Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El sector renovable levanta el vuelo con más empleo y nuevo récord en exportaciones

Concha Raso05/10/2018

La Asociación de Empresas de Energías Renovables (Appa), ha presentado en Madrid la décima edición del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España, que analiza los costes y beneficios que estas tecnologías aportaron a la economía española en 2017, un año marcado por la adjudicación de nueva potencia renovable fruto de las últimas subastas, la caída de la generación hidráulica provocada por la fuerte sequía que azotó al país y el repunte de las emisiones de gases de efecto de invernadero tras varios años de cierta estabilidad.

foto
El presidente de Appa, José Miguel Villarig, y director general de la asociación, José María González Moya, durante la presentación del Informe.

Los años de parálisis que han sufrido las renovables en los últimos tiempos parece que tiene los días contados. La instalación de 8.500 nuevos megavatios hasta 2020, procedentes de las subastas celebradas en 2016 y 2017, ha reactivado de nuevo el sector, lo que se ha traducido en una mayor contribución del propio sector renovable al Producto Interior Bruto (PIB) nacional en 2017 que, en su conjunto, ascendió a 9.304 millones de euros, es decir, un 9,32% más respecto al año anterior, hasta alcanzar el 0,8% de la economía nacional, según el informe macroeconómico de Appa.

Otro de los datos que refleja los síntomas de mejoría del sector —y que también recoge el informe—, es el aumento en el número de empleos que, en términos globales, ha supuesto un incremento del 5,5%, pasando de los 74.566 puestos de trabajo (entre directos e indirectos) de 2016 a los 78.667 con los que ha finalizado 2017. A pesar de esta subida, el informe deja patente que esta cifra aún queda muy lejos de los más de 127.500 empleos que generó el sector en el año 2011.

foto
Por su parte, la balanza comercial del sector renovable ha vuelto a registrar un saldo positivo cifrado en 3.117 millones de euros en 2017, gracias al importante aumento de las exportaciones de bienes y servicios, que alcanzaron la cifra récord de 4.564 millones, y al aumento de las importaciones hasta los 1.447 millones. Las renovables también aportaron un saldo positivo para las arcas del Estado de 1.089 millones de euros en 2017.

Por otro lado, gracias al impacto en la generación eléctrica, energía térmica y biocarburantes, el sector renovable evitó la importación de más de 20 millones de toneladas equivalentes de petróleo (tep) de combustibles fósiles, lo que generó un ahorro económico equivalente de casi 7.000 millones de euros. Asimismo, también evitó que se emitieran a la atmósfera cerca de 57 millones de toneladas de CO2, lo que permitió ahorrar pagos en concepto de derechos de emisión por valor de 332 millones de euros.

foto

Penetración de las renovables en España

Las renovables fueron, un año más, la tercera fuente de energía primaria, por detrás del petróleo y del gas natural, aunque su participación en el consumo total de energía primaria en 2017 disminuyó 1,7 puntos porcentuales, situándose en el 12,2% del total. En cuanto a la energía final consumida en España, las renovables representaron el 13,9% del total, un porcentaje inferior al 15% de 2016. Esta disminución ha estado provocada por una menor aportación renovable eléctrica como consecuencia de la baja producción hidráulica a causa de la sequía que se registró durante este periodo, generando con ello una reducción global de la producción renovable de un 5,4%, así como al estancamiento del sector

Según datos provisionales, las renovables supusieron en el consumo de energía final bruta en España un 16,7%, que se ha traducido en una reducción de la cuota respecto a 2016, cuando se alcanzó un 17,3%. Esta evolución, según argumentó el director general de Appa, José María González Moya, durante la presentación de informe, “nos aleja de los objetivos del 20% que tenemos que alcanzar en 2020”.

Aunque la generación renovable contribuye a reducir la altísima dependencia energética de los combustibles fósiles, esta dependencia alcanzó en España el 76,1% en 2017, lo que ha supuesto un aumento de casi un 4% respecto al año anterior, debido al incremento de todos los tipos de importaciones fósiles. Este dato refleja que la dependencia de nuestro país está más de 20 puntos porcentuales por encima de la media de la Unión Europea, que se encuentra en valores cercanos al 53%.

Respecto a la potencia instalada, la capacidad total de las renovables (sin tener en cuenta la gran hidráulica) en España en 2017 se situó en 33.186 MW, lo que supone un incremento de tan solo 79 MW durante este último año. Por tecnologías, la eólica superó los 23.000 MW instalados, siendo la primera tecnología en cuanto a potencia instalada con una cuota del 70,2%, seguida de la solar fotovoltaica con casi 4.700 MW (14,2%), la solar termoeléctrica con 2.299 MW (7%), la minihidráulica con 2.082 MW (6,3%) y la biomasa con 1.033 MW (3,1%).

El “cáncer” del déficit de tarifa

El presidente de APPA, José Miguel Villarig, que intervino previamente a la presentación del informe, señaló que aunque en estos años “se ha producido una mejora tecnológica y un abaratamiento de costes, también hay cosas que, dentro del sector, no se han hecho bien”. La principal, explicó Villarig, “ha sido el déficit de tarifa acumulado, que llegó a superar los 30.000 millones de euros” y que, en opinión del presidente de Appa, “ha sido el cáncer que ha marcado el desarrollo del sector en estos años, lo que ha provocado inseguridad jurídica”.

Respecto a los objetivos marcados por Europa, Villarig consideró que “son ambiciosos, aunque creemos que deberían ser vinculantes”. Para poder avanzar en su consecución, el presidente de la asociación citó cuatro pilares básicos: “una adecuada planificación energética, aprovechar los recursos renovables que tenemos en España y el hecho de que algunas tecnologías ya son competitivas a precios de mercado, y que lo legislado permanezca en el tiempo”. Si nos apoyamos en estos pilares, afirmó Villarig, “podremos industrializar el sector”. En este sentido, afirmó, “no queremos ser un subapartado de las políticas de cambio climático, queremos que la competitividad de las renovables sea tenida en cuenta”.

El presidente de la asociación renovable quiso dejar patente que una de las principales preocupaciones del sector es “cómo se va a llevar a cabo la revisión de la retribución de estas tecnologías a partir del 1 de enero de 2020”. En este sentido, se mostró “esperanzado”, ya que los principales partidos que apoyaron al Gobierno anterior, hicieron una enmienda en la que se comprometieron a que no habría una revisión a la baja de la retribución y “entendemos que lo mantendrán”.

Villaring finalizó su intervención animando al Gobierno a que tenga en cuenta las observaciones de Appa sobre las próximas subastas de renovables, para que se subaste “precio y no potencia” y a que se “vayan haciendo las modificaciones pertinentes para eliminar las barreras que están frenando el desarrollo del autoconsumo en nuestro país”.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación de Productores de Energías Renovables

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

EnerTIC: 28 y 29 de abril 2020 Madrid Smart Energy Congress & ExpoMatelec Lighting - IFEMA: 10 - 13 noviembre 2020Genera - IFEMA - Feria de Madrid: 5 - 7 de febrero 2020Feira Internacional de Galicia ABANCA: Siledaq, 26 - 28 de marzo 2020

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Lola González, directora de Genera 2020

"Genera 2020 marca el inicio de una nueva etapa, prestando particular atención a las oportunidades que abre la progresiva transformación económica y social hacia un escenario bajo en carbono, más eficiente y de menor impacto ambiental"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS