Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
El tipo de radiador y modificar hábitos reducen la factura hasta un 60%

Consejos para ahorrar con calefacción eléctrica

Redacción Interempresas10/01/2019

Llega la primera ola de frío polar del año y la factura eléctrica preocupa en muchos hogares, especialmente aquellos que se calientan con radiadores eléctricos. Sin embargo, es posible ahorrar hasta un 60% en la calefacción eléctrica modificando algunos hábitos como el uso de emisores fluidos, termostatos programables o contratando tarifas nocturnas. El ecommerce de bricolaje y mejora del hogar Tuandco explica las claves para reducir la factura eléctrica en invierno.

Elegir un radiador eficiente bajará en gran medida el consumo eléctrico. Existen dos tipos de radiadores: los emisores secos y los emisores fluidos. Los primeros alcanzan la temperatura de confort rápidamente pero pierden el calor con facilidad, por lo que necesitan ponerse en marcha más a menudo y se recomiendan sólo para uso esporádico. Los emisores fluidos tardan más en alcanzar la temperatura de confort al primer encendido pero una vez alcanzada mantienen el calor durante más tiempo antes de ponerse en marcha de nuevo. Este tipo de radiadores reducen el consumo de forma significativa con respecto a los emisores secos y son la opción recomendada en viviendas con un uso continuado de la calefacción.
foto
Cada grado de más en la calefacción supone un 7% más de consumo energético. Por este motivo, es recomendable no excederse de la temperatura de confort den el hogar, que se sitúa entre los 20 y 21º durante el día y los 17º en los periodos en los que no hay nadie en la vivienda o en horario nocturno. Conviene mantener estas temperaturas constantes ya que las grandes variaciones de temperatura incrementan el cambio de forma considerable.

Mecanismos como los termostatos programables a la temperatura óptima consiguen ahorrar entre un 8 y un 13% de la energía. Con ellos es posible adaptar la temperatura de la calefacción a los horarios de ocupación de la vivienda. De ese forma, evitaremos encender los radiadores a su máxima potencia al llegar a casa con el gasto energético que conlleva esta práctica. Los termostatos programables con WIFI permiten controlar los radiadores en remoto y adaptan el gasto al día a día de la vivienda.

Un racionalizador de potencia evitará tener que contratar más potencia eléctrica. Estos dispositivos controlan el gasto de los aparatos eléctricos para que no sobrepase el límite de la potencia máxima contratada, de modo que cuando el consumo está a punto de alcanzar el tope ordenan el encendido y apagado de los emisores para no sobrepasarlo.

Contratar una tarifa nocturna ahorra hasta un 60% sobre el precio del kilowatio con respecto a la tarifa normal. Esta tarifa, también conocida como de discriminación horaria, premia el uso de la electricidad durante unas horas al día que suele ser de las 10 de la noche a las 12 del mediodía. Adaptar el uso de los aparatos eléctricos a estas horas reducirá la factura. El consumo eléctrico fuera de estas horas tiene un sobrecargo de un 20%, de modo que es preferible.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Intersolar 15 - 17  de mayo de 2019ClimatizaciónIENER'19Power Drive Mayo 15 - 17 mayoEnerTICees 15 - 17 mayo

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS