Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Iberdrola comienza la ampliación hasta 606 MW del complejo eólico de Peñascal

29/07/2014

18 de agosto de 2014

Iberdrola ha iniciado la instalación de las turbinas en el parque eólico de Baffin, ubicado en el estado de Texas, que dispondrá de una potencia de 202 megavatios (MW) y se prevé pueda entrar en funcionamiento a finales de este mismo año. La construcción de esta infraestructura renovable se va a realizar mediante la instalación de 101 aerogeneradores Gamesa del modelo G97 y con 2 MW de potencia unitaria. Gamesa es la principal empresa suministradora de Iberdrola en el negocio eólico.

Baffin, en el que se destinará una inversión de unos 400 millones de dólares, será el tercero de los parques eólicos que forman el complejo de Peñascal, tras la puesta en marcha en 2009 de Peñascal I y Peñascal II en 2010, cada uno de ellos con 202 MW de potencia instalada. Este nuevo parque permitirá elevar la potencia del complejo eólico de Peñascal hasta los 606 MW, lo que le convertirá en la instalación renovable más grande de Iberdrola en todo el mundo y en una referencia del sector eólico en Estados Unidos.

foto
Complejo eólico de Peñascal.

El complejo Peñascal está ubicado en el Condado de Kennedy, en el Sureste del Estado de Texas, en una de las zonas con mejor recurso eólico de Estados Unidos, y en un punto estratégico entre la frontera de México y la ciudad de Corpus Cristi.

El complejo se encuentra situado en una zona rural, en la que desde el inicio de las obras en 2009, hasta la futura puesta en marcha de esta ampliación a finales de 2014, se habrán empleado a unas 400 personas y en la que se ha formado un equipo de operación y mantenimiento de más de 30 personas, lo que supone un impulso socioeconómico sin precedentes para la economía local. La potencia de esta instalación y sus beneficios medioambientales van a ser muy reseñables, ya que cuando se ponga en marcha Baffin, el complejo de Peñascal podrá dar suministro de energía renovable a unas 210.000 familias estadounidenses y evitará la emisión de de unas 850.000 toneladas anuales de CO2.

Con esta operación, Iberdrola reafirma su apuesta por Estados Unidos, país en donde es el segundo operador eólico y en donde ha liderado el desarrollo de esta energía en los últimos años. Con instalaciones en funcionamiento en 19 estados, Iberdrola cuenta en este país con una capacidad instalada de 5.443 MW en energía eólica, 5.645 cuando finalice la puesta en marcha de Baffin, lo que supone una de las mayores apuestas internacionales en el sector de las renovables de una empresa española hasta la fecha.