Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Nodos inalámbricos para monitorización y control en áreas peligrosas

Eurofach Electrónica23/09/2010

Banner Engineering ha presentado una serie de nodos de comunicación inalámbricos, intrínsecamente seguros, certificados para uso en todo el mundo en atmósferas de gas o polvo. Los nodos pueden conectarse con muchos sensores y otros dispositivos de monitorización y control, y están disponibles con una amplia variedad de opciones de E/S. Los nodos DX99 FlexPower amplían la capacidad de las soluciones inalámbricas SureCross de Banner a aplicaciones peligrosas en numerosas inddustrias, entre ellas, las del carbón mineral, minería,petróleo y gas natural, manejo de granos, generacicón eléctrica, cemento, metalurgia, fibra, polvo y plásticos.

Los nodos recogen datos y/o transmiten comandos de control entre sensores y otros dispositivos y una Gateway central. Pueden conectarse hasta 56 nodos a una Gateway. La Gateway asigna entradas de los nodos remotos y hace interfaz con un PLC o HMI por medio de modbus RS-485 o Ethernet/IP. Gateways están disponibles en configuraciones para atmósferas no peligrosas y en cajas a prueba de explosiones. Estos nodos están configurados con baterías internas y tienen cajas metálicas. Están certificados para atmósferas de polvos y gases explosivos para uso en clase I, división 1, grupos A, B, C, D; clase II, división 1, grupos E, F, G; clase III, división 1; categoría 1 G, grupo IIC, zona 0; y polvo, categoría 1D, grupo II, zona 20.

Los nodos DX99 están diseñados para aplicaciones donde el tendido de cables no resulta práctico o es muy oneroso y los dispositivos que éstos monitorizan son alimentados con baterías. Esta capacidad puede eliminar la necesidad de tender tanto cableado eléctrico como cableado de control, lo cual proporciona una significativa reducción en los costes y facilidad de instalación en situaciones que abarcan áreas amplias. Los nodos están clasificados según QP67 y proporciona una configuración simple mediante switches DIP. La vida útil de las baterías puede alargarse hasta 5 años o, en el caso de las entradas analógicas o digitales, dependerá de los tipos de sensores y de la velocidad de muestreo.