia. Los paneles se instalarán en los tejados del edificio principal y en el centro de conferencias, de forma que no tendrán ningún impacto visual en el complejo. Asimismo, se colocará una pantalla en la recepción que mostrará a tiempo real la cantidad de energía verde generada por el hotel.

foto

Este nuevo proyecto forma parte del programa de iniciativas medioambientales de Dolce Hotels and Resorts, que incluyen la gestión de residuos, una política de aprovisionamiento realizada con sensibilidad medioambiental (productos locales, orgánicos, naturales y reciclables), el uso de LED en lugar de bombillas convencionales, sensores de movimiento, sistema de purificación del agua, etc. Dolce también ha implementado un sistema centralizado para controlar dispositivos como el sistema de calefacción y aire acondicionado, en consonancia con la temperatura interior y exterior.

Asimismo, Dolce La Hulpe Brussels ha recibido la distinción ecológica Gold Green Star, otorgada por la Asociación Internacional de Centros de Conferencias (IACC), y ha puesto en marcha un programa llamado Dolce’s Global Preserve, que promueve la plantación de árboles como práctica responsable para homenajear a los asociados.