Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El estudio prevé una red inteligente que será la encargada de incluir la conexión a los nuevos productores de energías de origen renovable

Endesa diseña una Isla de la Cartuja 100% renovable en 2025

Redacción Interempresas17/07/2019

Endesa ha entregado a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Sevilla el estudio #eCitySevilla, una iniciativa para convertir la Isla de la Cartuja de Sevilla en un referente de sostenibilidad a nivel internacional y en un modelo de transición energética urbano, "adelantando en 25 años los retos que deberán afrontar las ciudades del futuro", aseguraron fuentes de la energética.

foto

De izquierda a derecha: Rafael Sánchez, director de Relaciones Institucionales de Endesa Andalucía y Extremadura; Juan Espadas, alcalde de Sevilla; Francisco Arteaga, director general Endesa Andalucía y Extremadura; Rogelio Velasco, consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía; Juan Bravo, consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía y Ricardo Antúnez, delegado del Gobierno en Sevilla de la Junta de Andalucía.

En un acto celebrado en la sede de la Cámara de Comercio del edificio Torre Sevilla, el director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, ha presentado el estudio de Endesa #eCitySevilla, un modelo de transición energética urbana, a los consejeros de la Junta de Andalucía de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, y de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, así como al alcalde de la ciudad, Juan Espadas.

Según este estudio, elaborado por Rafael Sánchez, director de Relaciones Institucionales de Endesa en Andalucía y Extremadura, la Isla de la Cartuja podría disfrutar en 2025 de un suministro energético 100% renovable, a través de un parque de generación fotovoltaica y el desarrollo de grandes plantas de almacenamiento. Además, el recinto estaría en disposición de acoger actuaciones paralelas para convertir la totalidad de la Isla de la Cartuja en un modelo energético pionero a nivel mundial. En este horizonte, el estudio prevé que el espacio pueda contar con una edificación eficiente, tras un proceso de rehabilitación energética de los edificios. Además, sería el emplazamiento idóneo para desplegar puntos de recarga para el fomento de la movilidad sostenible eléctrica.

Todos los elementos anteriores crearían un sistema conectado y autónomo, con información compartida, que funcionaría gracias a una red eléctrica inteligente (Smart Grid) totalmente digitalizada, que permitiría una plataforma de datos en abierto para la gestión inteligente del parque.

Las actuaciones propuestas convertirían este espacio en un entorno socialmente responsable y en un referente internacional en el cumplimiento de los objetivos de energía y clima fijados por la Unión Europea, en el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible, en el Plan Estratégico 2030 y en los Objetivos de Desarrollo Urbano Sostenible de las Naciones Unidas.

El ámbito de actuación del proyecto sería la totalidad del Parque Científico y Tecnológico Cartuja y espacios anexos en el entorno de la Isla de la Cartuja. El PCT Cartuja alberga en la actualidad 459 empresas y entidades, que generan un empleo directo a 17.400 trabajadores y por el que diariamente se estima que pasan alrededor de 30.000 personas.

Endesa ha compensado la huella de carbono del desarrollo del acto de presentación del Estudio #eCitySevilla, convirtiéndolo en un evento Carbon Neutral.

foto
El director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, presentó el estudio #eCitySevilla.

Energías renovables, generación distribuida y almacenamiento

En materia de energía, el estudio plantea llevar a cabo el suministro energético mediante fuentes de energía renovable, con más de 30 megavatios de instalaciones de autoconsumo y generación fotovoltaica producidos dentro del propio recinto, que cuenta con casi 2.000 horas de sol al año.

Tras analizar la localización, se podrían desarrollar hasta 30 MWp fotovoltaicos con una producción anual de 59 GWh, suficiente para abastecer el 70% de las necesidades actuales de la isla (85 GWh al año) o la totalidad después de llevar a cabo las actuaciones de eficiencia previstas en edificios y transporte. Dependiendo del tipo de instalación y considerando un valor promedio actual de entre 900 - 1.000€/kW, la instalación de los 30 MW supondría una inversión de entre 27 y 30 millones de euros.

