Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Brady ofrece la etiqueta RFID de alta resistencia más ligera del mercado

Eurofach Electrónica21/09/2015

Brady Corporation, una empresa experta en soluciones de identificación global, ha lanzado una innovadora etiqueta RFID de peso ultraligero (< 2 g). La etiqueta autoadhesiva, que se puede imprimir y programar in situ, es extremadamente duradera y resistente a las abrasiones, las temperaturas extremas o a la exposición a los productos químicos y de aeronáutica a la que se somete durante la producción, el vuelo y el mantenimiento.


Ventajas del etiquetado de componentes con RFID

El marcado inteligente de piezas con RFID es la respuesta a su creciente necesidad de una identificación eficaz y sin errores de los componentes en las cadenas de suministro a nivel mundial, que resultan cada vez más complejas. Al identificar todos sus componentes con una etiqueta RFID, hace posible la introducción automatizada de los datos, la producción en tiempo real y la visibilidad del inventario, así como la completa visibilidad de la cadena de suministro y la agilización de los procesos empresariales para los fabricantes de la industria aeroespacial.

Para los operadores aéreos, posibilita la supervisión automatizada del ciclo de vida de los componentes, el aumento de la seguridad y la eficacia en el mantenimiento.

Peso ultraligero
Brady ha creado una etiqueta de identificación extremadamente duradera con un chip RFID integrado que pesa menos de 2 g. La etiqueta RFID funciona igual de bien en superficies de metal o compuestos mixtos, ya sean planas o curvas, y resiste a condiciones ambientales extremas sin que sea necesario el uso de un sobrelaminado. El adhesivo sensible a la presión permite una fijación sencilla a diversos componentes.

Impresión y programación in situ
La solución de impresión y programación RFID in situ de Brady permite a los usuarios programar de forma simultánea el chip RFID e imprimir la información en la etiqueta a 600 ppp. El intuitivo software que acompaña a la impresora ofrece funciones de introducción de datos tanto manuales como completamente automatizadas, así como un proceso de validación integrado para la mayor precisión al marcar las piezas.

Asimismo, el software cumple estrictamente la norma ATA Spec 2000 de la industria aeroespacial. La configuración in situ permite a los fabricantes aeroespaciales imprimir y programar la etiqueta RFID de Brady en menos de 15 segundos, y ofrece un registro completo de la fecha de creación del componente.

Dicho registro viaja con el componente, lo que hace que los documentos físicos de registro de fecha de creación de los componentes queden obsoletos.

Automatización integral
Brady ofrece etiquetas RFID preimpresas y programadas en función de las especificaciones del fabricante, o proporciona una configuración de impresión y programación in situ para la creación de las etiquetas RFID en
el mismo emplazamiento y según demanda. Dando un paso más, las líneas de producción se pueden equipar con escáneres vinculados a sistemas ERP que pueden leer y agregar información al chip RFID para permitir una visibilidad completa y automatizada de los componentes durante todo el proceso de la línea de montaje.

Los datos estratégicos, que se generan automáticamente mediante una configuración automatizada de RFID, permiten obtener posibles mejoras del proceso y ofrecen una mayor amplitud de los datos de previsión de producción de componentes, una reducción de las existencias de productos de seguridad y un aumento de la satisfacción del cliente.