Posicionamos su web SEO / SEM

Phoenix Contact, S.A.U. - Sistemas y fuentes de alimentación de corriente continua (CC); rectificadores

Phoenix Uno Power

Fuentes de alimentación: con funciones básicas

Foto de Fuentes de alimentación
Con sus 15 módulos actuales, las fuentes de alimentación Uno Power ofrecen ahora tensiones de salida de 5 a 48 V CC. Gracias a su elevada densidad de potencia, son especialmente adecuadas para cajas de distribución compactas, en las que pueden suministrar con fiabilidad cargas de hasta 100 vatios. Uno Power reduce considerablemente el consumo de energía respecto a los productos convencionales. Esto se consigue gracias a unas pérdidas en el funcionamiento sin carga menores de 0,3 vatios y un rendimiento superior al 90%. Tres carcasas de dimensiones 22,5 / 35 / 55 x 90 x 84 mm (longitud x altura x anchura) ocupan mucho menos espacio en el armario de distribución gracias a una densidad de potencia de 240 W/dm³. Las fuentes de alimentación, con tensiones de salida 5, 12, 15, 24 y 48 V CC, están disponibles con clases de potencia 25, 30, 40, 55, 60, 90 y 100 W. Su carácter puntero radica sobre todo en su eficiencia energética. Sus reducidas pérdidas sin carga (menores de 0,3 W) y su rendimiento optimizado permiten ahorrar mucha energía en comparación con los productos que se pueden adquirir actualmente. Con rendimientos superiores al 90% a carga nominal, solo una pequeña cantidad de energía eléctrica se transforma en energía térmica no deseada. Las homologaciones UL y su amplio rango de tensiones de entrada permiten utilizarlas en todo el mundo. Las fuentes Uno Power admiten tensiones de entrada de 85 a 264 V CA y, por tanto, trabajan de forma fiable en caso de inestabilidades en la red de alimentación. Para tensiones de entrada mayores (264 a 575 V CA) puede utilizarse el aparato 2 CA, de 24 V y 90 W. Para aplicaciones que requieran una certificación según UL 1310/508 Listed Class 2 pueden utilizarse dos módulos con 90 W de potencia de salida. Tiempos de compensación de hasta 140 ms en el caso de interrupción de la alimentación a plena carga y un MTBF (Mean Time Between Failure) mayor de 500.000 h aseguran una elevada seguridad de funcionamiento. El gran rango de temperaturas de funcionamiento (entre -25 y +70 °C) permite su uso en exteriores.