Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Rohm Semiconductor - Fuentes de alimentación para electrónica; convertidores CC/CC

Nano Cap

Tecnología de fuente de alimentación: resuelve los problemas de capacitancia en los circuitos de fuente de alimentación

Foto de Tecnología de fuente de alimentación
Rohm anuncia el desarrollo de la tecnología de fuente de alimentación Nano Cap que asegura un control estable de los circuitos de fuente de alimentación en los sectores de la automoción y la industria, incluso con capacitancias ultrapequeñas en la magnitud de nF (Nano: 10-9).

La concienciación sobre un consumo de energía sostenible ha llevado a una mayor electrificación en una amplia variedad de aplicaciones. Especialmente en el campo de la automoción, el número de componentes eléctricos sigue aumentando debido a las innovaciones tecnológicas impulsadas por los avances en los vehículos eléctricos y la conducción autónoma. Cada una de estas aplicaciones eléctricas requiere diversas fuentes de tensión, todas ellas estabilizadas mediante condensadores. Esto da lugar a una mayor demanda de componentes externos, aumentando el tamaño de las placas de circuito impreso y añadiendo costes a la lista de materiales.

Siguiendo el desarrollo de la tecnología de control por impulsos de muy alta velocidad Nano Pulse Control y la tecnología de corriente ultrabaja Nano Energy, Rohm ha añadido una tercera tecnología de fuente de alimentación Nano, Nano Cap, que reduce el número de condensadores externos necesarios para los reguladores lineales.

En un circuito, comúnmente compuesto de un regulador lineal y un MCU, se requiere normalmente un condensador de 1 µF a la salida del regulador lineal mientras que a la entrada del MCU se requieren 100 nF. Sin embargo, el aprovechamiento del regulador lineal de Rohm que utiliza la tecnología Nano Cap —desarrollada combinando la experiencia analógica que cubre el diseño del circuito, la disposición y los procesos— elimina la necesidad del condensador en la salida del regulador y asegura un funcionamiento estable con sólo el condensador de entrada de 100 nF. Al disminuir tanto el número de condensadores como la capacitancia necesaria para los circuitos de fuente de alimentación en el campo de la automoción y otros sectores, Rohm puede contribuir a minimizar el esfuerzo de diseño de los circuitos.