Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Monolitic, S.A. Soluciones tecnológicas de alto impacto para tu negocio - Inductancias (inductores)

Transformadores planares en vehículos eléctricos: ofrecen beneficios significativos en aplicaciones de recarga

Foto de Transformadores planares en vehículos eléctricos
El futuro de la automoción es eléctrico, autónomo y conectado, pero antes necesita superar los retos que plantean sus baterías.

Para mejorar su autonomía los fabricantes están trabajando en el desarrollo de baterías más eficientes o, incluso, a ofrecer la posibilidad de que éstas sean intercambiables.

Para este tipo de desarrollos los componentes magnéticos planares tienen un papel fundamental ya que son más eficientes, pequeños, ligeros y con una mejor respuesta a la temperatura que los convencionales.

El diseño de los transformadores planares se basa en la superposición de placas de circuito impresas con pistas de cobre y en la colocación de un núcleo central de ferrita que mejora la inducción magnética. Su estructura permite obtener un área conductora similar a la que se encuentra en el arrollamiento de inductores o transformadores convencionales.

Gracias al método planar en la elaboración de dispositivos magnéticos, se consigue disminuir tanto su tamaño como su peso en un 60%. Por ese motivo, son idóneos para aplicaciones de recarga, además de ofrecer beneficios significativos en aplicaciones de recarga:

- Eficiencia. Los transformadores e inductores convencionales ofrecen, de media, una eficiencia total del 90% al transformar la señal de entrada y el resultado obtenido en su salida. En cambio, con la tecnología planar se obtiene un 99% de eficiencia.

- Tamaño. Su característica forma plana los convierte en elementos ideales para integrar en una placa de circuito impreso conjuntamente con la electrónica asociada, algo impensable con la tecnología tradicional.

- Temperatura. Un transformador planar puede trabajar con un rango de temperaturas de -55 ºC a 150 ºC y está totalmente pensado para anclar un sistema de disipación que otorga una impedancia térmica de 0,5 º/W, a diferencia de uno convencional donde la temperatura máxima de trabajo está predefinida.

- Relación Peso-Potencia. Un transformador planar dispone de una relación de 10 g por cada 100 W de potencia, algo impensable para uno convencional, y permite trabajar en un rango desde 5 W hasta 20 KW en un único dispositivo.