Posicionamos su web SEO / SEM

Carbunión considera una “buena señal” el arranque de varias centrales térmicas ante la falta de energía hidráulica

14/10/2009

14 de octubre de 2009

La Asociación Nacional de Empresarios de Minas del Carbón (Carbunión) califica de “buena señal” el arranque de algunas centrales térmicas de carbón nacional en León y Asturias, para paliar la caída de la producción hidráulica. A pesar de ello, y según la entidad, no se finaliza con el problema actual del sector. Así, el presidente de Carbunión, Victorino Alonso, ha acogido, de manera positiva, esta reactivación del consumo del carbón nacional, un sector que produce unos 8.500 puestos de trabajo directos y más de 25.000 indirectos en el país. “Lo sucedido estos días con la generación térmica en Asturias y León es un ejemplo idóneo para demostrar la necesidad de contar con distintos recursos energéticos y no depender exclusivamente de las energías renovables, pues en muchas ocasiones no pueden cubrir la demanda que se requiere, simplemente porque no hay viento o agua”. En opinión de Carbunión, la quema de carbón autóctono en las centrales térmicas de Narcea (Asturias), Compostilla y La Robla (León), deberá tener continuidad para terminar con el stock de carbón nacional acumulado en los últimos meses. “Es necesario volver a encontrar un mecanismo de incentivos al carbón nacional adecuado que vuelva a situarlo en un nivel competitivo”, insiste Victorino. Actualmente, la desventaja del consumo de carbón reside en la emisión de CO2, algo de lo que es consciente Carbunión. Sin embargo, desde la compañía se hace hincapié en los proyectos actuales de captura y almacenamiento de CO2 que evitarían esta situación, y fomentarían el desarrollo de I+D+i en España. Ello supondría una nueva oportunidad de negocio y una fuente de trabajo.