Sabic proporciona sus paneles Lexan Bipv a los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Chalmers

11/10/2013

11 de octubre de 2013

Sabic ha apoyado al 'Equipo Suecia', un equipo de estudiantes de postgrado de la Universidad Tecnológica de Chalmers, en el Solar Decathlon de China 2013, poniendo a su disposición sus paneles Lexantm Bipv (panel fotovoltaico de integración arquitectónica) ligeros, flexibles y prácticamente irrompibles, para ayudar a los estudiantes a construir una estructura atractiva y merecedora del premio que funcione completamente mediante energía solar. Se espera que los materiales ecológicos de construcción representen para la industria aproximadamente 120.000 millones de dólares en 2030 y el Solar Decathlon de China 2013, un concurso complementario del Solar Decathlon anual del Departamento de Energía de EE UU tiene como objetivo fomentar la innovación en este sector de rápido crecimiento, desafiando a los estudiantes de posgrado a que diseñen, construyan y pongan en marcha casas con energía solar que resulten rentables, eficientes y atractivas.

Sabic proporcionó al 'Equipo Suecia' sus paneles Bipv, los primeros paneles de policarbonato con material fotovoltaico integrado, para que diesen forma a su proyecto de nombre 'Halo'. La colaboración dejó patente el compromiso de Sabic en el apoyo a las oportunidades educativas que permitan a los estudiantes imaginar y crear diseños más sostenibles, al tiempo que impulsan las tecnologías de materiales mejoradas para la industria de la construcción.

foto
Panel Lexan Bipv de Sabic utilizado para construir el proyecto 'Halo', la contribución del 'Equipo Suecia' al Solar Decathlon de China 2013.

Los paneles Lexan Bipv permitieron construir al 'Equipo Suecia' una estructura energéticamente eficiente que ahorra en costes al poder ensamblarse y personalizarse de manera sencilla y rápida. Los estudiantes usaron los paneles para la construcción de las fachadas y tejados de su edificio y la flexibilidad del material les permitió ver realizada su idea de cubierta en forma de inmenso dosel rodeando un espacio común único, que fomentase la interacción y la comunicación. El exclusivo diseño y las características sostenibles de la estructura cumplieron los requisitos del concurso y permitieron que el 'Equipo Suecia' de la Universidad Chalmers conquistase el tercer puesto en la general, después de la Universidad de Wollongong (primer puesto) y la Universidad Tecnológica del Sur de China (segundo puesto).