El mapa de la demanda eléctrica actual, centrado en los 12 meses del año y las 24 horas del día, tiene su punto de mayor necesidad de la red en las horas centrales de los meses de verano, lo que coincide plenamente con el seguimiento solar de los meses de verano e invierno. Gracias a ello, se puede aprovechar al máximo el recurso solar para el suministro eléctrico de la Isla, que tiene un perfil muy orientado al mundo empresarial, ya que en el doméstico las puntas suelen aparecer durante la noche.

Las instalaciones de autoconsumo se complementarían con grandes instalaciones fotovoltaicas, en aparcamientos y otros emplazamientos privados. La integración de estos recursos energéticos distribuidos, sería posible por el desarrollo de una red inteligente o smartgrid. Los sistemas de almacenamiento se centrarán en soluciones electroquímicas o centrales de bombeo, sin descartar a futuro, un análisis pormenorizado de necesidades que pudieran ser atendidas con opciones como el hidrógeno, procedente de electrólisis de renovables.

El proyecto contempla además la opción de un contrato de compraventa de energía (Power Purchase Agreement (PPA) con una duración de 10 años y cuya finalidad será la de alcanzar un suministro 100% renovable de toda la energía completando las necesidades diarias de energía de las más de 460 empresas e instituciones del parque.

Este modelo se compatibilizaría con nuevas fórmulas que permitan demostrar como los mercados locales de energía tienen revolucionarias opciones a futuro, como autoconsumo compartido o sistemas “Transactive Energy” sobre plataformas Blockchain. 

En las fases avanzadas del estudio se recomienda incorporar sistemas de almacenamiento de energía para aprovechar todos los excedentes de generación y aportar seguridad y estabilidad al suministro.

200 puntos de recarga para vehículos eléctricos

El estudio hace hincapié también en la necesidad de complementar estas actuaciones con otras de movilidad sostenible, partiendo de la base de que la movilidad del futuro va a ser eléctrica, conectada, compartida y autónoma. El objetivo inicial de la propuesta plantea la renovación de unos 2.000 de los vehículos que diariamente circulan por el PCT Cartuja por eléctricos antes de 2025, a través de un plan de accesos prioritarios a vehículos limpios y la instalación de, al menos, 200 puntos de recarga (1 por cada 10 vehículos eléctricos), con la finalidad de alcanzar un 20% de cuota total de vehículos eléctricos en 2025 y un 37% en 2030.

También en materia de movilidad, la iniciativa plantea un rediseño y mayor peatonalización de la Isla de la Cartuja, priorizando los espacios verdes y carriles para vehículos no emisores, recuperando un 80% del espacio hoy destinado a aparcamiento. Asimismo, el estudio propone las ventajas de la introducción de nuevas formas de transporte público no contaminante, como lanzaderas con conducción autónoma, en el entorno de la Isla.

Redes eléctricas inteligentes

El proyecto e-City requiere como elemento integrador, una red inteligente o Smart Grid, resultado de incorporar un mayor grado de automatización y control a la actual red de distribución mediante la incorporación de equipos de sensorización y tecnologías de la información. Esta red será la encargada de incluir la conexión a los nuevos productores de energías de origen renovable, que por su naturaleza distribuida aparecerá en la media y baja tensión, manteniendo los requerimientos de calidad de servicio y los límites técnicos de funcionamiento de la red.

De esta manera, mediante el uso de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, se comenzaría por digitalizar y sensorizar la red eléctrica, dotándola de telecontrol telemando, lo que posibilitará el acopio de un gran volumen de información, Big Data, logrando un sistema eléctrico mucho más eficiente.

