Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Iberdrola comienza a aplicar la supercomputación en el proceso de diseño de sus parques eólicos

11/04/2014

11 de abril de 2014

Iberdrola ha empezado a diseñar sus instalaciones eólicas con condiciones orográficas complejas, tanto terrestres como marinas (offshore), a través de un innovador sistema de supercomputación desarrollado junto al Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS).

Este sistema ha sido ideado en el marco del proyecto Sedar (Simulación Eólica de Alta Resolución), una iniciativa de I+D+i que ha propiciado la creación de un modelo informático que mejora sustancialmente la estimación de la producción de energía eléctrica de los parques eólicos, incluso a lo largo de toda su vida útil.

La gran ventaja de Sedar, que se ha desarrollado durante dos años y cuyos buenos resultados ya están siendo palpables en la actividad de Iberdrola, es la reducción de la incertidumbre, y por lo tanto del riesgo de la inversión, a la hora de afrontar el diseño de los proyectos eólicos complejos.

De hecho, Iberdrola ya ha aplicado este sistema por primera vez en el diseño de un parque eólico, el de Pier II, en México, de 66 megavatios (MW) de capacidad. Esta instalación se va a construir a una altitud de unos 2.500 metros, en un terreno que presenta, además, una orografía compleja, en el que los resultados obtenidos con los vigentes modelos comerciales de predicción presentaban grandes incertidumbre.

foto

Proyecto Sedar en el parque eólico de Pier II.

Así, gracias al diseño por supercomputación, para el que Iberdrola y el Barcelona Supercomputing Center están utilizando el superordenador más importante de España y uno de los más potentes del mundo, el MareNostrum, se va a conseguir disponer de las ubicaciones más idóneas para instalar los aerogeneradores.

Con el proyecto de I+D Sedar, Iberdrola se consolida como la empresa de referencia en el desarrollo de proyectos de investigación en el ámbito de las energías renovables. La Compañía ha invertido más de 25.000 millones de euros y cuenta, al cierre de 2013, con más de 14.200 MW instalados en todo el mundo, siendo un operador de referencia en países como España, Reino Unido o Estados Unidos.