Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La eólica marina muestra un sólido crecimiento en Europa en el primer semestre de 2011

30/07/2011

30 de agosto de 2011

La Asociación Eólica Europea (EWEA) ha publicado las estadísticas de la energía eólica marina para el primer semestre de 2011, constatando un incremento del 4,5% en la capacidad eólica offshore instalada en comparación con el primer semestre de 2010. A 30 de junio de 2011, había 1.247 turbinas eólicas en alta mar totalmente conectadas a la red con una capacidad total de 3.294 MW en 49 parques eólicos repartidos en nueve países europeos.

101 nuevos aerogeneradores offshore, con una capacidad total de 348 MW, se han conectado a la red eléctrica en el Reino Unido, Alemania y Noruega durante los primeros seis meses de 2011. El tamaño medio de los aerogeneradores instalados en el mar es de 3,4 MW —frente a los 2,9 MW de media de los aerogeneradores instalados durante el primer semestre de 2010—.

En Europa, se encuentran en construcción un total de once parques eólicos marinos, que representan un inversión de 8,5 b y una capacidad total de 2.844 MW. El sector está saliendo de la crisis financiera, pero todavía se enfrenta a un posible empeoramiento de la crisis económica general. El número de bancos que ofrecen capital para invertir en parques eólicos offshore está creciendo constantemente, aunque hay una continua necesidad de atraer a un número creciente de grandes inversores institucionales hacia este sector.

Varios parques eólicos en Alemania y Reino Unido cerrarán su financiación antes de concluir el ejercicio 2011 y las instituciones financieras ofrecerán este año una cantidad récord de financiación para el sector, más de 3 b. Se espera cerrar entre tres y cinco transacciones durante el transcurso del año. La financiación de capital, incluida la venta de participaciones en los proyectos existentes para iniciar otros nuevos, se destacan como nuevas fórmulas de financiación entre los promotores y las compañías eléctricas tras la crisis financiera.