Con esa captura de datos masivos, se podría incorporar inteligencia artificial a la red eléctrica mediante una serie de algoritmos que añaden capacidad de autorreparación de la red, utilizando sistemas avanzados de telecomunicaciones como 5G y Machine Learning.Esta nueva red estaría preparada para gestionar una serie de recursos energéticos distribuidos que hoy en día son incipientes (generación distribuida y renovable). Con ello el rol de las distribuidoras en las ciudades estará orientado hacia los agregadores, los prosumidores y todo el conjunto de nuevos elementos que mantendrán el equilibrio de ese nuevo sistema eléctrico de futuro.

Datos abiertos e infraestructura digital

A la apuesta por la tecnología fotovoltaica, alternativas para un transporte sostenible o rehabilitación en edificios, con mejora de su eficiencia, se suma la digitalización como fuerza disruptiva clave.

El desarrollo digital de la isla deberá centrar sus esfuerzos en el desarrollo de una “plataforma para la gestión de las ciudades”. La propuesta es conformar un modelo que permita la captura de información, su intercambio y posterior análisis con tecnologías avanzadas sobre entorno Fiware y filosofía Open Data.

A corto plazo, las plataformas integrarán servicios como el alumbrado público, aplicaciones para las necesidades diarias de desplazamiento, o la gestión de determinados servicios de información que faciliten la vida al ciudadano. A largo plazo, estos podrán abarcar parcelas como procesos operativos, logística, calidad del aire e incluso los vehículos conectados para gestión de tráfico.

La convergencia del sector TIC con el sector energético desarrollará un modelo “Energy Cloud”, donde la digitalización ofrecerá modelos de relación entre la red inteligente y los edificios, building2grid, la red inteligente y el transporte, vehicle2grid o para la integración de cualquier recurso energético distribuido (DER), almacenamiento, gestión activa de la demanda, etc. Es lo que se conoce por internet de la energía, como base de desarrollo de los futuros sistemas para la ciudad.

El Transactiva Energy, probará las ventajas de Blockchain a la integración de los recursos energéticos distribuidos (DER). Con este desarrollo se podrán probar modelos compartidos, de agregación de demanda, donde la producción renovable excedentaria entre edificios dentro de una misma microgrid, o la posibilidad de recargas itinerantes de vehículos eléctricos.

459 empresas e instituciones

La participación de las 459 empresas e instituciones con sede en el PCT Cartuja son clave en la viabilidad de este estudio, cuyo desarrollo contempla la posibilidad de establecer cuatro grupos de trabajo (energía, transporte, edificación e infraestructuras) que vertebrarían la ejecución del plan, que pretende convertir a este Parque en el primer entorno urbano con energía 100% renovable producida de manera distribuida, en un espacio de digitalización que optimice la utilización de infraestructuras en convergencia con sectores como el transporte, la edificación y los objetos conectados.

Esta experiencia, que sería pionera en Europa, estaría en disposición de ser exportable a otros lugares de la región andaluza como el Parque Tecnológico de Andalucía de Málaga, el Parque Tecnológico de la Salud de Granada y, en general, al conjunto de los espacios tecnológicos de la comunidad.

Esta propuesta podría ofrecer una oportunidad única para Sevilla, anticipando el futuro modelo de ciudad, por un lado, y dando una proyección internacional a su capacidad tecnológica y de talento humano, por otro.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Feira Internacional de Galicia ABANCA: Siledaq, 26 - 28 de marzo 2020EnerTIC: 28 y 29 de abril 2020 Madrid Smart Energy Congress & ExpoMatelec Lighting - IFEMA: 10 - 13 noviembre 2020Genera - IFEMA - Feria de Madrid: 5 - 7 de febrero 2020

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Lola González, directora de Genera 2020

"Genera 2020 marca el inicio de una nueva etapa, prestando particular atención a las oportunidades que abre la progresiva transformación económica y social hacia un escenario bajo en carbono, más eficiente y de menor impacto ambiental"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS