Iberdrola, incluida de nuevo en el índice Dow Jones de Sostenibilidad

11/09/2014

11 de septiembre de 2014

Iberdrola ha sido designada para formar parte, un año más, del prestigioso índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI) 2014, que se ha convertido en el principal referente mundial para medir la aportación de las empresas al desarrollo sostenible. La compañía, que ha conseguido una puntuación global de 86 puntos, continúa fortaleciendo su posición de liderazgo en su sector en esta nueva revisión anual del ranking, hecha pública hoy, gracias a una acertada estrategia que considera la sostenibilidad como uno de los pilares de su actividad.

Así, el DJSI ha reconocido a Iberdrola por sus políticas enfocadas, entre otros objetivos, a la gestión con sus clientes, el desarrollo del capital humano, la lucha contra el cambio climático, el cuidado de la biodiversidad, la implicación con los grupos de interés o el fomento de la innovación y la ecoeficiencia. Además, la Empresa ha conseguido estar de nuevo entre las ocho eléctricas más sostenibles del mundo por su enfoque estratégico, basado en el crecimiento internacional y el desarrollo de las energías renovables, un sector que encabeza hoy en día, con más de 14.100 megavatios de capacidad instalada.

Cabe destacar que Iberdrola es la única compañía eléctrica europea que ha sido incluida en las 15 ediciones del DJSI, lo que ratifica su firme compromiso con la sostenibilidad y reconoce su acertada estrategia, que sabe dar respuesta a los principales retos económicos, ambientales y sociales de la política energética nacional e internacional.

foto
Parque eólico de Peñascal, EEUU.

El Consejo de Administración de Iberdrola aprobó, en diciembre del pasado año, su propia Política de Sostenibilidad, lo que ratifica y refuerza el compromiso con el desarrollo sostenible en todas sus actuaciones. De esta manera, la Compañía integra en el conjunto de sus actividades en el sector energético las vertientes económica, social y ambiental de la sostenibilidad.

El sector energético está actualmente en proceso de cambio y el Grupo Iberdrola persigue liderar esta transformación, marco en el cual quiere ofrecer productos energéticos cada vez más competitivos, con el menor impacto ambiental posible y que puedan asegurar a sus clientes un suministro fiable. Así, la empresa continúa con su firme apuesta por la utilización de las tecnologías de generación de energía más respetuosas con el entorno, con el objetivo de seguir siendo una de las compañías con menores emisiones de CO2 del sector eléctrico.

En este sentido, Iberdrola ha reducido un 8% sus emisiones de CO2 en el mundo durante el primer semestre, al pasar de los 212 gramos por kilovatio hora (kWh) de 2013 a los 194 gramos por kWh de este año. En España, el Grupo ha registrado 30 gramos de CO2 por kWh entre enero y junio, frente a los 40 gramos alcanzados durante los mismos meses del ejercicio anterior, lo que supone una reducción del 25%.

Además, Iberdrola ha cerrado el primer semestre de 2014 con el 61% de toda su producción y capacidad instalada libre de emisiones de CO2, cifras que en España han ascendido al 94% y 72%, respectivamente.