Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

ABS fabrica casas de madera con un ahorro energético del 90%

17/01/2011

17 de enero de 2011

American Building System, S.L. (ABS) fabrica casas de madera con un ahorro de casi un 90% respecto a los sistemas convencionales de calefacción y enfriamiento a través de la aplicación de tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

“Los fabricantes de casas de madera somos los mejor posicionados para alcanzar la vivienda pasiva. Nosotros ya ahorramos 9 de cada 10 euros de consumo eléctrico”, señala Santiago Muelas, gerente de la firma.

Para conseguir estos resultados, ABS confía el calor a una bomba de calor apoyada por energía solar mediante un intercambiador múltiple, y el frío a la aerogeotermia, desechando climatizadores de 1.800 vatios para producir frío por un simple extractor de 34 vatios. Así, ABS ha comprobado cómo con la energía termodinámica es posible ahorrar hasta tres veces más que con la energía de una resistencia eléctrica convencional. Además, la energía solar puede ser aprovechada para otras tareas, como calentar el agua sanitaria.

foto
Con la energía termodinámica se ahorra hasta tres veces más.

La compañía viene desarrollando y combinando una serie de sistemas para incrementar el aprovechamiento y, por tanto, el ahorro energético en sus viviendas fabricadas. Por ejemplo, mediante nuevos materiales de cambio de fase, para doblar o triplicar la capacidad de acumulación del agua caliente. O bien acometiendo con la tubería de agua caliente a secatoallas o al lavavajillas (máquina que consume más energía calentando el agua que haciendo mover su propio motor).

“Hemos integrado los secatoallas en tubos de pvc, de manera que el circuito de acumulado de agua caliente se ocupa también de calentarlos. En ese mismo tubo va la acometida de agua caliente. Como los secatoallas están al lado de la ducha, nada más abrir el grifo de la ducha obtenemos a la vez un radiador próximo, sólo por compartir un tubo, ahorrando agua y energía sin necesidad de un circuito de retorno complementario para el agua caliente”, explica Muelas.